srcset

Hora libre: tres vecinos y sus casas en el edificio de una antigua escuela

Arq. Eugenia Cides
(0)
11 de julio de 2018  

El Estudio CLC convirtió una escuela en Martínez en un complejo de viviendas. Tres vecinos, con excelentes notas en materia de diseño, nos muestran cómo disfrutan sus aulas transformadas.

El edificio, con ladrillo a la vista y gran portón de hierro, conserva muchos aspectos de la antigua planta y distribución.
El edificio, con ladrillo a la vista y gran portón de hierro, conserva muchos aspectos de la antigua planta y distribución. Crédito: Daniel Karp

Ángeles

Encantada por la ubicación y la onda del proyecto del estudio Carluccio Lebuis & Casano que convertiría un colegio en cancherísimo complejo de lofts, Ángeles compró su departamento de pozo. La espera para que se lo entregaran pasó volando, ya que coincidió con un viaje de trabajo: pasó un año en la ciudad suiza de Lausana, en la sede central de Nespresso, la marca en la que trabaja como trade marketing manager.

La dueña de casa en un sillón celeste de estilo escandinavo (Arredo).
La dueña de casa en un sillón celeste de estilo escandinavo (Arredo). Crédito: Daniel Karp

Una vez mudada, las decisiones meditadas con antelación –cambiar los pisos del living y los revestimientos en el baño– se complementaron con una puesta que mezcla un poco de cada pueblo: muebles a medida en madera reciclada, alfombras y almohadones traídos de viajes a México y Perú, objetos heredados de su abuela, cuadros, géneros, regalos de amigas y alguna que otra pieza de cerámica hecha por ella misma. Todo cayó en su lugar para crear un vibrante y personalísimo conjunto.

Para darles cuerpo a las paredes y suavizar las aberturas negras –al margen de tamizar la luz, desde ya–, cortinas de lienzo blanco translúcido.
Para darles cuerpo a las paredes y suavizar las aberturas negras –al margen de tamizar la luz, desde ya–, cortinas de lienzo blanco translúcido. Crédito: Daniel Karp

Sobre un sofá blanco traído de una casa anterior, almohadón con bordado mexicano y manta comprada en Perú, al igual que la alfombra tejida. Completan una mesa ratona antigua y una estantería fina que sirve para exhibir los libros favoritos como obras de arte.

Encantada con las pequeñas acuarelas de Juli Avola, Angie le pidió una versión XL. Y le dio mayor dimensión todavía enmarcada con passe-partout. A cada costado, plantas en macetas de cerámica.
Encantada con las pequeñas acuarelas de Juli Avola, Angie le pidió una versión XL. Y le dio mayor dimensión todavía enmarcada con passe-partout. A cada costado, plantas en macetas de cerámica. Crédito: Daniel Karp

No armé de antemano un diseño integral para mi casa: fue surgiendo espontáneamente a medida que encontraba los muebles y objetos
Ángeles

En esta casa no faltan creaciones de amigas talentosas: sobre los sillones celestes, almohadones con géneros diseñados por una amiga que vive en Costa Rica; colgado en el módulo que separa la cocina del comedor, cuadro abstracto pintado por Pamela Francisco.

El recoveco en la pared que vemos a la der. se convirtió casi naturalmente en barra. En un futuro cercano, se vienen un par de estantes.
El recoveco en la pared que vemos a la der. se convirtió casi naturalmente en barra. En un futuro cercano, se vienen un par de estantes. Crédito: Daniel Karp

El mueble bajo de madera recuperada fue diseñado entre la dueña de casa y los carpinteros de Woodstock. En la esquina, lámpara con pie de madera que las amigas de Angie le regalaron por su cumpleaños.

"Cuando me voy de viaje traigo cosas para la casa… ¡por lo general frágiles o difíciles de transportar! La alfombra es de Perú; las guirnaldas en las ventanas, de India; las piezas de cerámica, de México".

