Las partidas para programas de prevención y de educación sexual tienen un ritmo de ejecución lento

Solo se utilizó el 8% de lo previsto; en Salud aseguran que ahora se acelerarán los giros
Laura Serra
(0)
15 de julio de 2018  

En la discusión sobre la legalización del aborto , los detractores del proyecto agitan como bandera que la mejor manera de evitar los embarazos no deseados y, por ende, los abortos clandestinos, es la educación sexual y la prevención sanitaria con el reparto de anticonceptivos. Esta bandera, sin embargo, se choca contra la realidad: durante los dos primeros años de gestión de Cambiemos ambos programas sufrieron una fuerte desinversión y recién ahora esa tendencia comenzó a revertirse, aunque aún de manera lenta.

En efecto, con un presupuesto de 360 millones de pesos, el programa "Desarrollo de la Salud Sexual y la Procreación Responsable" del Ministerio de Salud ejecutó, a julio de este año, solo el 8% de su partida. Este programa es fundamental para la prevención del embarazo no deseado, pues su objetivo básico es la distribución de anticonceptivos (como preservativos, DIU e implantes subdérmicos) en la población sexualmente activa. El ministro de Salud, Adolfo Rubinstein, aclaró a LA NACION que esa baja ejecución es provisoria, pues ya que buena parte de aquella partida de 360 millones ya está comprometida con la compra de anticonceptivos que hizo el Estado vía licitación pública el año pasado. "Ya está todo comprado y los insumos se están repartiendo en los centros de salud de todo el país", enfatizó.

Rubinstein heredó una situación compleja al asumir la cartera, en diciembre del año pasado. "Durante la gestión de (Jorge) Lemus (su antecesor en el cargo), el Ministerio estuvo prácticamente paralizado", desliza a LA NACION el directivo de una importante ONG que se dedica a la educación y a la salud sexual. Las cuentas de inversión 2016 y 2017, que exhiben cómo cada jurisdicción gastó sus recursos, dan cuenta de ello: en el primer año de gestión del Gobierno, solo se repartió el 10% de los preservativos previstos y apenas el 27% de los tratamientos anticonceptivos planificados. En 2017, esos porcentajes treparon al 75% y al 70%, respectivamente.

"En 2017 la distribución de insumos sufrió una disminución del 29,4% en los tratamientos anticonceptivos hormonales. La subejecución es producto de la falta de stock en algunos métodos anticonceptivos al no contar en el tercer trimestre con la cantidad requerida de métodos combinados orales (ACO), que es el método que se distribuye en mayor volumen (aproximadamente el 60%)", se explica en el informe de la cuenta de inversión.

Rubinstein espera revertir esta subejecución este año. Logró a principios de este año que el programa de Salud Sexual y Procreación Responsable fuera elevado al rango de dirección, con un aumento del 55% de su partida. Este refuerzo presupuestario se instrumentó con el lanzamiento del Plan Nacional de Prevención y Reducción del Embarazo no Intencional en la Adolescencia (ENIA), una iniciativa intersectorial en el que participan los ministerios de Desarrollo Social, Educación y Salud junto a la Fundación Cippec, todos bajo la coordinación de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia. El plan, con 182 millones de presupuesto, apunta a garantizar los derechos de acceso gratuito a métodos anticonceptivos, educación sexual integral y asesorías en las escuelas, consejerías en salud sexual y reproductiva, y actividades de promoción comunitarias. Este año se focaliza en 36 departamentos de 12 provincias, ya que allí se detectaron las situaciones más críticas.

En efecto, en 2016 nacieron en esos 36 departamentos 24.155 bebés de niñas y adolescentes de 10 a 19 años. De esa cifra, 16.653 fueron embarazos no intencionales: 7 de cada 10 embarazos, advirtió la Jefatura de Gabinete en su último informe al Senado. El Plan ENIA enmarca el Programa Nacional de Salud Sexual Integral (ESI), dependiente del Ministerio de Educación. Un programa clave pero que perdió peso presupuestario durante el gobierno de Mauricio Macri y la gestión del exministro Esteban Bullrich, hoy senador por Cambiemos.

Según el portal de datos Chequeado, en 2016 -durante la gestión de Bullrich- la inversión en el Programa ESI se redujo un 65% en términos reales (es decir, teniendo en cuenta la inflación) en relación a 2015. En 2017 se produjo un crecimiento del 25% de la inversión respecto del año anterior, pero los fondos destinados a educación sexual fueron menores en términos reales a los que se distribuyeron durante los últimos años del gobierno de Cristina Kirchner.

La Fundación Huésped realizó un pedido de acceso a la información al Ministerio de Educación de la Nación: allí se le informó que durante 2016 se capacitaron de manera presencial 200 docentes y hasta agosto de 2017, 1050. Por contraste, en 2015 habían sido 55 mil y en 2014, 28 mil.

En lo que respecta a los cursos virtuales de capacitación, Chequeado da cuenta de que en 2016 la cantidad de inscriptos fue de 6700 docentes y en 2017, de 4450. Ambas cifras menores a la de 2015, con casi 17 mil.

Con el propósito de revertir esta tendencia, el Ministerio de Educación y la Fundación Huésped firmaron la semana pasada un convenio de cooperación en materia de educación sexual integral y prevención del embarazo adolescente. El objetivo es hacer efectiva la ley 26.150, sancionada hace ya 12 años pero que, con los resultados a la vista, no se cumplió de manera satisfactoria.

Macri y el derecho de las mujeres a decidir

  • El presidente Mauricio Macri dejó en claro cuando se inició la discusión por la despenalización del aborto que estaba en contra de la iniciativa, a pesar de haber habilitado la discusión en el Congreso
  • Desde entonces mantuvo un claro silencio para respetar su compromiso de que no intervendría en la discusión y de que dejaría a sus legisladores que voten a conciencia
  • Pero esta semana, en una conversación reservada, dejó entrever un razonamiento novedoso para él. "Esto es una discusión sobre los derechos de las mujeres a decidir. Es un debate sobre ese derecho individual y no solo sobre una cuestión de salud", explicó en un almuerzo, en el que también intervino el jefe de Gabinete, Marcos Peña

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?