Feria en Tecnópolis: libros, juegos, ciencia... y dinosaurios

Habrá actividades para los chicos que van de una visita al mundo de Charles Darwin al ADN de una banana
Habrá actividades para los chicos que van de una visita al mundo de Charles Darwin al ADN de una banana Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Silvina Premat
(0)
14 de julio de 2018  

Libros, teatro, música, experimentos científicos, juegos y hasta la sensación de volar entre las altas montañas. La propuesta del parque público Tecnópolis, que abrió esta semana, ofrece a las familias una vez más un combo de entretenimiento e introducción al mundo de la cultura y de la ciencia para todos los gustos y edades. Con algunas actividades menos que los años anteriores, pero también con varias novedades, el predio en Villa Martelli es -hasta el 29 de este mes- una de las tres sedes de la Feria del Libro Infantil y Juvenil, además del CCK en el microcentro porteño y el Centro Cultural Dardo Rocha, en la ciudad de La Plata.

Los gruñidos de los nuevos invitados para los puestos protagónicos, quince monstruos marinos animatrónicos, prehistóricos y actuales, no llegan a superponerse con los de los ya clásicos dinosaurios que, en veintiocho especies diferentes, pueblan el Parque de los Dinos. La amplitud del predio facilita a cada cual un espacio particular.

Así, en 900 m2 se puede interactuar con la vida y las investigaciones del naturalista y científico Charles Darwin en una muestra de la parisiense La Villette presentada por Tecnópolis y Universcience. O, entre otras actividades, pueden apreciarse durante veinte minutos las estrellas, las constelaciones, los eclipses y el sistema solar en 360° tal como se lo hace en el Planetario de Palermo, pero en uno más pequeño instalado en una carpa inflable. O ver de cerca una réplica exacta de una de las momias de Llullaillaco en un stand del Museo Arqueológico de Alta Montaña, de Salta. La Feria del Libro Infantil tiene en este espacio el mismo look que el de sus versiones porteña y platense. La ambientación alude a la Leyenda del ceibo, en torno de la cual se propone a los niños que busquen dispersas en el piso o los muros del pabellón veinticinco palabras claves de ese texto, algunas en guaraní, como Py'aguasu (miedo), Che hopá (mi raíz).

Las iniciativas de la Feria se suman al menú ofrecido por los otros espacios de Tecnópolis. Los más chicos podrán montar pequeños caballos a ruedas, espantar pececitos de colores cuyas imágenes "nadan" en el mismo suelo que ellos pisan y, con sus padres, sorprenderse ante una pista de autitos de carrera que funciona con energía cinética.

A las experiencias de interacción virtual ya conocidas por quienes asistieron en otras oportunidades a Tecnópolis, los "vuelos en aladelta" y los paseos en bici por las cataratas, los lagos, las sierras u otros paisajes del país, se sumaron dos "palestras digitales aumentadas", una mezcla entre la escalada y los videojuegos.

En el espacio del Conicet se hacen investigaciones científicas a través de experimentos que, guiados por estudiantes de ciencias exactas, permiten, por ejemplo, extraer in situ el adn de una banana.

PARA AGENDAR

Tecnópolis

Todos los días, de 12 a 20. Luego de las vacaciones de invierno: miércoles, jueves y viernes, de 10 a 18, y sábados, domingos y feriados, de 12 a 20

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?