Renunció el abogado de Pity Álvarez

Pity Álvarez junto a Queijeiro en 2014
Pity Álvarez junto a Queijeiro en 2014
“No quiere firmar ningún papel y ya no puedo hacer nada”, le dijo Sebastián Queijeiro a Rolling Stone después de pasar cinco horas con el músico en el penal de Ezeiza
Manuel Buscalia
(0)
16 de julio de 2018  • 17:33

“Ya está, Seba, qué le vamos a hacer”, le dijo Pity Álvarez esta tarde a su ex abogado Sebastián Queijeiro mientras conversaban en el Hospital Penitenciario Central (HPC), un sector especial del penal de Ezeiza para personas con problemas clínicos. “Estaba temblando y se arrancaba los pelos”, le dijo Queijeiro a Rolling Stone cuando terminó su visita al músico, después de pasar cinco horas con él. “Lo quise ayudar pero no quiere firmar ningún papel y ya no puedo hacer nada, así que va a continuar con un defensor público”.

Unas horas antes, Queijeiro había afirmado ante las cámaras de varios medios que Pity era inimputable: “Sufre un síndrome de abstinencia fuertísimo y corre riesgo su vida”. Además, comentó que estaban pensando en pedir la suspensión del proceso hasta que el ex cantante de Viejas Locas e Intoxicados estuviera bien de salud.

En la mañana del viernes 13 de julio, Pity Álvarez se entregó en la Comisaría Vecinal 8-C de Villa Lugano, después de pasar veinte horas prófugo, acusado de homicidio. El músico se negó a declarar ante Martín Yadarola, el juez criminal y correccional porteño, y fue trasladado a la cárcel de Ezeiza en donde se alojó en el sector Prisma, un espacio destinado a los presos con trastornos mentales. De ahí fue direccionado al Hospital Penitenciario Central, en donde se encuentra en este momento. “Es una bomba de tiempo, están todos asustados viendo qué hacen con él”, dijo Queijeiro.

En estas horas, mientras tanto, el juez Yadarola ordena distintas medidas de prueba para evaluar la imputabilidad del cantante de Viejas Locas por el homicidio de Cristian Díaz.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.