Crecen las líneas y las apps de denuncias en las empresas

Tras la sanción de la ley de responsabilidad penal empresaria, las compañías refuerzan sus estrategias para que se cumplan las normas; cuestan entre 400 y 1000 dólares por mes
Tras la sanción de la ley de responsabilidad penal empresaria, las compañías refuerzan sus estrategias para que se cumplan las normas; cuestan entre 400 y 1000 dólares por mes Crédito: Max Aguirre
Paula Urien
(0)
15 de julio de 2018  

A siete meses de la entrada en vigencia de la ley 27401 de responsabilidad penal empresaria, las empresas ajustan su departamento de compliance para "pescar" irregularidades que pueden llevar, si se llega al extremo que establece la ley, a la pérdida de su personería jurídica. Cohecho (soborno a autoridades o funcionarios públicos); concusión (cuando un funcionario público exige un soborno y la persona o empresa se lo paga) y balances falsos, entre otros delitos, pueden tener, a partir de la sanción de la nueva ley, efecto en la persona jurídica de la empresa a través de multas, suspensiones (para participar en licitaciones, por ejemplo) y "disolución y suspensión de la personería cuando hubiese sido creada al solo efecto de la comisión del delito..."

Entre las herramientas que se pusieron en marcha hace ya unos años, pero que hoy tienen un nuevo impulso, está la línea de denuncias, uno de los canales mas eficaces para lograr que, de manera anónima, una persona que pertenece a la empresa pueda explayarse sobre prácticas que sospecha, o sabe que son nocivas o corruptas. En la Argentina el 92% de las llamadas que recibe la empresa internacional Resguarda, que se dedica a la prevención, control y detección de fraudes a través de líneas de denuncias, son anónimas. Informan que es una cuestión cultural ya que en los Estados Unidos, por ejemplo ese mismo porcentaje de denuncias se realizan con nombre y apellido. Por lo tanto asegurar el anonimato es fundamental para que la línea sea exitosa. Aquí el denunciante debe sentirse seguro en este aspecto.

"En la Argentina llegamos un poco tarde con la ley de responsabilidad penal", dice Pablo Paladini, director de Resguarda. "Nuestro mercado estaba más orientado a otros países de América latina que ya tienen la ley desde hace varios años. Ahora el movimiento es mayor en nuestro país, sobre todo en las empresas que tienen que licitar con el Estado". Entre ellas e incluyen las pymes.

Sobreprecios en licitaciones públicas con un guiño del Estado, un jefe que pide que se altere la contabilidad, un compañero que se lleva mercadería, un director que lava dinero...Los casos son infinitos, aunque en la Argentina la palabra "buchón" habla del silencio debido ante algo que se ve y que no está bien. Pero la nueva ley establece un cambio: los empleados comienzan a entender que lo que no era asunto de ellos, ahora lo es porque pueden quedarse todos sin trabajo si se aplica a la empresa todo el rigor de la ley.

"En este país siempre existió esa cultura de considerar al informante como un buchón, pero es consecuencia cómo se transmite el mensaje interno", dice Carlos Rozen, director de la Asociación Argentina de Ética y Compliance y socio de Governance, Risk & Compliance BDO. "Es la más alta dirección la que tiene que dar el mensaje a toda la organización sobre la importancia de cuidarla de todo acto que vaya en contra de las pautas de comportamiento esperadas. De lo contrario, las implicancias legales no solo impactan económicamente en la compañía sino que también lo hacen en su reputación". Desde PwC, confirman que desde que se sancionó la ley se reciben más pedidos para contratar la línea ética o de denuncia. "Se trata sobre todo de empresas nacionales y pymes, ya que las multinacionales y las que cotizan ya tenían que cumplir con requisitos establecidos por leyes extranjeras que obligan a seguir estándares internacionales que incluyen normas de integridad", dice Andrés Sacurno, director de la práctica de Forensic Services en PwC.

Por ejemplo, Corporación América Airports, un holding liderado por Eduardo Eurnekian que nuclea 52 aeropuertos en siete países, llegó a la bolsa de Nueva York en febrero de este año y, por ello, está sujeta a las normas de la Securities and Exchange Commision (SEC). Desde la división local, Aeropuertos Argentina 2000, su director de Compliance y Control Interno, Gustavo Nigohosian, dice que "aunque ya teníamos un código de conducta antes de la salida a la bolsa, estar bajo normas de la SEC implica que hay todavía más controles ya que establece multas. No solo tenemos entonces la ley penal empresaria sino también a la SEC por lo que se manejan estándares de compliance mucho más exigentes". Control sobre proveedores, las acciones de funcionarios públicos, el monitoreo de gastos con un auditor externo, la política de regalos, son algunas de las acciones de prevención de fraude y corrupción. Y también, la línea de denuncias, para la cual "no veo ningún signo de desconfianza interno", dice Nigohosian.

MeeToo recargado

Las principales categorías de denuncias que se canalizan por Línea Ética, según estadísticas aproximadas del 2017 y 2018 de BDO son:

  • Acoso Laboral (50%).
  • Corrupción (soborno, conflicto de interés, contratación fraudulenta de terceros (25%).
  • Apropiación indebida de activos corporativos (15%)
  • Violaciones a normas de seguridad y medio ambiente (5%)
  • Falsificación de informes contables (5%)

En la era del #MeToo, el movimiento que denuncia el acoso sobre todo en ámbitos laborales, es notable que entre las acciones más denunciadas esté el acoso que puede ser sexual, pero también laboral, como el hostigamiento. Una sorpresa quizás ya que la expectativa era que la mayor cantidad de denuncias fuera por corrupción. Desde PwC están de acuerdo en que "las denuncias mas frecuentes están relacionadas con temas de diversidad, genero, acoso, algo que hace unos años no era común".

El ranking de PwC muestra que el principal punto de conflicto se denuncia desde o hacia el sector de compras y contrataciones. Son los proveedores los que, al tener acceso a la línea ética, se comunican para denunciar lo que consideran injusticias y/o irregularidades y/o conflictos de interés.

El resto de las denuncias ya se relacionan con la corrupción, el robo de activos y otros delitos. "Resaltamos la importancia de que los delitos se conozcan en primer lugar dentro del marco de las empresas", dice Rozen. Hace referencia a que una vez que la información está en los medios, o en manos de un competidor o un fiscal, la empresa ya pierde la posibilidad de autodenunciarse, según la nueva ley de responsabilidad penal empresaria. En cambio, si es la empresa la que tiene mecanismos aceitados desde un programa eficaz de integridad, pueden haber atenuantes en caso de corrupción y otros delitos. Así lo establece el artículo 9, que dice que "quedará eximida de pena y responsabilidad administrativa la persona jurídica", cuando haya denunciado un delito previsto en la ley como consecuencia de una actividad propia de detección e investigación interna.

Llamadas, web y apps

"Antes la líneas éticas eran mas básicas, hoy el mercado nos lleva a ofrecer las líneas a nivel internacional a través de distintos canales", dice Rozen. Se trata de llegar al millennial que está más conectado con las Apps que con las páginas web o las líneas de teléfono. Desde una aplicación mobile se pueden subir o sacar fotos, grabar mensajes, explicar con mensaje de voz que a su vez también se puede distorsionar para resguardar el anonimato, o también convertir la voz a texto. "Las apps capturan algo muy importante, que es la espontaneidad, la necesidad de denunciar al segundo de sucedido el hecho con el calor del momento. Es una herramienta efectiva y muy nueva en este campo".

También el denunciante puede "colgar" desde la web o la App evidencias después de incluir un código y puede informarse sobre el estado de la investigación.

Desde Resguarda, Pablo Paladini dice que también están trabajando en el desarrollo de la aplicación, pero destaca que a través de las llamadas los operadores están entrenados para obtener la máxima cantidad de información en solo 5 minutos, que es lo que en promedio dura la llamada. "Aunque las mayoría de las denuncias se realizan a través de los medios electrónicos (un 75%), priorizamos las llamadas porque entendemos que la persona que decide llamar está comprometida con la denuncia y tienen mucha veracidad".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?