Dolarizar o pesificar de prepo no son buenas ideas

Juan Carlos de Pablo
(0)
15 de julio de 2018  

Si tomo un cortado en un bar, le pregunto al mozo cuánto le debo: me dice que incluyendo la propina $60, le doy un billete de 2 dólares y lo acepta sin problemas. Nítido ejemplo de que la Argentina tiene un régimen bimonetario de pagos y de atesoramiento. La disconformidad con la realidad actual a algunos los lleva a recomendar dolarizar la economía, eliminando los pesos, y a otros, al extremo contrario, realizar un "cambio cultural" para que los argentinos solo utilicemos la moneda local. ¿Cuál es la mejor alternativa?

Para que me aclarara esto, entrevisté al ruso John Marion Letiche (1918-2017), quien durante la década de 1930 migró a Canadá primero y a Estados Unidos después. A partir de 1946 enseñó en la Universidad de California en Berkeley. "Su experiencia como inmigrante influyó en la forma en que interactuó con sus alumnos, porque el estatus del inmigrante es el estatus de la inseguridad", destacaron Olivia Nouriani y Sam Levin. En historia del pensamiento económico, Letiche descubrió la verdadera identidad de Issac Gervaise y la naturaleza de su carrera, ubicando en contexto histórico El sistema o la teoría del comercio del mundo, el magnífico panfleto de 34 páginas que publicó en 1720. Murió mientras dormía, como Miguel Ángel Almada, Franco Modigliani y Joseph Allois Schumpeter.

-¿Cuáles son las funciones que cumplen los objetos utilizados como dinero?

-Principalmente tres: unidad de cuenta, medio de pago de aceptación general y reserva de valor. Unidad de cuenta significa que los precios de los bienes en términos del objeto utilizado como dinero; medio de pago de aceptación general quiere decir que con suficientes cantidades del objeto considerado dinero se puede comprar cualquier bien, y reserva de valor, que el dinero conserva a lo largo del tiempo su poder adquisitivo.

-Para ser considerado dinero, ¿tiene que cumplir todas las funciones?

-No. Es más, el derecho especial de giro, la moneda del FMI, como la guinea, son principalmente unidades de cuenta, pero no existen físicamente y por consiguiente no pueden servir como medios de pago de aceptación general.

-¿Por qué se dice que la Argentina es una economía bimonetaria?

-Porque la enorme mayoría de los precios están denominados en pesos (las propiedades son una excepción); porque también en la enorme mayoría de los casos los pesos y los dólares se pueden utilizar como medios de pago de aceptación general (¿quién, en su país, no aceptaría el equivalente en dólares de determinada cantidad de pesos?); mientras que, dado que desde fines de la Segunda Guerra Mundial ustedes han padecido inflación y la tasa de interés que recibió el ahorrista casi siempre se ubicó bien por debajo de la tasa de inflación, buena parte de la riqueza financiera de los argentinos está en dólares.

-El bimonetarismo genera problemas. Para los partidarios de la dolarización, dificulta que la Argentina equilibre sus cuentas fiscales, mientras que para los partidarios de que solo utilicemos pesos le estamos prestando ahorros a Estados Unidos, a cero tasa de interés nominal en dólares, y a tasa de interés real negativa, porque ellos también tienen inflación.

-Comparto lo que dice, pero le recuerdo que la vida es problema contra problema.

-¿Qué quiere decir, en este caso?

-Le propongo que tomemos primero la propuesta de dolarizar la economía, que consiste, básicamente, no solo en que el Banco Central no pueda emitir más pesos (lo cual no necesariamente quiere decir dejar de existir, porque subsistiría el rol de supervisión del sistema financiero), sino en rescatar los pesos en circulación, entregando -por ejemplo- dólares. Me parece una iniciativa política y socialmente destinada al fracaso, y dados los problemas que ustedes ya tienen, no les recomendaría agregar uno que no tienen. A propósito, tengo otro comentario para hacerle: la dolarización de la economía fue planteada como alternativa a la convertibilidad, a comienzos de 1991.

-¿Qué piensa de un "cambio cultural" que llevara a los argentinos a olvidarse de los dólares y pensar solo en pesos?

-Tengo la misma respuesta que con respecto a dolarizar la economía. Pensar, dada la sensibilidad que ustedes llevan en la sangre, producto de la experiencia de siete décadas de historia, que un mensaje persuasivo puede hacerles sustituir los dólares por los pesos como reserva de valor es sencillamente no pensar. Eso ni siquiera ocurrió como unidad de cuenta o medio de pago de aceptación general en operaciones de comercio exterior. Como signo de "independencia económica", hace unos años se intentó en las operaciones comerciales con Brasil, pero solo una ínfima proporción dejó de denominarse en dólares, para pasarse a pesos o reales.

-Pero entonces, ¿tenemos que pagar los precios de seguir con un régimen bimonetario?

-Le recuerdo que el óptimo es lo mejor de lo posible, no lo mejor de lo mejor. El bimonetarismo, en la Argentina, tiene fundadas razones de ser, que no pueden ser modificadas por medio de la legislación, de prohibiciones ni de obligatoriedades. Fraternamente, les recomendaría que se concentraran en los problemas que tienen, que no son pocos, en vez de gastar energías en reclamos que hoy no existen, al menos de manera perentoria.

-Don John, muchas gracias.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios