Es momento de invertir en turismo

16 de julio de 2018  

Hoy, los inversores locales y extranjeros de largo plazo están viendo verticales como agro, oil & gas, minería, energías renovables y proyectos de infraestructura de participación públicoprivada (PPP). Estoy convencido que les falta sumar un vertical, el turismo. El turismo es un sector económico estratégico para el desarrollo del país, para captar inversiones privadas a largo plazo. Ahora bien, no tenemos que limitarnos a los hoteles, sino a todas aquellas que dinamizan las matrices productivas de los destinos: conectividad aérea y terrestre, alojamiento y toda su gama de variantes como resorts, lodges, glamping, motorhomes, cruceros fluviales y marítimos que son hoteles sobre el agua, trenes turísticos que son hoteles sobre rieles, parques temáticos que extienden estadías y hasta llegan a crear destinos, centros de esquí y termales, centros de convenciones y comerciales -shoppings- y desarrollos tecnológicos de distribución, comercialización y conversión.

El turismo, bien desarrollado, responsablemente, en equipo sector público y privado, involucrando a las comunidades locales, con visión de largo, puede en poco tiempo sacar al limpiavidrios de la calle convirtiéndolo en botones de un hotel, mozo, cocinero, bachero, baqueano-guía, y puedo seguir. ¿Por qué es el momento de invertir en turismo en Argentina?. Porque este contribuye 3.7% al PBI en forma directa, genera 5.4% del empleo, es el #4 complejo exportador (#1 por lejos en Servicios). Mueve $165.000 millones en consumo interno (95% se da en las economías regionales, sólo el 5% en Buenos Aires).

Es el momento porque crece 50% más que la economía global. Porque el turismo interno, verdadero motor de las economías regionales, crece a 2 dígitos: 18% en 2017 con 51,4 millones de arribos internos, batiendo records históricos en ocupación y pernoctaciones hoteleras. Es el momento porque en los próximos dos años aumentarán 44% los pasajeros en avión, se sumarán 12,1 millones de nuevos pasajeros (8,3 millones en cabotaje y 3,8 millones en vuelos internacionales) según estiman desde el Ministerio de Transporte de la Nación. Y creo que se quedan cortos, porque hay que sumar el envión por la quita de la banda mínima para pasajes comprados 30 días antes a partir del 15 de agosto. Una medida que les permitirá a las low-cost desarrollar al máximo sus planes de negocios. Tenemos un espacio para crecer. La Argentina recibe tan sólo el 0.5% de los viajes internacionales. América del Sur el 2.8%. Vale la pena entusiasmarse por todo lo que hay por hacer. Es el momento de invertir en turismo en el país.

TEMAS EN ESTA NOTA