Mientras vivía en Suiza, cada vez que Angie hacía un viaje exprés traía algo para su casa. Las latas son de Francia, por ejemplo.
Mientras vivía en Suiza, cada vez que Angie hacía un viaje exprés traía algo para su casa. Las latas son de Francia, por ejemplo. Crédito: Daniel Karp

Sobre la mesada de granito negro, la dosis de color la dan la cafetera verde ‘Essenza Mini’ (Nespresso) y una tostadora roja canjeada con puntos. El banquito pintado a mano fue comprado en una feria.

Delimité la cocina con piso de porcelanato símil madera de Ilva en tono claro, bien gauchito. Dejé los muebles blancos y sumé electrodomésticos de color y latas vintage
Ángeles

La lámpara tipo origami que cuelga sobre la mesa fue el premio de un sorteo en Facebook.
La lámpara tipo origami que cuelga sobre la mesa fue el premio de un sorteo en Facebook. Crédito: Daniel Karp

Coloridas piezas de cerámica traídas de México ocupan el centro de la mesa de madera estilo escandinavo acompañada con sillas Eames ‘DSW’ naranjas, fucsias y turquesas (Del Sur Design).

“La mesa del comedor es un saldo de una marca que las estaba dejando de fabricar. Las sillas fueron más planeadas: me divertía tener un modelo clásico, pero en colores brillantes”.
“La mesa del comedor es un saldo de una marca que las estaba dejando de fabricar. Las sillas fueron más planeadas: me divertía tener un modelo clásico, pero en colores brillantes”. Crédito: Daniel Karp

"El departamento venía con piso de baldosas de granito, clásico de colegio. Elegí cambiarlo por cemento alisado: esa base neutra me dio más libertad para inyectar color desde la decoración".

En el balcón, juego de comedor de madera reciclada (Woodstock).
En el balcón, juego de comedor de madera reciclada (Woodstock). Crédito: Daniel Karp

Cuanto más chico el ambiente, más osada la paleta: en el baño, los azulejos 7,5x15cm en damero suben la apuesta, junto a la mesada de cemento alisado con bacha cuadrada que venía con el departamento. El piso es de porcelanato negro.

Los almohadones estampados fueron traídos de Perú.
Los almohadones estampados fueron traídos de Perú. Crédito: Daniel Karp

En el cuarto, el turquesa dialoga de maravillas con la madera natural de la cabecera (regalo de sus amigas que llevó a cabo un carpintero que encontraron en Mercado Libre) y el bordó del pie de cama.

Constanza

La anfitriona nos recibe en una silla Eames ‘Plywood’. Detrás, otro diseño clásico en madera: mesa de centro ‘Rudder’ (Manifesto).
La anfitriona nos recibe en una silla Eames ‘Plywood’. Detrás, otro diseño clásico en madera: mesa de centro ‘Rudder’ (Manifesto). Crédito: Daniel Karp

"Nunca me presento como diseñadora gráfica, sino como diseñadora a secas, que es más amplio", explica Constanza Brigante. Esa definición se condice con su recorrido: trabajó en publicidad, después de vivir dos años en París se volcó a la moda, y hoy es gerente de Marketing y Comunicación en Prüne. Además, tiene fascinación por el interiorismo: "Mis padres son arquitectos y mi hermana, diseñadora industrial (es la creadora de Lamps & Crafts), así que era un poco inevitable".

Esa mirada integral sobre el diseño se refleja en el departamento que ambientó en clave minimalista, pero sin resignar calidez ni estilo. Tal fue el disfrute de darle forma a su hogar, eligiendo concienzudamente cada pieza, que la inspiró a inaugurar @bahoui.deco: una cuenta de Instagram donde comparte hallazgos deco y tendencias con mirada propia.

