Las protestas y el Brexit ensombrecen la visita de Trump a Londres

Esperan marchas contra el presidente, que será agasajado por la reina
(0)
12 de julio de 2018  

LONDRES (Reuters).- Gran Bretaña se preparaba ayer para la llegada de Donald Trump horas después de que el presidente estadounidense se metió en la crisis del Brexit, que afecta al gobierno de la primera ministra Theresa May, y de que calificó a su aliado europeo más próximo como un país en estado de agitación.

Trump aterrizará hoy en Londres tras una reunión de la OTAN en Bruselas en la que cargó contra Alemania y otros países europeos por no contribuir lo suficiente con el gasto en defensa.

Su viaje coincide con una semana tumultuosa para May después de que dos de sus ministros de mayor rango dimitieron en protesta por sus planes de comercio con la Unión Europea (UE) una vez se produzca, en marzo próximo, el divorcio del bloque.

May parece haber evitado un desafío inmediato a su liderazgo por parte del sector más descontento de su Partido Conservador, pero los comentarios de Trump antes de su visita -en los que dijo que Gran Bretaña se encontraba en un estado de "cierta agitación" y que dependía de la gente que May siguiese en el poder- avivaron la sensación de crisis política.

Trump también dijo que puede que hable con el ya excanciller Boris Johnson, que dimitió junto al ministro para el Brexit David Davis en protesta por los planes de la primera ministra de realizar una salida favorable al sector empresarial, planes que fueron aprobados por su gabinete el mes pasado tras dos años de debate.

El presidente estadounidense apoya desde hace tiempo el Brexit, al que considera parte de un descontento global como el que luego lo llevó al poder en su país. Al día siguiente de que se votó la salida de la UE, dijo desde su campo de golf escocés que el resultado del referéndum fue "algo grande".

El recibimiento a Trump no será caluroso por una parte de los británicos. Cuando el magnate fue invitado, el año pasado, cerca de dos millones de personas firmaron una petición en contra porque entendían que este podría avergonzar a la reina Isabel II.

Miles de efectivos policiales serán desplegados con motivo de la visita, ya que se esperan protestas multitudinarias. Más de 50.000 personas participarían mañana en una manifestación en Londres, aunque también está prevista otra contramarcha de bienvenida.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.