La flota de autos de lujo que une a la Justicia con funcionarios políticos

Están los hermanos Lijo, un asesor de Ritondo y el exsecretario de De Vido
Están los hermanos Lijo, un asesor de Ritondo y el exsecretario de De Vido Fuente: Archivo
Iván Ruiz
(0)
14 de julio de 2018  

El elegante Mercedes Benz E350 blanco que usó el juez Ariel Lijo difícilmente pueda ser opacado. Excepto si aparece un Porsche Coupé 2008, un auto valuado -como mínimo- en $3 millones. El Mercedes Benz, el Porsche y otros 20 autos fueron adquiridos en apenas dos años por la Caledonia Seguros por un total de $11,2 millones, según consta en documentos oficiales.

La compañía de seguros que compró Alfredo Lijo, el hermano del juez, tuvo un vertiginoso ascenso de la mano de un grupo de socios que lograron superar la grieta de la política. A su lado aparece Ernesto Chalabé, una persona de confianza de José María Olazagasti, exsecretario privado del exministro Julio De Vido . También es socio de Caledonia Marcelo Rochetti, jefe de gabinete del ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo .

Freddy Lijo y sus socios se quedaron en 2014 con "el casco" de una vieja compañía de seguros en desuso, pero con una licencia habilitada para explotar el negocio. La firma multiplicó sus activos durante los primeros tres años, pero ahora está inhibida por la Superintendencia de Seguros (SS) y con un déficit de $251 millones, informaron fuentes oficiales. Mientras sumaban deuda compraron autos a nombre de la compañía y extendieron cédulas azules para los socios y familiares.

Los números oficiales no parecen acorde con los valores de mercado. El Mercedes Benz, el Porsche, una camioneta Jeep Grand Cherokee y otra Toyota Hilux, que son los cinco vehículos identificados por LA NACION, superan ampliamente el promedio del valor declarado en el balance de Caledonia para 2016.

Fuente: Archivo

Freddy y su hermano juez, por ejemplo, manejaron el Mercedes Benz blanco. ¿Quién se subió al Porsche Coupé? Marcelo Rocchetti, funcionario del Ministerio de Seguridad bonaerense. "Caledonia compró un Porsche y él lo usa a veces", dijeron desde su entorno.

Como Freddy Lijo, Rocchetti también es accionista de la aseguradora. Caledonia le extendió al funcionario bonaerense dos cédulas azules sobre el Porsche Coupé patente IYH780, en 2015 y 2017. Fue la única persona habilitada para manejar ese auto, según consta en los documentos oficiales que revisó LA NACION. Desde la compañía, además, le hicieron nuevas cédulas para manejar los vehículos con patentes AB176PY y OLR548.

El funcionario de Cambiemos informó bienes por más de $8 millones en su declaración jurada, entre ellos, una moto por un valor fiscal de $165.000 y una embarcación por $126.000, pero no declaró ningún auto.

Rochetti, abogado penalista, supo defender a César Milani (jefe del Ejército durante el kirchnerismo) y al jefe de la barrabrava de Boca, Rafael Di Zeo. Asumió en la provincia de la mano de Ritondo y fue denunciado por Elisa Carrió por haberse declarado "amigo personal" del fiscal Alberto Nisman, vivir en el mismo edificio de Puerto Madero y, al mismo tiempo, tener vínculos profesionales con Milani, un hombre vinculado a los servicios de inteligencia.

"Los autos que usamos los accionistas forman parte del capital de la empresa. En vez de tener plata muerta, a veces se compran autos. También compramos una casa", dijeron desde Caledonia. Efectivamente, la aseguradora compró con un inmueble en Cardales y otro sobre la calle Condarco, en Capital.

Hubo cédulas azules para todos los accionistas. Fernando Dapero, presidente de la firma, puede manejar siete vehículos; la familia De Anso, vinculada a otro accionista- tiene seis cédulas azules; y Chalabé, hombre cercano a Olazagasti, también puede manejar un vehículo.

Los Lijo, además, fueron beneficiarios de otras licencias para el hermano menor del juez y para Leonardo Rego, entonces empleado del haras La Generación.

Por: Iván Ruiz

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.