“Admito que el piso de baldosas de granito me pareció desafiante al principio, pero ahora me encanta. Lo cubrí solamente en el living, para darle marco, color y textura”.
“Admito que el piso de baldosas de granito me pareció desafiante al principio, pero ahora me encanta. Lo cubrí solamente en el living, para darle marco, color y textura”. Crédito: Daniel Karp

Delimita el sector del living una alfombra a rayas comprada en Uruguay (Sentido José Ignacio).
Delimita el sector del living una alfombra a rayas comprada en Uruguay (Sentido José Ignacio). Crédito: Daniel Karp

En un espacio idéntico al de Ángeles, Constanza eligió otra distribución y le dio escala con un sofá XL de 2,5m de largo -con funda lavable (Simple Arg)- que se presta para ver tele de a muchos y se convierte en cama para las visitas. Al frente, mueble bajo laqueado en blanco, con lámpara de mesa ‘CH’ negra (Lamps & Crafts) en la esquina. A un lado, plantas tropicales en portamacetas de tela, y al otro, almohadones XL en el piso: todos hallazgos que Constanza hizo paseando por Tigre.

Compro originales a diseñadores: como colega, valoro el trabajo. Además, tengo clásicos, porque perduran: la mesa ratona de Noguchi la compré para mi primera casa. ¡Antes que el sillón y la heladera!
Constanza

Entre los ventanales con cortinas roller, una biblioteca amurada laqueada en blanco con un cartel tipo marquesina con letras intercambiables y lámpara ‘Coco’ con base en tono oro mate (Lamps Crafts).
Entre los ventanales con cortinas roller, una biblioteca amurada laqueada en blanco con un cartel tipo marquesina con letras intercambiables y lámpara ‘Coco’ con base en tono oro mate (Lamps Crafts). Crédito: Daniel Karp

Sobre el sillón, almohadones blancos (Simple Arg), de estampado tropical (HM Home) y con inscripciones (Puerto de Frutos de Tigre). En el balcón, sillón ‘Acapulco’ negro.
Sobre el sillón, almohadones blancos (Simple Arg), de estampado tropical (HM Home) y con inscripciones (Puerto de Frutos de Tigre). En el balcón, sillón ‘Acapulco’ negro. Crédito: Daniel Karp

Cuando Constanza llegó, el dueño anterior ya había hecho pequeñas reformas, como delimitar la cocina con piso de porcelanato.

El nicho que vemos en la foto de la derecha se aprovechó para exhibir una lámina en blanco y negro.
El nicho que vemos en la foto de la derecha se aprovechó para exhibir una lámina en blanco y negro. Crédito: Daniel Karp

Connie conservó la cocina tal cual la recibió. Entre este sector y el acceso al living, biblioteca de petiribí con estantes laqueados (Polivalente). Sobre la barra, lámpara ‘Benita’ con base de hierro y madera y bombita ‘Volta’ (Lamps & Crafts).

"Soy muy minimalista. Me gustan las cosas simples y me sale naturalmente ordenar la casa para tener la vista despejada. En la cocina, por ejemplo, tengo todos los electrodomésticos guardados".

Junto a la cocina, barra desayunadora con banquetas ‘Tolix’ amarillas de medio respaldo.
Junto a la cocina, barra desayunadora con banquetas ‘Tolix’ amarillas de medio respaldo. Crédito: Daniel Karp

Para el comedor, Constanza eligió una mesa ‘Gabriel’ con tapa de paraíso y patas de hierro laqueado (Polivalente) combinada con sillas Eames ‘DSW’ en blanco.

Como tiendo a lo net y la paleta de blanco y negro puede pecar de fría, recurro mucho a la madera. Además, sumo texturas, plantas y alguna gotita de amarillo
Constanza

En su cuarto, la ropa de cama y los almohadones (HM Home) respetan la paleta reinante: da la nota la mesa de luz de madera (Ikea) que compró cuando vivía en París.
En su cuarto, la ropa de cama y los almohadones (HM Home) respetan la paleta reinante: da la nota la mesa de luz de madera (Ikea) que compró cuando vivía en París. Crédito: Daniel Karp

En el baño, sumó únicamente una cortina punteada.
En el baño, sumó únicamente una cortina punteada. Crédito: Daniel Karp

El espacio de trabajo de Constanza tiene un escritorio con tapa de mármol, un sillón Eames blanco y un perchero que le regaló una amiga, donde tiene a mano sus prendas y zapatos favoritos.

