Mientras dirige a Jaguares, Mario Ledesma ya tiene seguro su lugar en los Pumas

Ledesma piensa en los cuartos de final del Super Rugby
Ledesma piensa en los cuartos de final del Super Rugby
Alejo Miranda
(0)
18 de julio de 2018  • 00:06

Con Jaguares de gira por unos cuantos días, la designación del nuevo entrenador de los Pumas se hace desear. Sin embargo, no hay misterio: Mario Ledesma será ungido una vez que finalice su exitosa campaña en el Súper Rugby, y Gonzalo Quesada es el apuntado para hacerse cargo de la franquicia a partir de 2019. Sin embargo, no todo está sellado. En el tintero reposan chorros de asuntos pendientes de rubricación.

¿Cuál será la extensión del vínculo? ¿Cómo ejercerá Quesada su doble rol en Pumas y Jaguares? ¿Cómo será la articulación entre ambos equipos? ¿Quiénes completarán sendos cuerpos técnicos? ¿Cuándo y cómo se habilitará el cupo para los "europeos"? Algunas de estas preguntas tienen respuestas parciales. Otras descansan en el reino de los supuestos.

Desde el momento en que la UAR apostó por Ledesma para Jaguares, lo hizo contemplando un plan B para el caso de que Hourcade no lograra frenar el tobogán derrotista. Al final, el contraste con Jaguares no hizo más que empinar la cuesta abajo. Ahora Ledesma, Nicolás Fernández Miranda y Martín Gaitán están enfocados en llegar lo más lejos posible en el Súper Rugby en Sudáfrica, lugar donde la cúpula de la dirigencia estuvo ocupada en el plenario de la Sanzaar. Cuando se acabe esa aventura, habrá que apuntar la mira rápidamente hacia el Rugby Championship.

Ledesma, entre los Jaguares y los Pumas
Ledesma, entre los Jaguares y los Pumas

Entretanto, hay mucho por definir. En primer lugar, la duración del contrato. El primer objetivo es el Mundial Japón 2019. Lo razonable sería que se extendiera dos años, aunque quedaría a mitad de camino hacia Francia 2023.

Quesada ya había sido tentado a mediados del año pasado para hacerse cargo de Jaguares, pero el proyecto que había presentado en Biarritz prosperó y el exapertura debió honrar su palabra. Él habría pedido a Ledesma como asistente, y cuando debió declinar la oferta, Mario se quedó con el puesto. Ahora Ledesma pidió por Quesada. Lo quiere ya, para el Championship. No fue sencilla la decisión del exgoleador tras 18 años en Francia, pero, aun con detalles contractuales por resolver, el regreso está encaminado. De entrada Quesada será asistente en los Pumas hasta fin de año, y en 2019, entrenador principal de Jaguares. ¿Y luego? El exasistente del seleccionado de Francia y ex head coach de Racing 92, Stade Français y Biarritz ya recibió la propuesta de la UAR, aunque todavía con varios puntos por unir.

Hay mucho por definir. En primer lugar, la duración del contrato. El primer objetivo es el Mundial Japón 2019. Lo razonable sería que se extendiera dos años, aunque quedaría a mitad de camino hacia Francia 2023.

Más importante que los nombres es la articulación entre un staff y otro. Con Hourcade-Pérez quedó en claro que una dependencia extrema es contraproducente. Con Hourcade-Ledesma, que lo mismo ocurre cuando se transita por caminos paralelos. Lo deseable es una línea de juego común, marcada por el DT de los Pumas, pero independencia para tomar decisiones por parte del de Jaguares.

La lógica es que Nicolás Fernández Miranda y Gaitán acompañen a Ledesma en el primer equipo. Para el segundo, Quesada pidió a Juan Fernández Miranda y Lucas Ostiglia. Por ahora la respuesta es "sí" a uno y "no" al otro. "Mucha gente de Hindú". El Ruso tendría lugar en Argentina XV. Del staff saliente, Pablo Bouza tiene crédito para seguir (Ledesma lo habría pedido para ser preparador en line-out), como Germán Fernández (destrezas). ¿Y qué sería, más en profundidad, de Argentina XV y de los Pumitas? La hondura del cambio debe llegar al estilo de juego de todo el sistema, para que los seleccionados recobren sus bases, como lo hizo Ledesma con Jaguares.

Por último, queda la cuestión de los "europeos". La debacle del seleccionado mayor en junio aceleraría la apertura. ¿A cuántos jugadores? ¿A quiénes? ¿Desde cuándo? Las pretemporadas en Europa todavía no comenzaron. Quizás haya que dejar pasar los partidos con Sudáfrica. Sin dudas, tres o cuatro europeos serían un gran refuerzo para un plantel que afronta en el límite de la condición física el segmento más exigente del año, el del Rugby Championship. Cuanto más lejos lleguen en el Súper Rugby, menos descanso tendrán los jugadores. Y habrá más tiempo para cerrar la conformación del nuevo staff.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?