Un arquitecto renovó un depto convirtiéndolo en el hogar de su buen amigo

12 de julio de 2018  

Este departamento está ubicado en el último piso de un edificio de 1951, en lo que hace muchos años fue el atelier de un artista. Cuando Rodrigo se mudó, no le preocupó tanto la estética anticuada como el deterioro generalizado: se imponía remodelarlo. En un principio, encaró la tarea por su cuenta, pero dada la dimensión de la obra decidió contratar a alguien que comprendiera su estilo sin tanto hablar y, sobre todo, en quien confiara plenamente. Su amigo arquitecto Benjamín Pozzo, del estudio Grupo DWG, fue la elección evidente e inmediata.

Quién mejor que un buen amigo para ayudar a Rodrigo a transformar este pequeño departamento en un hogar cómodo, luminoso y funcional. A la der., reposera ‘Seat Read’ de la línea ‘Hierro del 10’, un diseño del estudio Grupo DWG. Crédito: Daniel Karp

"La primera etapa de la obra se focalizó en la redistribución de ambientes para optimizar el espacio, e incluyó hacer a nuevo la instalación eléctrica y sanitaria. La segunda etapa giró en torno al área social, a acentuar su identidad a través del mobiliario y la decoración", explica Benjamín.

"Una de las sensaciones buscadas fue pasar del caos de la ciudad a la tranquilidad de ‘una casa arriba de un edificio’. La salamandra, por ejemplo, aporta a esa idea de refugio".

En el living se dispuso un sillón en ‘L’ en chenille gris visón (Della Casa) con almohadones (Elementos Argentinos), una cómoda americana (Qué Coketo), velador (Ikea) y salamandra Tromen (La Vaca Tuerta). Las aberturas de aluminio son el modelo ‘Módena’ de Aluar.

Diseñada por Grupo DWG especialmente para este espacio, la mesa ratona ‘Transporteibel’ tiene patas desmontables para trasladarla fácilmente a la terraza. Crédito: Daniel Karp

"La mayoría de los muebles se diseñó especialmente y usando sobrantes de obra. Como la mesa de comedor, por ejemplo: las patas y los perfiles eran parte de la estructura del techo. Para que no se perdiera en el blanco, la pintamos de amarillo, un color que le da identidad al todo el espacio". La acompañan sillas de Eames ‘DSW’ (Centro de Diseño Italiano).

El edificio tiene una estética clásica muy marcada, pero Rodrigo tuvo un pedido claro: "Quiero entrar y sentir que estoy en un lugar distinto a los demás". Y su deseo se respetó a rajatabla.

Si bien la pared-vajillero tiene puerta corrediza, en la práctica queda siempre abierto para que se luzca el interior: da pena esconder la vajilla roja y blanca en contraste con la estantería negra. Crédito: Daniel Karp

Para compensar la baja altura de la viga en el paso al living, se hizo un escalón más ancho que permite bajar más cómodamente. Frente al vajillero quedaba un espacio sin fin específico. Dado que el dueño de casa es un gran anfitrión, se decidió hacer una barra que equilibra el ambiente con la calidez de la madera (sobrante de obra, una vez más) y dos banquetas ‘Hierro del 10’ de Grupo DWG.

“La puerta de madera tallada y las ventanas tipo claraboya fueron los únicos elementos del departamento original que se conservaron. Los reubicamos de acuerdo a la nueva distribución”. Crédito: Daniel Karp
Dos cuadros de su autoría fueron el regalo de fin de obra que Benjamín Pozzo le hizo a Rodrigo. Crédito: Daniel Karp

"El departamento cumple uno de los requisitos más importantes para su dueño: ser lugar de constantes reuniones de amigos y familiares".

En la cocina, anafe y horno de acero inoxidable (Fagor). Crédito: Daniel Karp

Las alacenas tienen frente de vidrio negro con marco de aluminio anodizado. Están acompañadas por estantes blancos laqueados, mesada de Silestone ‘Blanco Zeus’ y pileta de acero inoxidable ‘Quadra’ de Johnson con grifería monocomando ‘Temple’ de FV (Barugel Azulay).

“El baño se hizo a nuevo. Como es el único de la casa, el dueño prefirió que no fuera en suite”. Crédito: Daniel Karp

El espacio cuenta con mesada de mármol blanco ‘Thasos’, bacha de semiencastre de Deca Piazza y griferías FV ‘Dominic Lever’ (todo de Barugel Azulay). Arriba, botiquines de madera laqueada blanca con puertas de espejo. Para el piso y las paredes, se eligió un porcelanato italiano (SBG).

Para ampliar el dormitorio, el placard se hizo con puertas de espejo corredizas. Crédito: Daniel Karp
Mesas de luz con madera y tapa de lino laqueado modelo ‘Hierro del 10’ (Grupo DWG) con veladores de Ikea. Crédito: Daniel Karp

La ventana se amplió lo máximo que permitía la estructura y la cama se ubicó como ‘apoyada en la terraza’, con la vista como respaldo.

Cambios de luz

1:0

Plano

Todos los ambientes interiores se unificaron con un mismo piso de microcemento alisado color natural y paredes pintadas de blanco satinado. Crédito: Daniel Karp

Texto: Bárbara Orlando.

TEMAS EN ESTA NOTA