En medio de la pelea con el Gobierno por los fondos, la Corte protege su caja "anticíclica"

Los cinco jueces dijeron que era conveniente "reforzar" los $15.000 millones que tiene ahorrados Fuente: Archivo
17 de julio de 2018  

La Corte Suprema , en pleno tironeo con el Gobierno por la asignación de partidas presupuestarias, decidió reforzar su "fondo anticíclico" para "garantizar" todas las actividades del tribunal.

Un vocero de la Corte explicó a LA NACION que "frente al escenario actual la idea es proteger los recursos [de la Corte] ante una eventual decisión del Poder Ejecutivo que pueda afectarlos".

El máximo tribunal acumula ahorros desde 2008. A fines de 2016 eran 14.000 millones. Actualmente, serían $15.000 millones, según informaron a LA NACION de manera extraoficial.

En el Gobierno han cuestionado que los jueces conservaran tanto dinero congelado, sin asignarlo a mejorar el servicio de Justicia.

En la Corte, en cambio, siempre lo defendieron como un resguardo. Sostienen que fue creado durante el kirchnerismo para estar a salvo de posibles avanzadas que incluyeran la asfixia al Poder Judicial y recuerdan que en 2013 lo usaron para asistir al Consejo de la Magistratura , que no podía pagar los sueldos y le pidió 128 millones de pesos.

La nueva acordada referida al fondo es del miércoles pasado y la firman los cinco ministros del tribunal - Ricardo Lorenzetti , Elena Highton , Juan Carlos Maqueda , Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz - junto con el secretario general de Administración de la Corte, Héctor Marchi.

La decisión, que quedó plasmada en la acordada 21/2018, fue: "Establecer el fondo anticíclico de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, compuesto por recursos propios del alto tribunal provenientes de los saldos de libre disponibilidad" y, también, por tres "fondos específicos" que la Corte acumula desde 2008 y habían sido designados originalmente como de "infraestructura, equipamiento y gestión", de "estímulo para el personal del Poder Judicial" y "anticíclico".

A ese dinero se suman además -afirma la acordada- "los rendimientos de la colocación del fondo que se realice en entidades bancarias oficiales".

En los considerandos de su acordada de la semana pasada, la Corte afirmó que "la existencia de un fondo anticíclico constituye una herramienta financiera de sanas administraciones que permiten equilibrar los recursos en el tiempo y atenuar los impactos en los ciclos económicos".

También, que la Corte cuenta con los recursos financieros propios suficientes y que considera conveniente "reforzar el fondo anticíclico de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, dado que el mismo garantiza financieramente todas las actividades del tribunal, incluyendo gastos en personal, gastos de funcionamiento e inversiones en infraestructura y equipamiento".

Reclamo al Gobierno

Hace 20 días, la Corte Suprema le reclamó formalmente dinero al Poder Ejecutivo Nacional, que se había negado a reasignar las partidas presupuestarias que había pedido el máximo tribunal.

En un gesto muy poco usual, la Corte Suprema difundió una carta dirigida al jefe de Gabinete, Marcos Peña , y firmada por sus cinco integrantes. Los jueces del tribunal advirtieron que si no les daban el dinero había "un riesgo de inmediata paralización de las actividades del alto tribunal".

En el Gobierno, en cambio, dijeron que la Corte tenía partidas subejecutadas y que ya se habían otorgado aumentos de sueldo, por lo que no eran necesarios más fondos.

"La dilación en su otorgamiento [del dinero] provoca un riesgo de inmediata paralización de las actividades del alto tribunal", había sostenido la Corte, que reclamó, "de manera urgente, las ampliaciones solicitadas en el presupuesto".

El máximo tribunal se refirió además a la "grave situación planteada por el gobierno nacional, que pretende -dijo- condicionar la política salarial del Poder Judicial de la Nación, lo que pone en riesgo la necesaria independencia que debe existir entre los diferentes poderes del Estado".