Sigue el romance de los festivales con el cine local

La flor, de Mariano Llinás, estará en Locarno, y Rojo, de Benjamín Naishtat, encabeza la delegación a San Sebastián
La flor, de Mariano Llinás, estará en Locarno, y Rojo, de Benjamín Naishtat, encabeza la delegación a San Sebastián
Diego Batlle
(0)
14 de julio de 2018  

El cine argentino mantiene inalterable su romance con los grandes festivales de cine. En las últimas horas, Sueño Florianópolis, de Ana Katz, arrasó con tres de los principales premios en Karlovy Vary y varias películas fueron confirmadas para Locarno y San Sebastián.

Si se tiene en cuenta que este año en Berlín participaron diez títulos nacionales y en Cannes, otros cuatro, estamos ante una temporada muy exitosa en cantidad y calidad, tendencia que se consolidará durante la temporada fuerte de septiembre, que incluye también a la Mostra de Venecia y la gigantesca propuesta de Toronto.

Locarno -epicentro de la cinefilia más exigente- programó las 14 horas de La flor, de Mariano Llinás, en su competencia principal junto a los más recientes trabajos del coreano Hong Sang-soo y del rumano Radu Muntean, entre otros realizadores consagrados. En Cineasti del Presente -la segunda competencia oficial del certamen suizo- participará Familia sumergida, debut como directora de la reconocida actriz María Alché con un elenco encabezado por Mercedes Morán. Y eso no es todo: en San Sebastián, principal evento para el cine iberoamericano, cuya 66» edición se realizará del 21 al 29 de septiembre, Rojo, tercer largometraje de Benjamín Naishtat, participará en la Competencia Oficial junto con lo nuevo de Claire Denis, Naomi Kawase y Valeria Sarmiento.

El nuevo trabajo del director de Historia del miedo transcurre durante los años 70, poco antes del inicio de la última dictadura militar, y cuenta con Darío Grandinetti, Andrea Frigerio y el chileno Alfredo Castro como protagonistas. Además, previamente ya se habían confirmado otros dos títulos argentinos en la sección New Directors ( Julia y el zorro, de la cordobesa Inés María Barrionuevo; y Para la guerra, del platense Francisco Marise), mientras que en distintas muestras paralelas de San Sebastián participarán Las hijas del fuego, provocadora película de Albertina Carri premiada -al igual que La flor- en el último Bafici, y El ángel, film de Luis Ortega sobre el asesino serial Carlos Robledo Puch, vista en Cannes.

Todavía queda la chance de La quietud, el más reciente trabajo de Pablo Trapero , en Venecia y de varios otros films que se perfilan para Toronto. Desde la explosión del Nuevo Cine Argentino (allá por los 90) la producción nacional sigue siendo una de las favoritas de las principales muestras del mundo. Auténticas imágenes de exportación.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.