El "bebé Trump", estrella de las protestas contra el presidente de EE.UU. en Londres

Fuente: AFP Crédito: Tolga Akmen
13 de julio de 2018  • 10:07

LONDRES.- Una agenda oficial mínima, un impresionante dispositivo de seguridad por las miles de personas que rechazan su visita y protestas en todo el país que recurren al humor y a la ironía. El segundo día de Donald Trump en el Reino Unido será recordado, entre otras cosas, por el Baby Trump, un globo gigantesco que representa como un bebe gritón al presidente de Estados Unidos , "estrella" de las manifestaciones en su contra cuando "paseó" hoy por el centro de esta ciudad.

Un "bebé Trump" gigante sobrevolará Londres durante su visita - Fuente: AFP

1:2

El globo, de seis metros, evoca el carácter caprichoso, cambiante e infantil del jefe de la Casa Blanca. En pañales, con jopo a lo Trump y un teléfono celular para tuitear, se elevó sobre el palacio de Westminster, que alberga las dos cámaras del Parlamento y que fue el centro de las protestas contra las políticas de Trump sobre varios temas: la inmigración, el trato hacia las mujeres y el cambio climático.

Fuente: AFP Crédito: Tolga Akmen
Fuente: AFP Crédito: Tolga Akmen

Ayer, en su primer día en la isla, Trump fue recibido por la primera ministra, Theresa May . A la noche, el mandatario y su mujer, Melania Knauss , fueron agasajados con una cena de gala organizada por la premier en el Palacio de Blenheim, cerca de Oxford, la residencia donde nació el exprimer ministro británico Winston Churchill, uno de los héroes de Trump.

Trump realiza su primera visita a Gran Bretaña como presidente - Fuente: Reuters

0:57

Trump se reunió nuevamente con May hoy en Chequers, la casa de campo de la primera minitra cerca de Ellesborough, en el noroeste de Londres. Esta tarde, el presidente estadounidense tomará el té con la reina Isabel II en el castillo de Windsor.

Fuente: Reuters Crédito: Kevin Coombs
Fuente: Reuters Crédito: Simon Dawson

La visita de Trump al Reino Unido -calificada de "visita de trabajo", aunque rodeada de cierta pompa- se produce tras haber sido postergada en varias ocasiones por la resistencia popular.

La agenda oficial de la visita es mínima: no es un viaje de Estado-que hubiera obligado a la reina a pasearlo en carroza por el centro de Londres- ni habrá comida en Downing Street, sede del gobierno; tampoco una invitación a reunirse con el gabinete ni discurso ante las cámaras del Parlamento.

Fuente: AFP Crédito: Brendan Smialowski
Fuente: AFP Crédito: Brendan Smialowski

La relación bilateral

El vínculo entre Theresa May y Donald Trump no es el mejor. Desde que el magnate llegó a la Casa Blanca, May se vio obligada a criticar su decisión de aumentar las tarifas aduaneras del acero y del aluminio, de abandonar el tratado nuclear con Irán, de trasladar la embajada de su país a Jerusalén, de ordenar la interdicción de ingreso de musulmanes a Estados Unidos y de retuitear mensajes racistas de un grupo británico de extrema derecha.

Esta semana, Trump afirmó que el Reino Unido está en plena "agitación política", criticó los escasos gastos de defensa y la forma en que May negocia el Brexit con la Unión Europea .

En una entrevista con el tabloide británico The Sun, el presidente estadounidense dijo que el plan de May para el Brexit puede "matar probablemente" la posibilidad de un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos. "Si aprueban un acuerdo como ese, estaríamos tratando con la Unión Europea [UE] en lugar de con Gran Bretaña, y eso puede matar probablemente el acuerdo", dijo.

Agencias AFP y AP