El desembarco de Cristiano Ronaldo saca al fútbol italiano de su letargo

En la tienda de Juventus en Turín ya esperan a los "tifosi" con la nueva camiseta de Ronaldo
En la tienda de Juventus en Turín ya esperan a los "tifosi" con la nueva camiseta de Ronaldo Fuente: AFP
Claudio Mauri
(0)
11 de julio de 2018  • 23:59

Cuando mayor nostalgia y pesadumbre debía sentir por ser testigo lejano de un Mundial que no lo tiene por primera vez en los últimos 60 años, el fútbol italiano experimenta una súbita resurrección desde hace 48 horas. Vuelve a verse como un centro de atracción, los ojos del universo futbolístico lo enfocan como no ocurría desde la década de los 80 y 90, cuando era la meca de las grandes contrataciones, desde Maradona y Platini hasta los holandeses Van Basten y Gullit. Este fuerte golpe de efecto lo provocó la contratación de Cristiano Ronaldo por parte de Juventus en 112 millones de euros.

Cristiano Ronaldo dejó el Real Madrid para irse a la Juventus - Fuente: AFP

0:49
Video

Desde el club, la prensa italiana y el ambiente futbolístico en general se saludó la llegada del portugués como un reactivo para un medio que no tiene el encanto de la Premier League, ni el nivel de juego de la Liga de España, ni la convocatoria de la Bundesliga, ni promueve valores juveniles como la Liga de Francia.

En este contexto tan deprimido, que haya llegado el ganador de tres de los últimos cuatro Balones de Oro es todo un acontecimiento. El colombiano Juan Guillermo Cuadrado ya anunció en su cuenta de Twitter que le cederá la camiseta N° 7, casi una cédula de identidad en la carrera de Cristiano. Uno de los primeros compañeros en saludarlo por las redes sociales fue Paulo Dybala.

El director técnico Massimiliano Allegri lo recibirá con los brazos abiertos: "Creo que el club y el presidente (Andrea Agnelli) hicieron algo extraordinario para Juventus, pero en especial para el fútbol italiano. Es un refuerzo extraordinario, un salto de calidad".

Carlo Ancelotti, que dirigió a Cristiano en Real Madrid, ahora tendrá que idear una estrategia para anularlo cuando lo enfrente con su nuevo club, Napoli. "Cristiano está entre los mejores del mundo, es una ventaja para Juventus y una motivación para todos los demás", expresó Ancelotti.

Eusebio Di Francesco, el entrenador de Roma que le dio la bienvenida a Javier Pastore, también tuvo palabras para el portugués: "Es un valor agregado para el campeonato italiano, ayudará a exportar la marca de la Serie A a todo el mundo". Dino Zoff, una vieja gloria del calcio, manifestó: "Cristiano ofrecerá una gran contribución técnica a Juventus y aumentará el nivel general del campeonato".

Desde 2001, entre las 30 contrataciones más altas del mundo, el fútbol italiano solo se había anotado una: la de Gonzalo Higuaín en 2016, de Napoli a Juventus, en 90 millones de euros. El futuro de Pipita estaría en Chelsea, por alrededor de 60 millones de euros, a la espera de que en las próximas horas firme Maurizio Sarri, el técnico que lo dirigió en Napoli. La de Cristiano queda ahora en el cuarto lugar, por detrás de las de Neymar (222 millones), Mbappe (180) y Coutinho (160).

El diario La Repubblica especuló con que los derechos de televisación del calcio se revalorizarán en un 30 por ciento, aunque lamentó que la operación se haya cerrado "un mes después de la decepcionante atribución de los derechos televisivos de la Serie A por 973 millones de euros, la cifra más baja entre las cinco grandes ligas europeas". La publicación considera que la rentabilidad podrá incrementarse con final de la Supercopa de Italia: "Piensen que se disputará en Medio Oriente. Antes era una pequeña copa, con CR7 será un evento a comprar con los ojos cerrados".

Lucio Lamberti, profesor del Politécnico de Milán, escribió en La Stampa: "Es suficiente pensar que Ronaldo tiene más de 300 millones de seguidores en las redes sociales, que es reconocido en cada rincón del planeta, que es una de las cinco personalidades más famosas del mundo. Los efectos positivos no sólo serán para la Juve, sino también para el fútbol italiano".

Cristiano sigue todas estas repercusiones a la distancia, en una isla de Grecia donde pasa sus vacaciones. El lunes será presentado en el Allianz Stadium de Turin, que abrirá sus puertas para una asistencia estimada en 40.000 tifosi. Le empezará a llegar el anhelo de una multitud por conquistar una Champions League que él levantó en cinco ocasiones (una con Manchester United y cuatro con Real Madrid), mientras que en las vitrinas de la Vecchia Signora solo hay dos Orejonas y la decepción por siete finales perdidas, más que cualquier otro club. Dueño de los últimos siete scudettos, Juventus se trajo al máximo goleador (120) de la Champions para dar el salto internacional. Cristiano saludará en la cancha donde esta temporada pasó a la posteridad con un golazo de chilena para el triunfo de Real Madrid sobre Juventus. Era una leyenda que iba de blanco y ahora vestirá de blanco y negro.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.