¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche? 7 joyas para buscar en la Feria del Libro Infantil

Feria del Libro Infantil
Feria del Libro Infantil
Natalia Blanc
(0)
14 de julio de 2018  • 00:10

Hoy seleccionamos libros de sellos chicos (y no tanto) que se pueden conseguir en los stands de la sede del CCK de la Feria del Libro Infantil . Hay animales curiosos, poemas geométricos, soñadores que sueñan despiertos y recetas con membrillo.

Con cuerpo de elefante
Con cuerpo de elefante

Con cuerpo de elefante, de Gaby Thiery (AZ). Había una vez un señor que un día se despertó y tenía cuerpo de elefante. Sorpresa. Horror. Desesperación. ¿Qué podría hacer ahora con ese cuerpo enorme?, se preguntó el hombre. Así, con ese planteo "kafkiano" comienza este precioso álbum para los más chicos. Con frases cortas, preguntas zumbonas, páginas mudas y dibujos coloridos, el cuento se mete con un problema profundo y existencial de manera sencilla y divertida. Tiene guiños para los lectores adultos y una vuelta de tuerca interesante sobre el final.

¡Qué animales!, de Ema Wolf, ilustrado por Carlos Nine. Como cuenta la autora en la introducción, este "bestiario" nació en una costumbre de la infancia de sus hijos que, cada vez que veían un bicho "raro" en un documental, la llamaban urgente para que lo viera. Así se le ocurrió escribir sobre animales que pueden parecernos excéntricos pero son, en alguna parte, comunes y corrientes. Así, por las páginas aparecen el ai, "el más perezoso de los perezosos" (juro que no lo conocía), una clase de langosta que, a simple vista, parece una hoja (y por eso se le dice "hoja andariega"), un ave llamada ganga y un mono de Borneo muy narigón, entre otros animales. Todas las entradas están unidas por un personaje: el profesor Zeque, un estudioso de la fauna. Presten atención a los dibujos de Nine, gran ilustrador argentino fallecido en 2016.

¡Qué animales!
¡Qué animales!

Cachorrito, no te aburras, de Gabriela Keselman y Natalia Colombo (Edelvives). "Máaaa, me aburrooo". Esta inquietante frase, una de las más escuchadas en casa en días de vacaciones, es el eje de este precioso libro con textos de Keselman e ilustraciones de Colombo. De la colección Pequeletra, para los más chiquitos, el cuento está protagonizado por un tierno cachorro blanco que no sabe bien qué hacer en un día de lluvia. Ya jugó a ser brujo, mago, detective, cocinero, campeón olímpico y hasta músico y sigue aburrido. Por suerte, está muy cerca su mamá y, juntos, todo es más divertido.

El soñador, de Pablo De Bella (Fondo de Cultura Económica). Ganador del concurso de álbum ilustrado A la Orilla del Viento, el libro tiene como protagonista a un personaje muy dormilón. "A veces sueño que me quedo dormido y que empiezo a soñar", dice y ahí empieza a contar los sueños que le aparecen cuando sueña que duerme. Un álbum encantador que propone más de un sentido y un juego poético entre el texto y la imagen.

El membrillo
El membrillo

El membrillo, de Clau Degliuomini (Periplo). Una bella historia poética adentro de otra, escrita en verso, que encierra un secreto. El libro, también ilustrado por la autora, lleva en sus páginas los colores ocres del otoño. Después de recorrer los textos y los dibujos, hay un bonus track: dos recetas para compartir platos ricos preparados a base de membrillo.

El jardín, de Atak (Niño). Las páginas de este álbum parecen cuadros pintados al óleo. Las imágenes representan escenas que narran una historia. En este caso, las frases breves acompañan lo que está representado. Traducido del alemán por Rafael Spregelburd, el libro lleva la firma de Atak, nombre artístico del ilustrador e historietista alemán Georg Barber, que estudió Comunicación Visual en la Universidad de las Artes de Berlín, ciudad donde reside. Publicado en Alemania en 2013, es un hallazgo del sello independiente Niño que lo editó en el país a fines de 2017. Un libro peculiar, que atrae y desconcierta, porque plantea el jardín no como un lugar sino como un estado de ánimo. Una de esas rarezas para no dejar pasar.

El jardín de las formas, de Jorge Luján y Linda Wolfsgruber (Comunicarte). Este álbum con poemas de Luján e ilustraciones de la italiana Wolfsgruber también está dedicado a un jardín peculiar poblado de figuras geométricas. Los versos, algunos presentados como caligramas, giran alrededor de diversas formas: círculo, cuadrado, rombo, espiral. Un poemario original y divertido, ideal para que los se fascinan con los juegos de palabras y de sentidos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.