La necesidad del Gobierno de unificarse hasta en las disidencias

11 de julio de 2018  • 21:08

A continuación, los principales conceptos:

  • Elisa Carrió es un personaje único en la política argentina, con un carisma y llegada a la gente inéditas.
  • En Entre Ríos dijo que manejaba al radicalismo desde afuera. Cayó muy mal, sobre todo a Alfredo Cornejo . Entre ellos hay un distanciamiento que no es de ahora. No hay empatía entre ambos.
  • Los dichos de hoy estaban dirigido a los gobernadores peronistas. Nunca hubo un gobierno tan unitario como el de Cristina Kirchner para manejar los fondos federales; ni nunca hubo, como ahora, un gobierno que reparta con equidad.
  • El único que debe hacer un ajuste es el gobierno federal. Las provincias tienen sus cuentas equilibradas o superávit. Hay una diferencia en el trato con los gobiernos provinciales.
  • La coalición gobernante tendrá que tener una posición unificada a la hora de una negociación con el peronismo por el Presupuesto.
  • Mauricio Macri convocó a los gobernadores al acuerdo por el Presupuesto, que es la cuestión principal de aquí a fin de año.
  • Macri dijo que hay un peronismo fragmentado, no quiere decir que no haya dirigentes respetados, pero plantea la imposibilidad de un acuerdo con un peronismo atomizado.
  • La estrategia electoral de Macri es clara: puede haber dirigentes que pasaron por el peronismo pero no hará un acuerdo con el partido.
  • Macri quiere polarizar con ellos, por eso desde el primer momento eligió acuerdos muy focalizados en un tema.
  • Carrió dijo que se iba a dedicar a trabajar por la reelección de Macri, sin aspiraciones personales.
  • Cuando se lance la campaña el año próximo, los aliados se van a tener que poner de acuerdo incluso en cómo disienten públicamente. El Presidente abrió las puertas de Olivos para poner paños fríos en el tema.
  • Estas actitudes muestran fragilidad de la coalición, ante un peronismo que sabe que unido puede con el Gobierno.
  • La relación de fuerzas que hay ahora sobre el tema del aborto es un grupo numeroso de senadores que quieren modificar el proyecto, no rechazarlo. Esto se está imponiendo hoy.
  • La oportunidad de haber lanzado el debate no fue la correspondiente. Hay una coalición gobernante dividida por el tema, una oposición también dividida y una relación gélida entre la Iglesia y el Gobierno.
  • La modificación del proyecto significaría que vuelve a la cámara, hasta que ambas se pongan de acuerdo en un texto.
  • Algunos senadores sostienen que no pueden homologar un proyecto en el que están de acuerdo en líneas generales pero no en la letra chica.

LN+ puede verse en Cablevisión (19 Digital, 618 HD y Flow), DirecTV (715 y 1715), TDA (25.3), Telecentro (705 Digital) y en lnmas.com.ar