Largas colas en el primer día del descuento del 50% del Banco Provincia

Fuente: LA NACION Crédito: Santiago Hafford
18 de julio de 2018  • 11:21

Los supermercados volvieron a llenarse este miércoles por el arranque del 50% de reintegro que ofrece el Banco Provincia con un tope mensual de $1.500 en compras con las tarjetas Visa Débito, Visa Crédito y Mastercard Crédito del Bapro en los locales de Coto y los pertenecientes a la cadena Cencosud (Jumbo, Disco y Plaza Vea) de la provincia y la ciudad de Buenos Aires.

Además, se incorporaron al beneficio las cadenas Toledo, La Anónima, Cooperativa Obrera y La Amistad, con fuerte presencia en el interior de la provincia de Buenos Aires, a través de 141 sucursales.

La propuesta tendrá vigencia el tercer y cuarto miércoles de cada mes y los productos alcanzados serán alimentos en general (incluyendo los alimentos frescos), frutas y verduras, cortes seleccionados de carne vacuna (tapa de asado, paleta y roast beef), todos los cortes de cerdo, bebidas sin alcohol, productos de limpieza y productos de Precios Cuidados de todas las categorías previstas.

En cuanto al monto máximo de reintegro de $1500 por mes -que no se actualizó respecto del año pasado-, el presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet, dijo que en 2017 la mayoría de las compras no se acercó al tope de $3000, sino que el ticket promedio fue de $1800 con tarjeta de débito y de $2000 con tarjeta de crédito. "Por esa diferencia de $1000, creemos que con estos montos estamos bien para la mayor masa de consumidores. A valores del año pasado, el 70% del consumo lo hicieron hogares con un ingreso de $32.000 para abajo", explicó en diálogo con LA NACION.

En cuanto a los objetivos, dijo que pusieron el foco en la canasta familiar y que los supermercados adheridos son aquellos cuyos precios son monitoreados en Precios Claros y cuyo sistema de facturación permite discriminar los diferentes productos de forma automática. "Vamos a salir con supermercados que garanticen que el reintegro vaya a canasta básica y los que adapten su sistema se irán sumando, porque si el descuento se carga manualmente en caja da lugar a la discrecionalidad", afirmó Curutchet.