Las tragedias navales causaron unas 130 muertes en 18 años

El dato se conoció en una jornada de reflexión sobre el tema, en el Congreso
El dato se conoció en una jornada de reflexión sobre el tema, en el Congreso Fuente: Archivo - Crédito: DPA
Candela Ini
(0)
13 de julio de 2018  

Unos 130 tripulantes argentinos murieron o desaparecieron en tragedias navales durante los últimos 18 años. Las cifras surgen de un informe elaborado por familiares de víctimas y especialistas del sector marítimo y fluvial y exponen la crisis del sector. El detalle muestra que 65 buques y un submarino (el ARA San Juan ) han sufrido siniestros, y que 45 de ellos fueron hundimientos.

El miércoles se realizó la jornada de reflexión sobre las tragedias navales en el anexo del Congreso. Allí se encontraron familiares de víctimas de accidentes marítimos y fluviales con legisladores que integran la Comisión de Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios y trabajadores del sector.

"La jornada que realizamos es un punto de encuentro. En los últimos tiempos se ha logrado que distintos aspectos de las tragedias navales sean parte de la agenda legislativa y pretendemos reflexionar en esta casa de leyes sobre cuáles son las medidas necesarias para no sufrir ni un hundimiento más", concluye el informe.

A través del mismo se busca dar cuenta del deterioro que sufre el sector marítimo y fluvial en Argentina hace décadas. Según señalan quienes lo elaboraron, esta problemática "es invisible a gran parte de la opinión pública".

Los familiares recibieron con gratitud una medida que oficializó el Gobierno el martes: la creación de la Junta de Accidentes Marítimos, una entidad autónoma dependiente del Ministerio de Transporte e integrada por representantes de organismos relacionados con el quehacer marítimo y naval. Destacaron que la creación de dicho ente es gracias al esfuerzo y la lucha que ejercieron durante años.

Fernando Duarte, jefe de máquinas de la marina mercante y director de cine, presentó durante la jornada un documental llamado "Barcos de papel", que cuenta la historia de la tragedia naval "El repunte", ocurrida el año pasado en Trelew. Esta dejó un saldo de tres muertos y siete desaparecidos.

Bajo el lema "Ni un hundimiento más", familiares de víctimas de buques siniestrados como el Repunte, reclaman al Estado Nacional desde hace años reglas del juego y políticas claras para que los trabajadores del sector marítimo y fluvial puedan ejercer sus tareas en condiciones de seguridad. En la jornada, los legisladores asumieron, una vez más, el compromiso para evitar futuros accidentes.

Hugo Godoy, el dirigente del gremio ATE, estuvo presente en el encuentro, y dijo: "Estos naufragios no fueron accidentes. Son producto de una política deliberada de diversos gobiernos que, a lo largo de los años, han destruido las enormes capacidades de conocimiento técnico y profesional, y de organización productiva que tenía la industria naval argentina.

Un delegado del astillero Rio Santiago dijo a LA NACION: "Aún estamos recabando datos, pero es importante mostrar que somos el chatarrerío naval del mundo; no se conoce bien el tema por fuera del sector porque es un asunto totalmente invisibilizado".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?