Arte om. Meditación, astrología y yoga: cuando la mística llega al taller

Astrología en el museo Macba, con la guía de Martín Wollmann
Astrología en el museo Macba, con la guía de Martín Wollmann Crédito: Sasha Hrycaniuk y Pablo Goldber
Esoterismo, alquimismo y otras corrientes empiezan a ocupar espacios cada vez más amplios en los museos y en otros ámbitos donde se desarrollan las artes visuales
María Paula Zacharías
(0)
17 de julio de 2018  

La inspiración puede venir de muchos lados, pero es tendencia en muchos talleres de artistas encontrarla a través de sesiones de lo que se podrían llamar ciencias del alma: yoga, meditación, astrología y otras disciplinas útiles para abrir la obra y al autor a otras dimensiones sensibles.

El primer esotérico de la pinacoteca local es Xul Solar, claro. Místico y astrólogo consumado, fundó además doce religiones, en un alarde metafísico. Como él, muchos pintaron también sus propias cartas de tarot, desde Dalí hasta el artista contemporáneo Julián Prebisch, que en este momento tiene en exhibición en la galería Machete, de México, la serie de pinturas XXII Arcanos, con diferentes lecturas de la carta de La Abundancia.

La artista textil Silke lleva años dedicada a poner en imágenes estos misterios. Suele dar cursos de creatividad, como el que ofreció recientemente en Rosario, "Creatividad y arcanos mayores". El mes pasado, la galería ArtexArte se subió a la corriente holística con "Arte y astrología, ¿qué nos dicen las obras?", una guía por la exposición "La unión hace la fuerza", junto a Mariana Simonassi, autora del libro El artista y su destino.

Las guías astrales continúan por el Macba, que propone visitas por su colección a través de los signos; el artista Martín Wollmann lidera "Astrología en el museo". "¿Cómo hacemos que este museo comience a vibrar, se sacuda?", se preguntó Marcela Giorla, responsable de Educación, frente a la muestra "Latinoamérica: volver al futuro", que busca vínculos invisibles entre los proyectos modernistas latinoamericanos de los años 50 y las prácticas artísticas actuales. "Aby Warburg, en 1912, fue el primero en realizar una interpretación en clave astrológica de los frescos del Palazzo Schifanoia de Ferrara. Si Aby pudo, nosotros también", cuenta. Entonces, todos los meses, en el museo hay un recorrido que incluye bailes de la Compañía Astral, sombras chinescas o lo que el signo sugiera para encarnar el relato astrológico, y que termina siempre con música de DJ Tucu Tucu y cerveza en la calle, porque no por místico se es menos festivo.

Martín Wollmann
Martín Wollmann Crédito: Sasha Hrycaniuk y Pablo Goldber

"Cada mes se vivencia en profundidad una energía zodiacal, el signo corriente por el que transcurre el Sol, experimentando así la totalidad de la rueda zodiacal, de aries a piscis, a lo largo del año (cósmico)", invita. "Los bailarines dialogan con el público, con el espacio y con las obras elegidas para el signo. Hasta ahora comprobamos que la energía se constelaba en el encuentro: el primer ciclo fue aries, y resultó como el signo: impulsivo, rápido, a las corridas, la gente se pisaba, los bailarines corrían... Sucede algo a nivel grupo", observa Wollmann. La actividad está incluida en la entrada al museo y las próximas fechas son el 19 de agosto (leo), el 1º y el 2 de septiembre (virgo) y el 6 y 7 de octubre (libra).

De astrología y cartas natales

No es el único caso. En la galería Ruth Benzacar habrá un taller titulado " ¿Cosas de Venus o para qué ha disparado Cupido esa flecha...". Este viernes y sábado, la artista Catalina León ofrecerá consultorías astrológicas para explorar el sentido de los fortunios e infortunios de las historias de amor... y otras cosas parecidas (inscripciones: lluvia.astrología@gmail.com ). "La propuesta es usar la astrología como lente desde la cual ampliar el sentido que damos al amor y a las parejas en la sociedad contemporánea", explica. Es parte de "Lluvia, astrología impredictiva", un proyecto interdisciplinario y participativo que León lleva adelante y que busca, a través del arte, repensar los imaginarios tradicionales de la astrología y su utilización práctica en la vida cotidiana.

