Amenazas de bomba en escuelas: hubo 1368 llamadas en seis meses en la provincia

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Hafford
Jesús Cornejo
(0)
12 de julio de 2018  • 20:42

LA PLATA.- La escalada de amenazas de bomba en las escuelas bonaerenses parece no tener límite. Y es que en los últimos 90 días hubo 1271 casos denunciados ante la policía provincial por medio del 911. En cada hecho las fuerzas tuvieron que aplicar el protocolo de seguridad: cortar las calles, evacuar la escuela y desplegar a sus equipos de especialistas en explosivos.

Si bien las clases en la provincia comenzaron el 5 de marzo, la escalada de llamados intimidatorios arrancó en enero, según consta en las estadísticas oficiales del Ministerio de Seguridad. Ese mes hubo 4 amenazas; en febrero, 18, y en marzo 75. A partir de abril la cuestión se complicó: hubo 286 llamados. En mayo, 452, y en junio, 533. En el primer semestre de 2018 la policía recibió 1368 denuncias; de ellas, 1271 ocurrieron en los últimos tres meses.

Fueron falsas alarmas y los especialistas no encontraron artefactos explosivos. En algunos casos hubo tensión y nerviosismo, pero en la mayoría sólo se interrumpió la actividad escolar.

No obstante, las llamadas se multiplican y el tema preocupa a las autoridades de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense que lanzó una serie de charlas para que la comunidad educativa tome conciencia de los que representa una amenaza de bomba en una escuela, las medidas de seguridad que se toman y las consecuencias penales que puede tener los responsables de esos llamados.

"El año pasado tuvimos un importante seguidilla de amenazas de bomba en colegios pero la gran mayoría fue realizada durante el período electoral. Muchas ocurrieron en la zona oeste del conurbano. Pero ahora la cuestión es distinta: hay llamadas todos los días y el mayor número de ellas ocurren en la región educativa Capital donde las intimidaciones que se registraban en años anteriores eran bastante bajas", dijo a la nacion un estrecho colaborador del director general Gabriel Sánchez Zinny.

La región Capital comprende 700 escuelas ubicadas en los municipios de La Plata, Berisso, Ensenada, Magdalena, Punta Indio y Brandsen. En las tres primeras ciudades mencionadas hubo amenzadas todas las semanas desde que comenzaron las clases.

Berisso es la ciudad con más llamados. Se registraron 118 y en La Plata, 58, sin tener en cuenta las amenazas recibidas en estos primeros días de julio que ya rondan un promedio de 8 llamados por jornada.

En el primer caso, padres y alumnos marcharon al Municipio de Berisso para pedir que el gobierno comunal le ponga un límite a los llamados que impiden el normal desarrollo de las clases.

"Nosotros recibimos a los padres y nos comprometimos ayudarlos. Le pedimos al procurador Julio Conte Grand si pudiera designar una fiscalía para concentrar todas las denuncias y causas, pero nos dijo que no podía. Así es muy difícil que se solucione el tema si la Justicia no te da una mano. En Tres de Febrero, por ejemplo, las autoridades municipales y la fiscalía lograron reducir un 90 % las amenazas al focalizar el trabajo en una sola fiscalía que indaga los llamados y delitos informáticos", explicó a la nacion Hugo Dagorret, subsecretario de Seguridad Ciudadana de Berisso.

Preocupación de los padres

En Berisso las familias ya no saben qué hacer ante la multiplicación de los llamados intimidatorios. "Estamos cansados de las amenazas de bomba. En la Escuela Técnica N° 2 donde cursa mi hija, prácticamente hubo llamados todas las semanas y dos o tres veces por semana tuvieron que interrumpir las clases para evacuar el colegio", sostuvo a este diario Liliana Méndez, madre de una chica que cursa el primer año en la Escuela de Educación Secundaria Técnica N° 2 de ese distrito.

"Muchas veces trasladan las actividades al playón de la Escuela de Arte de Berisso y en otros casos suspendieron las clases", amplió Méndez.

Fabian Scarpelli padres de dos chicas de 6 y 12 años que cursan sus estudios en un colegio religioso de Berisso dio otra mirada sobre la problemática."Acá creo que hay un componente político que no se ve. Es raro que los allanamientos que realizó la Justicia tuvieron como centro domicilios de militantes opositores al actual gobierno. El problema es que con este tipo de llamados dejan a muchos chicos sin clase porque se tiene que aplicar el protocolo", argumentó.

En La Plata, las últimas semanas fueron complicadas por la cantidad de llamadas amenazantes. Anteayer tuvieron que ser evacuadas cuatro escuelas de la zona céntrica lo que generó confusión y un verdadero descontrol vehicular. Pero el hecho más alarmante se produjo hace dos semanas cuando 30 alumnos y maestros del colegio San Cayetano tuvieron que recibir asistencia médica debido a que una persona lanzó una bomba de cloro en uno de los baños del establecimiento educativo. En este caso, no hubo ningún llamado previo de advertencia.

El hecho ocurrió a la mañana, cuando un fuerte e intenso olor a cloro comenzó a invadir el pasillo y las aulas del segundo piso de ese establecimiento educativo, por lo que los alumnos debieron ser llevados al patio para que puede respirar aire limpio. En ese momento, hubo cierto temor y algunos chicos llamaron a sus padres para que los fueran a retirar. Pero tras la evacuación, la calma regresó al colegio y se pudo continuar con el dictado de clases en el turno de la tarde.

Cerca de la expulsión

Ayer, en tanto, tres alumnos del Liceo "Víctor Mercante" fueron sancionados y quedaron al borde de la expulsión por ser autores de amenazas de bomba contra el colegio.

Se trata de dos jóvenes que asisten al último año y otro que cursa el 5º año, a quienes las autoridades del establecimiento resolvieron aplicarles 25 amonestaciones, dejándolos libres, pese a que desde el área legal de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), de la que depende esa escuela, se había recomendado expulsarlos en función de la gravedad de los hechos de los que serían responsables directos.

La rápida acción de la Justicia, a través del entrecruzamiento telefónico, permitió identificar a uno de los autores de los llamados intimidatorios que se registraron contra el colegio preuniversitario.

Ante la multiplicación de las amenazas de bomba en la provincia, el Ministerio de Seguridad también decidió impulsar charlas educativas en los colegios junto con peritos y fiscales para que los alumnos y los docentes conozcan su tarea y el trabajo que lleva actuar ante una amenaza de bomba.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.