El maquinista de la tragedia de Once, Marcos Córdoba, contra Julio De Vido: "Se quiere salvar"

"Si no era yo, hubiera pasado con otro motorman", sostuvo Córdoba
12 de julio de 2018  • 00:56

El maquinista Marcos Córdoba, señalado ayer por el exministro de Planificación Julio De Vido por su responsabilidad en la tragedia de Once , fue entrevistado por el programa Animales Sueltos y le respondió al exfuncionario: "No acuses, ya tienen las pruebas".

"[De Vido] está equivocado. Que quede claro que hice todo lo posible para frenar el tren. Estoy cansado de que hablen de mí la expresidenta [ Cristina Kirchner ] y el exministro", expresó Córdoba.

Ante la pregunta del periodista del canal América TV de si se sentía un perejil, el motorman confesó: "Sí". Y agregó: "De Vido se quiere salvar, no podés culpar a un pobre tipo laburante. Los trenes estaban faltantes de mantenimiento, se notaba".

El motorman también contó cómo fue la mañana trágica: "Yo hice mi servicio normal como todos los días. A 1200 metros aproximadamente empiezo a apretar los frenos para el andén, cuando veo que no freno, hago la aplicación de emergencia. Al ver que no frena, atino a agarrarme. Una vez que tiro la emergencia no tengo otra manera".

"Creo en la Justicia, por eso estoy luchando para que se sepa la verdad. No doy más. A veces digo: "me hubiese muerto". Es una mochila que no te las sacás más", dijo Córdoba.

Julio De Vido: "Se me atribuye responsabilidad sólo por haber sido ministro" - Fuente: YouTube

00:22

Además, comentó que sigue con un tratamiento psicológico pero sin medicación. "Si por algo estoy acá con vida es para luchar. Acompaño a los familiares y sé que es un dolor que no se va a terminar", reflexionó. "Si no era yo, hubiera pasado con otro motorman", consideró.

Por su parte, la abogada Valeria Corbacho dijo que "el Estado puso al motorman en una situación de riesgo" y que "ya se probó" que su defendido "frenó el tren" el 22 de febrero: "Culpar al motorman es una mariconeada (sic), es pegarle al más débil". Y además contó que Roque Cirigliano días antes del accidente "reconoció, a través de un mail, las falencias del tren".

De Vido había dicho que era "materialmente imposible " que él hubiera podido controlar el estado de los trenes y que estaba siendo sometido a un "linchamiento popular", además de sostener que el culpable de la tragedia fue Córdoba (ya condenado por este caso a tres años y tres meses de prisión): "Omitió aplicar los frenos de la formación y eso provocó el choque fatal [...] No lo conozco ni por supuesto sé como frenan los trenes".