El Gobierno captó otros US$ 2150 millones del mercado local, pero se le complica renovar la deuda en Letes

Solo renovó 43% de lo que le vencía en LETE; el plan contempla la refinanciación total
Solo renovó 43% de lo que le vencía en LETE; el plan contempla la refinanciación total Fuente: Archivo
Javier Blanco
(0)
12 de julio de 2018  

El Gobierno captó ayer otros US$2142 millones con nuevas emisiones de deuda en la plaza local, suma que usará para cubrir y casi cerrar sus necesidades del año y concretar el pago de otros bonos que le vencen. Fue en una subasta que mostró que mantiene abierta esa vía de financiamiento, que resultará vital para cumplir sus planes de 2019, pero que confirmó a la vez que el país está obligado a innovar o asumir mayores costos para convencer a los inversores.

La conclusión surge de observar la buena aceptación que volvió a tener la oferta de un bono dual (que se puede suscribir y cobrar en pesos o dólares), aunque debió colocarlo al 32,1% anual, tasa que resultó 3 puntos superior a la que esperaba el mercado, y los problemas que volvió a encontrar para refinanciar la deuda en dólares de corto plazo emitida en Letras del Tesoro (LETE), dado que solo pudo renovarla en un 43% pese a que revalidó a un año la tasa del 5,5% anual pactada la semana pasada, la más alta desde que inició la emisión de estos instrumentos, hace dos años.

Según estimaciones de mercado al Gobierno le restarían obtener unos US$500 millones más para cubrir sus necesidades, a lo que se le suman US$ 10.000 millones emitidos en Letes que buscará renovar

En el Ministerio de Hacienda preferían valorar anoche que con las nuevas emisiones "virtualmente quedan cubiertas las necesidades de financiamiento para todo el año cuando quedan cinco meses y medio para cerrarlo", un dato que también destacaron los analistas: "Se alzaron con US$900 millones netos en un contexto de mercados dificultoso; es lo mejor que dejó la subasta", juzgó Santiago López Alfaro, de Delphos Investment.

Según estimaciones de mercado, con este ingreso al Gobierno solo le restaría obtener otros US$500 millones para cerrar sus números en el presente ejercicio.

Del lado de las inquietudes hay que anotar que el costo del financiamiento se ha encarecido y que se confirman las mayores dificultades para renovar la deuda emitida en LETE, un dato que se sigue muy de cerca en el mercado, dado que el acuerdo con el FMI parte de suponer una renovación total de ese pasivo. "Esto lleva a suponer que lo que no se obtenga por esa vía deberá conseguirse por otra o con otro instrumento", apunta López Alfaro.

Seguro de cambio

La estrategia oficial para mantener abierto el acceso al mercado local en medio de la tormenta que desató la corrida fue ofrecer un bono dual que, en los hechos, supone un virtual seguro de cambio. Ese bono (emitido a 1 año) atrajo US$2000 millones a mediados de junio y volvió a acercar US$1638 millones ayer (tuvo ofertas de compra por US$2144 millones) a un costo similar (la tasa bajó de 2,40 a 2,35% mensual), aunque amplió su plazo en medio año, lo que inquietó a los analistas.

"El 32,1% está en línea con la anterior, pero si considerás que la curva local de tasas en pesos está fuertemente invertida (muy altas al corto plazo y menos elevadas al medio y largo) llegás a la conclusión de que salió algo caro; más aún si tenés en cuenta que se trata de un título con cláusula de cobertura. De hecho nosotros esperábamos un rendimiento en el orden del 28 o 29 anual, tomando en cuenta lo que rinde un bono en pesos a ese plazo", explicó a LA NACION Juan Manuel Pazos, de Puente.

La otra preocupación se vincula con el grado de renovación cada vez menor que logran las LETE (colocadas ayer a tasas del 4 y 5,5% a plazos de 8 meses y 1 año), algo que podría mostrar tanto "menos apetito por dolarización como mayor apuro por hacerse de los dólares", dice Pazos. "Lo que preocupa es que por las LETE hubo ofertas de compra por sólo US$550 millones de los que tomaron US$514 millones. Es decir que deberán usar lo que aportó el bono Dual para cubrir los pagos y queda abierta la duda hacia adelante porque en los planes está previsto un roll-over al 100% de esta deuda", recuerda López Alfaro.

El presidente del Banco Central, Luis Caputo
El presidente del Banco Central, Luis Caputo Fuente: Archivo - Crédito: Ricardo Pristupluk

El Gobierno enfrenta casi US$10.000 millones en vencimientos de deuda en LETE en lo que resta del año, de allí la inquietud. Pero en Finanzas buscan tranquilizar: "Hacen una cuenta renga ya que no consideran los US$422 millones logrados con el mismo instrumento la semana pasada en una emisión fuera de programa. Sumadas da una tasa de renovación cercana al 80%" apuntaron desde allí.

Dólar estable pese a otro sacudón global

El dólar operó estable ayer en la plaza local pese a que tendió a fortalecerse en el resto del mundo al renacer la aversión al riesgo por una nueva escalada en la disputa comercial que enfrenta a Estados Unidos con China. La divisa cerró a $27,39 para la venta en el mercado mayorista, apenas 2 centavos por encima del nivel de clausura previo, lo que supone una depreciación de apenas 0,1% del peso en una rueda en la que otras monedas de la región cedieron entre 0,5 y 1% sus términos de intercambio frente a la misma divisa. Aun así su valor de venta al público escaló de $28,05 a 28,19 en promedio, según el relevamiento de plaza que realiza a diario el Banco Central, con lo que rompió una racha bajista que se había extendido durante las últimas tres jornadas hábiles.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.