San Lorenzo le ganó a Racing de Córdoba y avanzó a 16avos de final de la Copa Argentina

Copa Argentina Fase de grupos
  • 1
San Lorenzo

San Lorenzo

  • Paulo Díaz
  • 0
Racing (Córdoba)

Racing (Córdoba)

Fernando Vergara
(0)
16 de julio de 2018  • 21:05

Apenas 31 horas pasaron desde que Néstor Pitana decretó el final en Moscú para que Francia derrote a Croacia y así logre su segunda conquista mundial. No hubo tiempo para extrañar la Copa del Mundo de Rusia 2018. O tal vez sí, pensaron los hinchas que se acercaron a la helada noche de Sarandí para ver al primero de los cinco grandes del fútbol argentino que comenzaron la actividad oficial tras la cita máxima. Anoche, en un encuentro que rápidamente pasará al olvido, San Lorenzo venció a Racing de Córdoba 1-0 por los 32avos de final de la Copa Argentina .

La historia en el fútbol no juega, pero bien sabe San Lorenzo lo que es sufrir ante equipos de menor categoría en la Copa Argentina. Por caso, en 2017 quedó eliminado frente a Deportivo Morón. Y arrancó con pretensiones el equipo de Boedo contra los cordobeses. Biaggio había declarado en la previa que entendía que los resultados positivos del primer semestre habían maquillado la falta de buen juego. Uno de los retos del Pampa será encontrar algo de fútbol en un esquema por momentos adormecido. Pero la idea original se diluyó, duró escasos minutos y el partido se planchó. Le costó controlar el juego. El Ciclón no encontró asociaciones en la zona media, Mouche y Botta se mostraron poco participativos, Alexis Castro nunca exhibió determinación y los intentos culminaron en los centros de Salazar. "Ayer mirábamos a Mbappé y ahora estamos viendo este primer tiempo", se escuchó a un plateísta en Sarandí. Algunas a favor para Boedo: Merlini regresó tras la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha que sufrió en octubre de 2017 y a Ariel Rojas -el otro debutante además de Mouche- le bastó con algunas sutilezas para remarcar que puede ser una pieza importante en este equipo.

Por su parte, Racing de Córdoba llegó a Sarandí con un largo periodo de inactividad tras haber culminado su participación en el Torneo Federal A. Así, espera sin actividad oficial en medio de la reestructuración que se lleva adelante en los campeonatos de ascenso. Uno de sus últimos encuentros fue el 22 de diciembre de 2017, cuando obtuvo el ascenso al Torneo Federal A, luego de vencer en la final a Central Norte de Salta. En 2018 apenas registraban cuatro encuentros oficiales, en enero y febrero por la Copa Argentina. Anoche mostraron entereza y resultaron una oposición seria, en una jornada en la que tenían más para ganar que para perder. Racing se desplegó en Sarandí sin ningún complejo de inferioridad. Fundamentalmente en el primer tiempo, donde se agrupó bien y le cerró espacios a los azulgranas. Pero la resistencia le duró 62 minutos al equipo cordobés. Y San Lorenzo encontró la ventaja de la única manera que se vislumbraba posible, esa que tanto se vio en Rusia 2018: la pelota parada. Un centro de Mouche desde la derecha encontró la cabeza de Paulo Díaz en el segundo palo y el chileno, anoche marcador central, puso el 1-0. El defensor, pieza fundamental en este equipo, volvió a mostrar uno de sus principales atributos, el juego aéreo. El cierre del compromiso dejó una polémica: una mano de Salazar en el área del Ciclón que Fernando Echenique debió sancionar con penal.

La tónica es la misma que en los primeros seis meses de 2018. San Lorenzo gana, pero no convence a sus hinchas. Frente a Racing no combinó despliegue y escaseó la vocación ofensiva. Biaggio buscará juego asociado: siempre es mejor hacerlo en un ambiente de confianza y optimismo, claro. La sonrisa es válida. Pero tendrá mucho por trabajar.

El gol de San Lorenzo

Un desatino más en el fútbol argentino

Debido a la situación inédita por la reestructuración, Racing vivió un semestre particular. Descansaron desde mediados de mayo hasta el 23 de junio. Después, realizaron cuatro semanas de entrenamientos intensivos con un único objetivo en la cabeza: San Lorenzo. Apenas dos jugadores conocen lo que es una primera división: Matías Manzano (Grecia, Bolivia y Venezuela) y Rodrigo López, en Talleres. El DT, Francisco Pancho Silva, trabaja en Córdoba en el área de archivo del Registro Civil.

Pero lejos está de sus años de brillo el elenco cordobés. Aquel que resultó finalista del viejo torneo Nacional, en 1980, con el Coco Basile de entrenador, y perdió en la definición ante Rosario Central. En la actualidad, entonces, la Academia se encuentra en el Federal A, cuya fecha estimativa de inicio será en los primeros días de septiembre. Entre otras cosas, la entidad viene de superar un concurso de acreedores. Y recientemente el sueño de enfrentarse nuevamente a uno de los grandes del futbol argentino tuvo un momento desagradable: la comisión directiva sufrió una amenaza de la barra brava al no acceder a entregarles 300 entradas y dos micros para el partido de anoche contra el Ciclón.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.