Lleva realizadas más acciones: durante la Bienalsur ofreció talleres de introducción al pensamiento astrológico a cambio de imágenes asociadas a los signos que pudieran aportar los participantes para la construcción de un archivo. Parte de ese conjunto de imágenes puede verse ahora en la muestra "Hogar dulce hogar", en Muntref, Caseros. En la sala se acomodan doce paneles, uno por signo, acompañados por imágenes y un listado de palabras. Sobre una mesa hay a disposición libros de arte y revistas, y post-its para pegar sobre las imágenes indicando a qué signo podrían atribuirse. Por otra parte, la artista diseñó un juego en relación con la carta natal y sobre una pieza de madera donde pueden leerse apuntes de astrología. El 11 de agosto, a las 16, activará la obra con un taller abierto a la comunidad.

Meditación y alquimismo

Otra fuente de inspiración practica la artista Graciela Ieger, que dicta un taller titulado "Dibujar meditando". "Medito desde hace más de 25 años. Comencé en una época de emociones turbulentas y ya no paré, porque me hace muy bien. Meditar me enfoca, me centra, me da mucha paz", cuenta. Pronto notó el impacto de esta disciplina en su obra. "Había veces en que pintaba inspirada y otras en que no lograba entrar en el cuadro, ¡rebotaba! Hasta que comprendí la diferencia: cuando me siento bloqueada, mi mente está ocupada, ruidosa, muy activa con todo tipo de distracciones. En cambio, cuando me siento inspirada no pienso en nada, simplemente estoy presente, tranquila, tomo el pincel y me pongo a pintar, soltando el control, permitiendo que fluya. Meditando puedo entrar en ese estado inspirado, hasta que el mismo acto de pintar se convierte en una meditación", explica.

Crédito: Sasha Hrycaniuk y Pablo Goldber

Entonces, pensó transmitirlo a sus alumnos, tras un largo período de formación. "En 2005 empecé a dar estos seminarios en el Centro Cultural Borges, más tarde me convocaron otras instituciones públicas y privadas, museos y fundaciones. Lentamente, fue tomando forma esto que hoy ya es un sistema de entrenamiento mental para el trabajo creador: crear consciente = meditar dibujando + meditar en color. La meditación estimula la capacidad de estar en el presente, único espacio donde la creación pura es posible", dice (informes: gracielaieger@gmail.com).

Alejandro Somaschini es directamente un alquimista, o al menos esa es la ciencia oculta a la que viene dedicando su obra y sus horas de estudio. Su taller de arte, Laboratorio Alquitarra ( alejandrosomaschini@gmail.com), para todo tipo de creadores, tiene forma de encuentro quincenal, con guías invitados, escritura creativa, tarot, ciclo lunar, astrología, respiración circular y evolutiva, lectura de aura y yoga, entre otras artes.

"El método es análogo a los procesos de laboratorio alquímico para operar sobre la obra de cada uno. Un juego de equivalencias simbólicas entre los tres principios fundamentales de la alquimia (sal, mercurio y azufre) en diálogo con los cuatro elementos (tierra, agua, aire y fuego), para que el participante pueda diferenciar y separar lo denso de lo sutil, lo anexo de lo esencial, y poder integrar los componentes de la obra", explica.

Conocerse, concentrarse, conectarse... puertas que se abren con variedad de llaves para un mismo fin: la creación.

Tarot

Julio Sánchez es historiador del arte y lleva años estudiando la relación de las imágenes con el Tarot y la teoría jungiana. Dictó cursos de Tarot y arte en el Malba y en la Asociación de Amigos del MNBA disertó sobre Xul Solar y el Tarot. Desde hace un tiempo, realiza a pedido interpretaciones de obra a partir de estas claves.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.