EE.UU. no da tregua y avanza la escalada tarifaria contra China

Confirmó su segunda batería de impuestos en cinco días; Pekín dijo que la decisión es un "bullying comercial"
(0)
12 de julio de 2018  

WASHINGTON.- Sin respiro, Estados Unidos anunció ayer formalmente una nueva batería de aranceles a productos chinos, la segunda en menos de una semana, una decisión que China rechazó como "totalmente inaceptable" y un " bullying comercial".

La Oficina del Representante Comercial dio a conocer una lista de 6031 productos, por un valor de 200.000 millones de dólares, que serán sometidos a aranceles del 10%, en otra escalada de la guerra comercial sin tregua que enfrenta a las dos mayores potencias económicas del mundo. El visto bueno definitivo lo darán después del 31 de agosto.

Se trata de una espiral sin final a la vista, ya que Estados Unidos dijo que los nuevos gravámenes respondían a la decisión de China de tomar represalias contra la primera ronda de aranceles.

En esa serie, anunciada el viernes pasado, Washington impuso aranceles del 25% por 34.000 millones de dólares en productos chinos, con una réplica equivalente de Pekín.

La lista fue confeccionada para todos los gustos: productos agrícolas, maderas, combustibles, alcohol y tabaco, entre otros bienes primarios, así como bienes manufacturados que incluyen hasta las contestadoras automáticas.

Washington acusa a Pekín de recurrir a prácticas desleales, cuando no ilegales, para equiparar la supremacía tecnológica de Estados Unidos. Eso incluye el robo cibernético, así como las exigencias a las empresas de entregar tecnología como condición para acceder al mercado chino.

Donald Trump atribuye a esas supuestas maniobras ilícitas y abusivas el desequilibrio comercial con China: mientras las exportaciones chinas a Estados Unidos sumaron 347.000 millones de dólares en 2016, las exportaciones en sentido contrario fueron de 115.600 millones.

Pero China es solo uno de los múltiples frentes de Trump en su cruzada contra el déficit. El presidente estadounidense sostiene una disputa cada vez mayor con sus socios de la Unión Europea (UE), y otra con los del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta), exasperados con su proteccionismo.

Pekín dijo que la lista está "acelerando y exacerbando" el enfrentamiento entre los dos países y que China está obligada a aplicar las "contramedidas necesarias" para tutelar los "intereses del país y de su población", pero apeló a la comunidad internacional para defender las reglas de juego.

Pekín había dicho que respondería a la ofensiva arancelaria de Trump incluso con "medidas cualitativas", una amenaza que las empresas norteamericanas temen que signifique desde inspecciones más rigurosas hasta demoras en la aprobación de inversiones e incluso boicots de consumidores. También podría limitar el turismo chino a Estados Unidos, que representa 115.000 millones de dólares anuales.

China anunció ayer que hará una "protesta internacional" ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). "Esta es una lucha entre el unilateralismo y el multilateralismo, el proteccionismo y el libre comercio, el poder y las reglas", dijo la vocera de la cancillería china, Hua Chuning. La última amenaza de Estados Unidos es "un típico ejemplo de bullying comercial", agregó.

Para no dejar cabos sueltos, Estados Unidos disparó a su vez contra la OMC, una institución según Washington algo anacrónica y fuera de forma para hacer el "ajuste de cuentas" con China.

"Dado el rol muy amplio y creciente de China en el comercio internacional, y el grave daño que causa a los socios comerciales de China su enfoque mercantilista en comercio e inversión, este ajuste de cuentas ya no puede posponerse más", dijo el embajador ante la OMC, Dennis Shea.

"Está claro además que la OMC actualmente no ofrece todas las herramientas necesarias para remediar esta situación", agregó el funcionario.

Los inversores temen que una escalada de la guerra comercial pueda afectar el crecimiento internacional. Incluso en Estados Unidos miembros del Congreso cuestionan las agresivas políticas comerciales del presidente y advirtieron que los aranceles a las importaciones aumentarán los precios para los consumidores y exponen a los agricultores a represalias.

La pelea entre dos gigantes

Lista

La Oficina del Representante Comercial de EE.UU. publicó ayer una lista de 6031 productos chinos sobre los cuales recaerá el gravamen de 10%; así, la medida intensificó la guerra comercial entre ambas naciones

Disputa

Después de que EE.UU. aplicó nuevos aranceles del 10% a exportaciones chinas por un valor de US$200.000 millones, Pekín acusó a Washington de querer "destruir" el comercio entre los dos países

Críticas

El régimen de Xi consideró que la medida es "totalmente inaceptable" y que constituye un "bullying comercial"

Aranceles

EE.UU. había impuesto aranceles del 25% por US$34.000 millones en productos chinos, lo que obligó a China a responder con una tasa similar

Agencias ANSA, DPA y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?