srcset

Mundial Rusia 2018

Rusia 2018. El mejor momento del Mundial, que la TV no mostró

Sebastián Fest
(0)
12 de julio de 2018  • 11:45

Croacia festeja con sus hijos
Croacia festeja con sus hijos

MOSCÚ - Las pantallas de los televisores en todo el mundo estaban ya en modo "off Mundial", porque el partido entre Croacia e Inglaterra había terminado hacía unos cuantos minutos, cuando Rusia 2018 le ofreció a unos pocos miles de privilegiados en el estadio Luzhniki el que para muchos es ya el mejor momento del torneo. Unos minutos mágicos que nadie vio por televisión.

Los hijos de Perisic y Vida juegan y meten goles tras el pase a la final - Fuente: Tw@sebastianfest

0:40
Video

Sobre el césped corrían tras la pelota cuatro figuras diminutas. Eran los hijos de los jugadores croatas Ivan Perisic y Domagoj Vida, que se divertían en el mismo escenario en el que sus padres acababan de escribir la gesta más impactante de deporte croata. Niños de tres, cuatro, cinco años, diminutos y vivaces yendo y viniendo por el césped al que Perisic y Vida volverán el domingo para jugar la final con Francia, el mismo escenario en el que se habían jugado 120 minutos de una dramática semifinal ganada por 2-1 ante Inglaterra.

Vida festeja con los con hijos de Peresic
Vida festeja con los con hijos de Peresic

Cuando los mini-Perisic y mini-Vida metían un gol, los miles de hinchas croatas celebraban como si el partido siguiera y los nenes levantaban sus brazos correspondiendo a la hinchada. Era todo una locura, porque además, por los altavoces del estadio, sonaba Oasis con "Don't look back in anger", que era mucho más apropiado como mensaje para sus compatriotas ingleses que para esos extasiados croatas. Era más que comprensible que los ingleses mirasen el partido que perdieron con enojo, rabia, decepción y toda la paleta de sensaciones que genera no poder dar el salto a la final de un Mundial cuando se iba ganando 1-0 desde el minuto 5.

Vida festeja con los con hijos de Peresic
Vida festeja con los con hijos de Peresic

La actuación de los pequeños croatas terminó con una gran ovación de los fanáticos que estaban en el estadio una vez que sus padres se los llevaron en hombros y de regreso al vestuario. Y las dos hinchadas, porque también quedaban ingleses en las tribunas, se unieron cantando el emblemático tema de la banda de Manchester.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.