Salvini confirma su mano dura y rechaza recibir en Italia a un barco con 450 migrantes

El hombre fuerte del gobierno italiano dijo que no va a "aflojar" y le exigió a la isla de Malta que se haga cargo de la embarcación que avanza hacia la península en aguas del Mediterráneo
El hombre fuerte del gobierno italiano dijo que no va a "aflojar" y le exigió a la isla de Malta que se haga cargo de la embarcación que avanza hacia la península en aguas del Mediterráneo Fuente: AFP
Elisabetta Piqué
(0)
13 de julio de 2018  • 17:23

ROMA.- "Esta barcaza no puede ni debe llegar a un puerto italiano". En una nueva vuelta de tuerca de la crisis migratoria, Matteo Salvini, ministro del Interior y hombre fuerte del nuevo gobierno populista italiano, volvió a generar gran tensión en la Unión Europea (UE) y especialmente con Malta, al negarse una vez más a recibir una embarcación con 450 migrantes que navega hacia Italia.

"Como prometido, yo no aflojo. Una barcaza con 450 clandestinos a bordo está desde esta mañana en aguas de competencia de Malta, que se hizo cargo de intervenir. Pasadas las horas, sin embargo, nadie se movió, la barcaza volvió a navegar hacia Italia", anunció el líder de la xenófoba Liga, a través de Twitter.

"Sepan Malta, los traficantes y los 'buenistas' de toda Italia y de todo el mundo que esta barcaza no puede ni debe llegar a un puerto italiano", agregó en su habitual estilo desafiante.

El presidente de Italia interviene a favor de inmigrantes retenidos en barco - Fuente: Reuters

00:50
Video

Tal como sucedió hace unas semanas, la cancillería intimó a Malta a cumplir sus responsabilidades y recibir la embarcación. Según la cancillería, en efecto, en la madrugada de hoy el Maritime Rescue Coordination Center italiano recibió una señalización de una embarcación a la deriva -un viejo pesquero de 20 metros- con unas 450 personas, incluyendo menores con necesidad de asistencia urgente, en en área SAR (Search and Rescue) maltesa.

Las autoridades maltesas un par de horas más tarde avisaron que coordinarían las operaciones de rescate. Pero también pidieron a Roma disponibilidad para una eventual cooperación, sin finalmente poner en marcha el socorro acordado. De ahí el nuevo enfrentamiento con Malta y el pedido de la cancillería italiana.

El ministro de Transporte, Danilo Toninelli, respaldó el nuevo rechazo de Salvini. "Para la ley del mar es Malta la que debe enviar sus naves y abrir su puerto. Nuestra guardia costera podrá actuar si sirve su apoyo, pero que Malta cumpla con su deber", dijo.

El nuevo cortocircuito diplomático ocurre después de que ayer el presidente del país, Sergio Mattarella, se vio obligado a intervenir para que las autoridades dejaran bajar al puerto de Trapani 67 migrantes salvados días atrás por una nave militar. Un choque institucional entre la presidencia y el gobierno populista que nunca se había visto.

Vista la ausencia de barcos de ONG humanitarias -a quienes también el gobierno italiano le cerró los puertos-, diversas embarcaciones que parten de Libia y Túnez han logrado sortear los controles locales para llegar directamente a la pequeña isla de Lampedusa. Allí, en tan sólo dos días desembarcaron 56 personas: se trata de familias sirias y libias con muchísimos niños, según informó el diario La Repubblica.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?