La UCR porteña levanta el perfil crítico y aspira a influir en Cambiemos

Guillermo de Maya, presidente de la UCR porteña
Guillermo de Maya, presidente de la UCR porteña
Alan Soria Guadalupe
(0)
16 de julio de 2018  • 15:07

Le exigió definiciones al comité nacional del partido por la despenalización del aborto, estira la conformación de Cambiemos en la Ciudad de Buenos Aires y pidió por la reincorporación de trabajadores despedidos. Todo en el último mes. Antes de la crisis cambiaria, cuestionó la afirmación del Gobierno sobre la disminución de la pobreza y vinculó al asesore presidencial Jaime Durán Barba con el "neopopulismo". A la par de las expresiones de dirigentes nacionales del radicalismo, la mesa porteña de la UCR construye un perfil cada vez más alto y abandona las fronteras de la Ciudad de Buenos Aires para involucrarse en temas de impacto nacional.

Presidido desde diciembre por Guillermo de Maya y con Martín Lousteau como principal cuadro político, el radicalismo de la ciudad tiene por estas horas la llave para destrabar la conformación de Cambiemos en la capital, el único distrito del país donde los socios de la alianza gobernante están separados y donde el oficialismo puede cumplir una función de arrastre de votos importante si se unifican las elecciones con las nacionales.

Pese a que en Pro -que en los últimos comicios legislativos compitió aliado con la Coalición Cívica y obtuvo más del 50% de los votos- afirman que el acuerdo está listo para cerrarse hace semanas, la UCR porteña estableció condiciones antes de poner la firma.

El espacio sostuvo que era necesario llegar a acuerdos en puntos clave como en la gestión en educación y la creación de un nuevo código electoral. Mientras que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta busca avanzar con la creación de la UniCABA, la universidad de formación docente, el espacio liderado por De Maya pide que se trabaje en una ley "integral" que reforme el sistema de educación porteño y que cuente con el apoyo de "la comunidad educativa".

Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta, en un debate de campaña
Martín Lousteau y Horacio Rodríguez Larreta, en un debate de campaña

Por su parte, la UCR puso reparos a la intención del larretismo de unificar las elecciones porteñas con la nacional en 2019 porque significaría, según el partido, un retroceso en la autonomía de la Ciudad, además de que ambos espacios promueven sistemas de votación distintos.

"Son radicales, quieren hacerse notar y está bien, pero eso no nos puede poner trabas", dijo a LA NACION un funcionario de peso y socio de Cambiemos cuando se le preguntó sobre las demoras en constitución de la alianza porteña, lo que dejaría el camino allanado para una interna entre Lousteau y Rodríguez Larreta quien, se descuenta, buscará su reelección.

Los cientos de despidos en la agencia estatal de noticias Télam es el caso más reciente en materia de recortes a los que se refirió la UCR porteña, que mantiene una postura dura respecto de los ajustes que debe promover el Gobierno para achicar el déficit fiscal y cumplir con lo dispuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI). La UCR pidió la reincorporación de los trabajadores a la agencia y se sumó a las críticas a Hernán Lombardi , el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos.

El radicalismo de la capital también se manifestó institucionalmente a favor del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo. Se trata del único distrito donde el espacio manifestó una postura única. No sólo iluminó los comités de la ciudad de verde, el color característico de los que apoyan la despenalización del aborto, sino que también la mesa directiva le envió una carta abierta al comité nacional de la UCR para que se expida.

"Les pedimos hagan explícita su posición sobre la ley en debate y mandaten a nuestros senadores a votar en tal sentido", indica la carta, en la que asegura que "ni los librepensadores ni el libre albedrío tienen lugar en un partido político" y llama a la "reflexión" a aquellos senadores que piensen "decidir en base a creencias religiosas o a convicciones personales".

El partido aún no recibió una respuesta del comité nacional así como todavía no fueron notificados de la última reunión de los dirigentes nacionales con el presidente Mauricio Macri , en la que cerraron filas para encarar los recortes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.