Cuba reconocerá la propiedad privada pero mantendrá la "irrevocabilidad" del estado socialista

Raúl Castro y Miguel Díaz Canel tras su elección como nuevo presidente de Cuba el 19 de abril
Raúl Castro y Miguel Díaz Canel tras su elección como nuevo presidente de Cuba el 19 de abril Fuente: Reuters
(0)
15 de julio de 2018  • 01:15

LA HABANA, 14 jul (Reuters) - Cuba reconocerá el papel del mercado y la propiedad privada en su modelo de gestión económica de estilo soviético, pero sin modificar la "irrevocabilidad" del estado socialista. Así lo informó, el sábado, la prensa local al revelar por primera vez detalles del anteproyecto para una nueva Constitución que regirá en el país.

El debate de la propuesta de reforma de la Constitución de Cuba será uno de los más esperados el sábado que viene en una sesión de la Asamblea Nacional que anunciará, además, la reestructuración del nuevo Gabinete de ministros que acompañará al presidente Miguel Díaz-Canel en los próximos cinco años.

"El sistema económico mantiene como principios esenciales la propiedad socialista de todo el pueblo, a lo que se añade el reconocimiento del papel del mercado y de nuevas formas de propiedad, entre ellas la privada", dijo Granma, el diario del Partido Comunista, en un artículo titulado Visión hacia el presente y el futuro de la Patria.

El jefe del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro , encabeza desde junio una comisión que prepara el documento que busca actualizar el texto de la Constitución -adoptada en 1976 durante la Guerra Fría, aunque modificada en 2002 para decretar el socialismo como "irrevocable" en la isla-.

El expresidente Castro, de 87 años, anunció por primera vez la necesidad de modificar la Constitución en 2011, después de enfocarse en una serie de reformas económicas con mayor apertura a la inversión extranjera y a la pequeña empresa privada.

Actualmente están inscritos como cuentapropistas 591.456 personas, de acuerdo a datos oficiales, subiendo a cerca del 13% de la fuerza laboral del país desde que Castro lanzó su plan de reformas en 2010.

Granma reveló que el anteproyecto apunta a crear un nuevo puesto de primer ministro, separando los roles de jefe de Gobierno y jefe de Estado.

El diario además afirmó que se mantendrán los derechos a la libertad religiosa y se incluiría por primera vez "la no discriminación por identidad de género", un reclamo impulsado por Mariela Castro, hija de Raúl, y directora del Centro Nacional de Educación Sexual.

Cuba, que discriminó a los homosexuales en las primeras décadas de la Revolución de 1959, ha recorrido un largo camino en los últimos años que ha llegado hasta la autorización de las cirugías de cambio de sexo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.