Las costumbres de los casamientos argentinos que no existen en ningún otro lugar del mundo

La pizza del final, la plata en un sobre y la noche interminable, entre las características más llamativas. Foto: Cynthia MacLean.
La pizza del final, la plata en un sobre y la noche interminable, entre las características más llamativas. Foto: Cynthia MacLean.
Natalí Ini
(0)
17 de julio de 2018  • 17:03

Cuando los argentinos vamos a un casamiento , sabemos que nos acostaremos al amanecer, las mujeres llevan unos zapatos bajos para poder bailar toda la noche y algunos hombres una camisa extra por si la transpiran. Esto que para nosotros es de lo más habitual sorprende a los extranjeros que asisten a casamientos argentinos.

El baile, la energía, la euforia, la diversión es lo que más disfrutan los invitados que juegan de visitantes. Cynthia MacLean es peruana y está casada con un argentino. Ella no solamente fue invitada a varias fiestas argentinas sino que también fue protagonista de una; con su marido Thomas tuvieron dos bodas: una en Perú y otra en Argentina. La planificaron a distancia con ayuda de la familia de Thomas ya que la pareja vive en México. Desde los inicios, algunas cosas le sonaban raras a Cynthia. En Buenos Aires la fiesta sería en un salón: "en Lima eso no existe pues casi no llueve y las bodas son siempre al aire libre. Cuando llegamos al salón fue como entrar en un boliche". También tuvo que hacerse un vestido más sobrio, "fue difícil encontrar algo sencillo en México, aquí todas los vestidos son pomposos y de estilo quinceañera", cuenta Cynthia.

La entrada

Hasta el día de hoy, ella y su familia siguen impactados por la entrada de los novios al salón: "Fue pura euforia y descontrol, me despeinaron, se me corrió el maquillaje y hasta volé por el aire. Mi madre sufría pensando que me lastimaría pero yo estaba feliz. En Perú la entrada es súper tranquila, se baila el vals, luego una canción de los novios y la fiesta va arrancando de a poco", cuenta Cynthia.

El saludo

Esa bienvenida fue casi traumática para Cynthia, no se la esperaba ya que en las bodas mexicanas y peruanas, a la novia no se le hacen esas piruetas, casi no se la toca y según su percepción, son festejos más formales y ceremoniosos. Por ejemplo, cuando salen de la Iglesia, se paran en un estrado a saludar a cada uno de los invitados "Ese momento se hace muy largo, puede durar dos horas, mientras que en nuestro casamiento argentino todo fue más informal y fuimos saludando a todos en la recepción".

En otros países, hay más bodas al aire libre y el saludo de los novios dura horas
En otros países, hay más bodas al aire libre y el saludo de los novios dura horas

El aguante de los novios

Si los novios desaparecieran algunas horas antes de que termine la fiesta, en Argentina uno pensaría que fue invitado al casamiento de Relatos Salvajes y que si se fueron es porque pasó algo grave. Pero para Esmeralda Veth una holandesa que vive en Argentina hace 10 años y es autora del Instagram @4pm_snacks_saludables, lo extraño es que los novios se queden hasta el final. "En Holanda, los novios se van antes que todos los invitados a disfrutar su noche de bodas, la gente se queda unas horas más bailando y tomando", cuenta Esmeralda y agrega que esta costumbre tiene que ver con que en Holanda -a diferencia de Argentina- se arranca temprano y todo el festejo se hace en un día: civil, recepción, cena y fiesta.

El regalo

En Argentina es habitual regalar dinero a la pareja. Esmeralda cuenta que le sorprendió que se entregara solamente un sobre con dinero. En su país también se hace este tipo de regalo pero se disfraza un poco: "El dinero no viene solo en un sobre, siempre hay una carta afectuosa o a veces hay un consigna. Por ejemplo, en una semanas iré a un casamiento de unos amigos holandeses que les gusta mucho viajar y pidieron que cada uno de sus amigos les regalara un consejo, una recomendación de alguna ciudad del mundo".

La duración

Todos coinciden en que los casamientos argentinos son muy divertidos sino los más divertidos. David Novack es un alemán de 39 años que viaja bastante y que pasó varias temporadas en Buenos Aires. David considera que la organización de los eventos es similar en cuanto a la ceremonia religiosa y luego una recepción "pero en comparación a bodas alemanas o australianas, las argentinas son más divertidas en general. En Australia fui a bodas que duran pocas horas e invitan un pequeño grupo de personas. Aquí me sorprendió la cantidad de gente y la importancia del baile, con banda en vivo e incluso bandas famosas", dice David que en estas fiestas se hizo varios amigos con los que compartió salidas.

Los hombres

Los invitados peruanos y mexicanos que estaban en el casamiento de Cynthia y Thomas no podían creer que los hombres bailaran. "En Perú, los hombres bailan si la novia los obliga o si quieren conquistar a una chica pero en Argentina son los primeros en salir a la pista", cuenta Cynthia.

Es muy común que haya una comida antes de que se vayan los invitados
Es muy común que haya una comida antes de que se vayan los invitados Crédito: Shutterstock

La comida de las 5:00

También se sorprendieron de las hamburguesas y pizzas que circularon a las 4 de la mañana para recargar energías. Ese detalle provocó caras de placer en muchos invitados que con la panza llena dijeron que había sido el mejor casamiento que fueron en su vida.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.