Crónica de dos semanas infernales: cómo la AFA forzó la salida anticipada de Sampaoli de la selección argentina

Fuente: AFP
Andrés Eliceche
(0)
15 de julio de 2018  • 23:59

Fue un final anunciado y demorado: 15 días después de la eliminación de la Argentina del Mundial Rusia 2018, este domingo Jorge Sampaoli dejó de ser el entrenador de la selección. El presidente Claudio Tapia viajará hoy a Europa ya con el director técnico desactivado del cargo, una determinación que tomó rumbo inmodificable el viernes por la tarde. Con el arribo al país de Fernando Baredes, abogado y representante de Sampaoli, se aceleró la desvinculación. Aunque se presente oficialmente como una rescisión de contrato, se trató de un despido: la institución le pagará una indemnización de alrededor de 1,8 millones de dólares para que Sampaoli deje ahora mismo el cargo, un montó sensiblemente menor a los más de 8 millones de dólares que establecía la cláusula original.

En definitiva, lo que ocurrió hoy venía amasándose desde que Francia retrató las debilidades de la selección en Kazán y la dejó fuera de la Copa del Mundo. Cuando en esa noche rusa Sampaoli se apuró a aclarar que no renunciaría, su salida estaba cantada: Chiqui Tapia tenía le decisión tomada de que se terminara el ciclo. Que el mismo dirigente haya sido quien le firmara un año atrás un contrato por cinco temporadas no importó. Que el presidente haya dicho antes del Mundial que Sampaoli seguiría aunque la Argentina quedara afuera en primera ronda, tampoco. Que incluso en los últimos días haya expresado que Sampaoli tenía contrato con la AFA, menos. El penoso tránsito del equipo por Rusia, con inestabilidades dentro y fuera de la cancha, sentenciaron el ciclo Sampaoli.

Chiqui Tapia, sobre la continuidad de Jorge Sampaoli: "Tiene contrato" - Fuente: TyC

00:08
Video

El acuerdo fue el punto final de dos semanas intensas de desgaste. Todavía en Rusia, alrededor de Sampaoli aseguraban que el entrenador tenía un plan para continuar, basado en el seguimiento de jugadores que podrían llevar adelante una nueva etapa: "60 + 6" se titulaba la carpeta que el técnico les presentó a Tapia y Daniel Angelici en Ezeiza el lunes pasado, con apellidos de 60 jugadores y 6 arqueros. El hombre quería empezar desde cero, y sentía que tenías las fuerzas y los recursos para hacerlo. Con esas ideas trató de convencer a Tapia y Angelici, el más proclive de la mesa directiva a darle otra chance.

En nombre del presidente, la búsqueda de que el DT abandonara adoptó formas diferentes. Intentar obligarlo a que dirija a la selección Sub 20 en el torneo amistoso de L'Alcudia que se disputará a fin de mes fue una: "El se comprometió, los hombres de biien cumplen su palabra", lo toreó Tapia ante los medios en la puerta de la AFA, el viernes. Firmar la amistosa salida de Sebastián Beccacece, su principal asistente, y otros dos colaboradores, fue otra: el cuerpo técnico se desmantelaba. Dejar correr versiones de maneras poco profesionales con las que se lo trataría a partir de ahora ("lo vamos a hacer viajar en turista, para que tenga que bancarse a la gente", por ejemplo) siguió el mismo camino. El autodenominado "Operativo desgaste" adoptó formas variadas, ninguna digna del escudo que todos representan.

Fuente: Reuters

En esta última semana, Sampaoli fue todos los días al predio de Ezeiza, en medio de la incertidumbre por su futuro. Se reunió tres veces con Tapia, que se cuidó de no pedirle nunca la renuncia. Revisó la lista de juveniles en pos de conformar al plantel Sub 20 que aspiraba que en España dirigieran Lionel Scaloni y Matías Manna, sus colaboradores. Se convenció de que merecía tener una nueva oportunidad, a pesar de que su imagen se haya desfigurado tanto durante el Mundial. Creyó, e intentó hacerle creer a Tapia, que ahora se vería al verdadero Sampaoli, ya sin la tutela de la generación de jugadores históricos alrededor. Pensó que un año de trabajo en estas nuevas condiciones ofrecerían mejores resultados en la Copa América de Brasil, a mediados de 2019...

Era tarde. La oportunidad de su vida, "estar en el lugar que quiero estar", como dijo en Kazán después de la eliminación, deberá empezar a coonjugarse con otro tiempo verbal: ya son cosa del pasado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?