Siguen las contramarchas y crece la tensión entre Jorge Sampaoli y la AFA

Sampaoli y Tapia, en una relación cada vez más conflictiva
Sampaoli y Tapia, en una relación cada vez más conflictiva Fuente: Reuters
Cristian Grosso
(0)
11 de julio de 2018  • 23:59

"No evalúo dar un paso al costado", dijo Jorge Sampaoli hace 12 días, con la eliminación del Mundial atronándole en los oídos. Quemándole la conciencia porque se iba de Rusia atribulado, entre tantos giros desconcertantes como entrenador. Nunca más habló en público, pero nunca cambió de opinión. Aunque se desató su cacería, en ningún momento abandonó la gestión. Volvió a la Argentina y comenzó a diagramar el futuro, pese al tembladeral que la clase dirigente instaló a través de los medios. La tensión creció entre la AFA y el entrenador, más allá de una reunión tras otra. Ayer, por tercer día consecutivo dialogaron Sampaoli y Claudio Tapia . El técnico quiere conservar un puesto que la AFA proyecta para otro. Tamaña asimetría solo abona a la insensatez.

El torneo juvenil de L'Alcúdia es la excusa para el combate de fondo. La solitaria resistencia contra la capitulación inducida. Sampaoli no desconoce el operativo desgaste, Sampaoli no ignora que le juegan con cartas marcadas. Es fácil descubrir cómo gestionan estas situaciones desde la AFA, porque aún está fresco el recuerdo del destrato al que sometieron a Edgardo Bauza hasta conseguir su rendición, en marzo de 2017, tras un fugaz ciclo de ocho partido.

A Sampaoli nunca le pareció lo más apropiado asumir el Sub 20 de emergencia, tras la desvinculación de su ayudante, Sebastián Beccacece , a cargo de la categoría, pero aceptó la responsabilidad porque él, cuando llegó, por contrato estableció que la principal categoría juvenil quedase bajo su órbita. Los dirigentes no se lo iban a dejar pasar, siempre lo vieron como un magnífico escenario para exponerlo: el hombre que hace apenas un par de semanas dirigía en los 8vos de final de Rusia, entre el 28 de julio y el 8 de agosto iba a estar conduciendo a los chicos argentinos ante, quizá, el combinado de Murcia. "Y ahora tendrá que viajar en turista, se acabaron los privilegios, con pasajeros que hasta quizá lo insulten", alentó un dirigente. Para comprender la ruindad del plan.

El recibimiento de los amigos al "comandante" Tapia

5:04
Video

Pero ayer Sampaoli tomó distancia: le adelantó a Tapia que estaría al frente de la logística de la competencia, pero que algunos de sus asistentes (Lionel Scaloni o Matías Manna) entrarían con el equipo. En principio, Tapia no aceptó el cambio, incluso se molestó le confiaron a LA NACION fuentes de la AFA. Pero el asunto no se definió todavía. Las señales, de todos modos, siguen siendo las mismas que se advierten desde el final del Mundial: Tapia le cierra los caminos a Sampaoli, tratando de forzar su salida.

El DT advirtió que desde el otro lado no hay predisposición para intentar que esa experiencia en España sirva de algo: los clubes locales se niegan a ceder a los jugadores para que se entrenen ya mismo en Ezeiza, y el esfuerzo que hace la AFA para conseguir esas cesiones es escaso. Más: nada indica que de la lista original de 35 futbolistas que había presentado Beccacece antes de renunciar se pueda disponer aunque sea de la mitad.

Sampaoli cada vez más solo: renunció su cuerpo técnico

1:03
Video

Después, hay casos que impone la contingencia: Gonzalo Maroni y Agustín Almendra, de Boca, están de pretemporada con el plantel en Estados Unidos, por ejemplo. Y Facundo Colidio (Internazionale) y Juan Agüero (Villarreal), son sueños difíciles de cumplir. La reserva de Boca, por ejemplo, próximamente se irá a una gira por China... Y muchos más: potenciales convocados están de pretemporada con sus planteles de primera. Así, la conformación del equipo sería modesta, alejada de un proyecto que sirva como plataforma de lanzamiento hacia el Sudamericano que se jugará en Chile a principios de 2019. En el mejor de los casos, comenzando a entrenar el próximo lunes, ese plantel todavía ni conformado, apenas tendría una semana de prácticas antes de viajar a España. Sampaoli advierte que en ese escenario su figura sumaría más castigo. Además, su contrato no lo obliga a calzarse el saco de técnico de la juvenil. Pero ese elemento, a esta altura, resulta menor.

Para la AFA, la negativa de Sampaoli a dirigir al Sub 20 funcionaría como un empujón más hacia la puerta de salida: si cuando volvieron de Rusia los dirigentes se propusieron desgastar al entrenador, estos movimientos siguen esa letra.

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.