La ciudad rebelde de Masaya resiste con morteros y piedras

Las fuerzas combinadas del gobierno lanzaron otro feroz ataque
(0)
18 de julio de 2018  

MASAYA (AFP).- La combativa ciudad de Masaya resistía ayer con piedras y morteros un feroz ataque de las fuerzas combinadas del gobierno del presidente Daniel Ortega, en un nuevo intento de desarticular la resistencia en el barrio de Monimbó, símbolo de las protestas que dejaron unos 280 muertos en tres meses en Nicaragua.

"¡Atacan Monimbó! Las balas están llegando hasta la parroquia María Magdalena, en donde está refugiado el sacerdote", denunció en Twitter el arzobispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, mientras la comunidad internacional intensificó sus llamados a Ortega a frenar la violencia (ver aparte).

Las campanas de las iglesias sonaron al tiempo que ráfagas de armas de todo calibre se escuchaban por todos lados en Masaya, relataron testigos.

Más de 1000 hombres armados con ametralladoras entraron con disparos a mansalva a esa ciudad de 100.000 habitantes, ubicada 30 kilómetros al sur de la capital, indicaron residentes. Los antimotines y parapolicías ingresaron a bordo de 37 camionetas, rodearon Masaya y cerraron el acceso a la ciudad, según imágenes en las redes sociales.

"Están ametrallando las casas. El mensaje es que al que saque la cabeza lo matan, es un mensaje de terror. Lo que más me preocupa son los chicos, mujeres embarazadas y ancianos", dijo el secretario de la Asociación Nicaragüense de Derechos Humanos (Anpdh), Álvaro Leiva.

La operación de ayer, en la que se observaron francotiradores, se concentró en el barrio indígena de Monimbó, donde la población levantó barricadas de adoquines de hasta dos metros.

"Nos están atacando con armas de alto calibre. Es uno de los ataques más fuertes que lanzaron a Masaya. Se oyen detonaciones y disparos de ametralladoras", relató Cristian Fajardo, del movimiento estudiantil 19 de Abril. La resistencia es "con morteros y piedras", agregó.

Jóvenes de Monimbó con la cara cubierta se protegían de los disparos detrás de las trincheras, desde donde dijeron que están dispuestos a morir por una "Nicaragua libre".

"No vamos a dejar que entren. Si tenemos que morir por nuestra patria, moriremos", expresaron en un video filmado en medio del combate.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.