Sorpresa en el Botánico: para restaurarla, retiraron la estatua vedette La primavera

La escultura de mármol de Carrara tenía daños en varios sectores; estiman que volverá al paseo dentro de 30 días hábiles
La escultura de mármol de Carrara tenía daños en varios sectores; estiman que volverá al paseo dentro de 30 días hábiles Fuente: Archivo
Virginia Mejía
(0)
13 de julio de 2018  

La primavera, pieza escultórica vedette del Jardín Botánico, desapareció de la fuente de agua con plantas acuáticas en la que reposaba desde principios del siglo XX. Obra de quien fue considerado el primer escultor argentino, Lucio Correa Morales, la ninfa -también llamada Ondina del Plata- estaba cerca de la entrada del tradicional paseo porteño.

El martes de la semana pasada, cuando justamente se conmemoraba el aniversario del nacimiento de Correa (1852-1923), llamó la atención de quienes paseaban por el pulmón verde del barrio de Palermo la súbita falta de la mujer desnuda, despojándose de ropas en el estanque de las nenúfares, una de las obras más valiosas del predio. Mario Morasan, un escultor que a diario se sienta a leer cerca de la fuente, contó a LA NACION: "Me preocupé cuando noté que la pieza no estaba en su lugar. Pregunté y un guardia me dijo que había aparecido a la madrugada con el brazo caído, desgarrado, y que se la habían llevado a otro lado".

Morasan, profesor de Bellas Artes y ganador de concursos nacionales e internacionales, supuso que estaba en el centro de salvataje de esculturas del gobierno porteño -el área de Monumentos y Obras de Arte (MOA)- y partió al día siguiente rumbo al lugar, donde tuvo acceso a la estatua y le confirmaron que había llegado hacía horas para ser reparada.

"Además del brazo cortado, tenía una rajadura en un pie y la base deteriorada. Esto se debe a que estuvo expuesta al agua y asciende humedad a la figura a través de la base", explicó.

Esta no es la primera vez en la que una obra de arte "se esfuma" del espacio público porteño. El mes pasado, El pensador, de Auguste Rodin, desapareció de la Plaza del Congreso y revolucionó las redes sociales cuando la gente subió fotos del pedestal vacío, mientras la estatua vandalizada era recuperada por expertos en predio del MOA.

Como El pensador y La primavera, son varias las piezas escultóricas que actualmente cobija ese centro de restauración: la Diana cazadora, diferentes partes del Monumento a España y El perdón, entre otras.

El estanque ahora, sin la ninfa
El estanque ahora, sin la ninfa Fuente: Archivo - Crédito: Patricio Pidal/AFV

La primavera es de mármol de Carrara, un material que se desgasta con el tiempo y que requiere una especial conservación, de ahí que su pie estuviera quebrado hacía varios años. Pero también presentaba fisuras, le faltó un dedo a la mano que sostenía el paño y una parte de la tela que sostenía la figura estuvo dañada mucho tiempo, defectos que durante años pusieron en peligro el equilibrio de la obra.

El brazo, al estar mutilado de cuajo, en un principio hizo suponer que habría sido cortado con una amoladora para luego venderlo como una pieza de mármol por separado. Pero, según la opinión de Morasan, el corte se produjo justo donde la ninfa tenía un brazalete decorativo, en la parte alta del brazo, que probablemente cayó al agua y fue extraído de la fuente. En caso de que los ladrones hubieran tenido intenciones de robarlo, deberían haberse metido en el agua para sustraerlo.

El Ministerio de Espacio Público porteño, del que depende el MOA, negó que hubieran querido robar la emblemática figura, que ilustra la tapa de los libros sobre esculturas porteñas. " La primavera no posee indicios de haber sido vandalizada, los daños son propios del material soporte, lo cual hace que esté en estudio la posibilidad de reinstalar la obra en exposición en algún espacio resguardado dentro del Jardín Botánico", dijeron. Respecto del tiempo que demandará su restauración, el ministerio informó que será de aproximadamente 30 días hábiles.

La Ondina del Plata es una figura de 1,60 metros y evoca a una deidad de la mitología escandinava, que con gesto despreocupado y una leve sonrisa recoge su cabello con la mano izquierda, para evitar que el mismo oculte su mirada con el movimiento de la brisa.

Su primera ubicación fue en la Avenida de las Palmeras, hoy avenida Sarmiento; su yeso original forma parte del patrimonio del Museo de Bellas Artes de Mendoza. Fue después una de las primeras figuras en decorar el Botánico, pero careció de una correcta preservación, advirtieron especialistas en patrimonio.

El tradicional paseo de Palermo, de casi 80.000 metros cuadrados, además de contar con más de 1500 especies vegetales es un museo al aire libre, con más de 30 esculturas de gran magnitud. Mara del Carmen Magaz, historiadora del arte, recordó: "El Botánico tiene un patrimonio riquísimo. Además de la obra de Correa, se destaca la de Ernesto Biondi, la Columna meteorológica, y piezas del italiano Leone Tommasi, conocido como el arquitecto de Perón".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.