Claudio

Pasa la mayor parte del año en la montaña: es director del programa de guías de fuera de pista en Las Leñas, instructor de esquí en Aspen, y organizador de viajes de esquí en diferentes destinos del mundo con la empresa Pro Onda.
Pasa la mayor parte del año en la montaña: es director del programa de guías de fuera de pista en Las Leñas, instructor de esquí en Aspen, y organizador de viajes de esquí en diferentes destinos del mundo con la empresa Pro Onda. Crédito: Daniel Karp

Cuando su amigo Julián Carluccio, arquitecto del Estudio CLC, le contó sobre este proyecto de lofts, se entusiasmó. "Me motivó el concepto general y la idea de armar un espacio a mi medida, un lugar que sintiera verdaderamente propio entre tanto viaje". La arquitecta Lila de Santos trazó las bases y la distribución del dos ambientes con la premisa de seguir "un estilo industrial, medio Restoration Hardware". Claudio acompañó esta propuesta funcional que tiene a la madera como protagonista con objetos cuidadosamente seleccionados. Y logró un hogar al que siempre le dan ganas de volver.

Entre la zona social y el cuarto, una división parcialmente vidriada, conserva un sano equilibrio de integración y privacidad.
Entre la zona social y el cuarto, una división parcialmente vidriada, conserva un sano equilibrio de integración y privacidad. Crédito: Daniel Karp

En el living, alfombra a rayas, sofá con base de madera tapizado en lino (Pía Fradusco), lámpara de pie antigua, sillón tapizado en pana (Landmark) y puf de cuero realizado por Andrés Rigot.

Al igual que en la casa de Angie, se hizo un piso de cemento alisado. Sobre la pared, un revestimiento de pino tea reciclada evoca sintéticamente la calidez de los refugios de montaña.

Junto a la entrada, se delimitó con un kilim (Landmark) el espacio de trabajo, con estantería de hierro (Galpón Osuna), a tono con el enchapado de la pared.
Junto a la entrada, se delimitó con un kilim (Landmark) el espacio de trabajo, con estantería de hierro (Galpón Osuna), a tono con el enchapado de la pared. Crédito: Daniel Karp

Claudio compró el escritorio de madera maciza y la lámpara de mesa en un mercado de pulgas. Apoyado sobre el paño de vidrio, el perchero diseñado por la arquitecta Lila de Santos con varillas de obra sostiene un poncho traído de Machu Picchu.

Acompañando la puesta tipo bar, lámparas colgantes y taburetes metálicos "Carlo" (desillas.com).
Acompañando la puesta tipo bar, lámparas colgantes y taburetes metálicos "Carlo" (desillas.com). Crédito: Daniel Karp

Este sector se resolvió con muebles con frente laqueado blanco, combinados con mesada y alzada en contrastante mármol negro.
Este sector se resolvió con muebles con frente laqueado blanco, combinados con mesada y alzada en contrastante mármol negro. Crédito: Daniel Karp

La cocina se extiende a lo largo de todo el lateral, acompañada por una larguísima barra con tapa de madera en paralelo -también diseñada por Lila de Santos-, que sirve como apoyo de cocina, o para sentar varios comensales. El arte de recibir muchos amigos en pocos metros.

En el baño, revestimiento de venecitas blancas, bacha de mármol y banco de hierro (Landmark).
En el baño, revestimiento de venecitas blancas, bacha de mármol y banco de hierro (Landmark). Crédito: Daniel Karp

Claudio eligió para su mesa de luz una de las lámparas que fabrica la hermana de Constanza.
Claudio eligió para su mesa de luz una de las lámparas que fabrica la hermana de Constanza. Crédito: Daniel Karp

En el cuarto, el revestimiento de pino tea a media altura hace las veces de cabecera y sigue el estilo del living. La cama es baja (Galpón Osuna) y tiene un acolchado azul marino. Junto a ella, mesa de luz circular (Landmark).

La pared del cuarto era blanca y hubo que picarla para hacer un arreglo. Cuando vi cómo quedaba con el ladrillo a la vista, decidí dejarla así
Claudio

El vestidor fue un diseño conjunto de la arquitecta y Galpón Osuna, y se completó con un espejo con marco de madera y un puf de cuero realizado por Andrés Rigot.

Texto: Bárbara Orlando.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios