El Presidente apuntó a las "mafias" por las tragedias de los pesqueros

Macri se reunió con empresarios y sindicalistas vinculados a la pesca marítima
Macri se reunió con empresarios y sindicalistas vinculados a la pesca marítima Fuente: Archivo - Crédito: Fabian Marelli
Darío Palavecino
(0)
14 de julio de 2018  

MAR DEL PLATA. Desocupación en alza en la industria. Sucesión de hundimientos de buques y el reclamo de los familiares del desaparecido submarino ARA San Juan . Fueron los frentes de tormenta que esperaban al presidente Mauricio Macri en su visita de ayer a Mar del Plata , donde encabezó una reunión con más de medio centenar de empresarios y sindicalistas vinculados a la pesca, actividad que en el puerto local atraviesa momentos de dificultades económicas y una sucesión de tragedias en el mar.

Si bien en la hora y media que duró el encuentro se avanzó sobre una agenda amplia y puntual que abarcó desde la necesaria renovación de embarcaciones comerciales hasta la posibilidad de renegociar convenios colectivos de trabajo en el sector, el jefe de Estado hizo foco en la reciente pérdida de vidas de pescadores.

"Hay que poner fin a las mafias que impiden que haya seguridad en el mar", les remarcó al abrir esta mesa de trabajo y tras haberse reunido con familiares de algunos de los 25 tripulantes fallecidos o desaparecidos en los recientes naufragios de los buques San Antonino, Repunte y Rigel. "Basta de siniestros marítimos, que cada cual asuma sus responsabilidades", insistió en un mensaje que sonó apuntado a Prefectura Naval Argentina, fuerza que habilitaba embarcaciones, responsabilidad que el Ejecutivo acaba de delegar en los ministerios de Transportes y Seguridad.

El presidente Macri encabezó en Mar del Plata la reunión de la Mesa de la Pesca
El presidente Macri encabezó en Mar del Plata la reunión de la Mesa de la Pesca Crédito: Presidencia

Fue un llamado de atención también para los armadores, a los que se les pidió que no zarpen buques sin condiciones óptimas e inviertan en mejorarlos o cambiarlos. Héctor Sanitá, padre de un tripulante del recientemente hundido pesquero Rigel, fue crudo con esos empresarios. "Los dueños de barcos cobran un seguro, van al astillero, ponen la plata, hacen un barco más grande y listo", había acusado tras salir de una reunión privada con Macri.

La de ayer fue la cuarta reunión del Presidente con empresarios de la pesca -la primera tuvo menos de diez invitados- y la primera que se hace en Mar del Plata con participación de referentes gremiales. Todos se sentaron cara a cara y en torno de una mesa corrida con más de 60 sillas hicieron sus planteos. Allí también estuvieron el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, y el de Agroindustria, Luis Etchevehere .

Macri visitó el Astillero Contessi, que tomó nuevos empleados
Macri visitó el Astillero Contessi, que tomó nuevos empleados Crédito: Presidencia

En el salón de usos múltiples del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep) se trazaron entonces las principales cuestiones por resolver para un sector que tiene exportaciones anuales superiores a los 2000 millones de dólares (casi 30% más que el mercado de carnes rojas) y nuevos mercados por explotar. El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Guillermo Bernaudo, dijo a LA NACION que hay acuerdos con Rusia y un gran nicho en China para el langostino y la centolla.

En la reunión, las cámaras empresarias insistieron con las políticas de reintegros a las exportaciones y ajustes sobre el sistema de aseguradoras de riesgos de trabajo.

Los gremios debutaron con sus reclamos. El Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape) insistió en los problemas de seguridad a bordo. "Lo invitamos a ver los barcos rotos y abandonados", dijo al salir de la reunión, pero conforme con los recientes ajustes en exigencias de trajes salvavidas. Cristina Ledesma, titular del Sindicato Obrero de la Industria del Pescado (SOIP), habló de las urgencias por la merma de trabajo en tierra que tiene la pesca. "Tenemos 336 compañeros tomando plantas porque se quedan en la calle", dijo sobre una actividad que reúne 11.000 obreros. "Se necesita trabajo ya porque la ciudad se está prendiendo fuego", advirtió luego a LA NACION. Los gremios también hicieron un guiño positivo a la propuesta que Macri acercó para revisar los convenios colectivos de trabajo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?