Pity Álvarez pasó sedado el primer día en prisión

La madre del músico fue al penal de Ezeiza, pero no permitieron que lo viese; pedirán que sea tratado por su adicción
Gustavo Carabajal
(0)
15 de julio de 2018  

Cristian "Pity" Álvarez pasó sedado el primer día de detención en el penal de Ezeiza. Por este motivo no pudo recibir visitas. Ni su madre, Cristina, logró verlo. Los psiquiatras de la cárcel indicaron que el músico, acusado de homicidio, no estaba en condiciones de recibir visitas.

Álvarez fue detenido anteayer, acusado de asesinar de cuatro balazos a Cristian Díaz en medio de una discusión en un pasillo del barrio Samoré, a metros de Escalada y Dellepiane. El último peritaje psiquiátrico realizado a Álvarez, en 2010, consignó su adicción a las drogas. Esa prueba fue realizada en una causa por amenazas, en la que Álvarez fue absuelto en primera instancia por ser declarado inimputable, pero ese fallo fue anulado por la Cámara de Casación Penal en 2016.

Ayer, cuando la madre del músico intentó visitarlo, le informaron que en el penal no contaban con la medicación que debe tomar Álvarez para el tratamiento al que fue sometido por su adicción a las drogas. Ante la posibilidad de que las condiciones de detención puedan agravar su estado de salud y se ponga en riesgo la vida de Álvarez, los familiares pedirán que sea trasladado a una institución en la que reciba la medicación y la asistencia necesarias para preservar su integridad física.

Luego de negarse a declarar ante el juez de Instrucción Martín Yadarola, el imputado fue alojado en el penal federal de Ezeiza, en el sector donde funciona el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma).

Se trata de un pabellón destinado al tratamiento de los internos con trastornos mentales o del comportamiento producto del consumo de sustancias psicoactivas.

En el Prisma, que se lo conoce como pabellón psiquiátrico, están detenidos, entre otros, la falsa médica Giselle Rímolo; Martín Ríos, conocido como el tirador de Belgrano, quien el 6 de julio de 2006, disparó contra un grupo de gente que caminaba por Cabildo al 1700 y asesinó a Alfredo Marcenac y fue declarado inimputable. Patricio Santos Fontanet, el líder la banda de rock Callejeros, condenado por la tragedia de Cromañón, también estuvo detenido en el mismo pabellón.

Antes de tomar alguna resolución sobre la situación procesal de Álvarez, el magistrado que lo tiene a cargo dispondrá que le realicen una serie estudios para determinar si está en condiciones de afrontar un proceso en su contra y si, en el momento de dispararle cinco balazos a Díaz, comprendía la criminalidad del acto.

Con respecto a la validez procesal de los dichos de Álvarez cuando se presentó en la comisaría en la que se entregó a la policía, fuentes judiciales indicaron que, debido a que no se trató de expresiones ventiladas ante la autoridad judicial y competente, no podrán ser utilizadas como fundamento en el momento de dictar un eventual procesamiento.

Álvarez había dicho ante los periodistas :"Sí, fui yo quien disparó. Lo maté porque era entre él y yo. Era él o yo. Él era un pibe que choreaba. Lo maté porque si no él me iba a matar".

Cristina, la madre de Álvarez defendió, a su hijo. "Mi hijo no es un asesino. Nunca lo vi con un arma. No sé qué le reclamaba Díaz. Cada vez que se lo encontraba discutían", expresó la mujer, acompañada por el abogado Claudio Calabresi .

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?