El Principito: el cuento más bello dibujado por Milo Lockett

Fuente: LA NACION
19 de julio de 2018  
Muy buena / De: Antoine de Saint-Exupéry / Traducción: Leopoldo Brizuela / Autor de la versión: Josse Muñoz / Dirección: Josse Muñoz y Julio Panno / Intérprete: Angelo Mutti Spinetta / Ilustraciones: Milo Lockett / Video y mapping: Pablo Rodino / Animación: Nicolás Bernis, Pablo Mazuc / Dirección de producción: Germán Peke Fernández / Teatro: Apolo / Funciones: de martes a domingos, a las 15 / Duración: 50 minutos.

Cerca, pero no tanto del bullicio de la avenida Corrientes que estalla de largas colas para los espectáculos mainstream, con vendedores con luces de colores, varitas mágicas, globos, carteles, llantos, risas, está el Teatro Apolo, esa emblemática sala que si bien está sobre la avenida se encuentra dentro de una galería y permite cierta distancia. Necesaria. Sobre todo para este espectáculo que apela a los sentidos, los llama, los hace jugar y, entonces, los niños disfrutan porque está hecho a su medida, y los grandes viajarán a su infancia cuando podían sumergirse en la escucha de un relato, de un cuento que los haga viajar por su imaginación. En esa línea está El Principito, una nueva versión del libro infantil más leído del mundo.

Se necesita mucha tranquilidad para representar a ese joven tan popular. Una tranquilidad frágil, sensible, liviana pero, sobre todo, paciente. Angelo Mutti Spinetta es el Principito. Increíblemente se ha encontrado un ser que tiene todo lo necesario para encarnar este personaje. Difícil tarea, pero que Angelo toma con total seguridad. Solo en el escenario, y con sus apenas 17 años, da una clase de teatro: su dicción es muy buena, su pisada es segura y serena, y su dulzura es tan cierta como podríamos pensar que la tiene el propio personaje de Saint-Exupéry. Se trata de una obra que, aunque tiene un solo actor en escena, tiene además una pantalla detrás en la que se proyectan imágenes que el pintor Milo Lockett ilustró para la puesta; las acuarelas que el propio autor de esta corta novela dibujó son reemplazadas aquí por ilustraciones coloridas, como es el sello de Lockett. Animadas y proyectadas, interactúan con el joven que, tal como es sabido por la gran mayoría, visita distintos planetas. Los personajes más emblemáticos como el piloto de avión, el zorro, la serpiente, se van cruzando con el joven y sus voces son de increíbles actores del musical como Omar Calicchio, Sandra Guida y Gustavo Monje, entre otros, y entonces todo cobra más profundidad.

El Principito viene a echar luz sobre la compleja -y malacostumbrada- forma en la que viven los adultos. Su sorpresa, su incredulidad para con esos hombres que han perdido la espontaneidad y que en muchos casos viven haciendo cosas sin entender demasiado ni por qué las hacen ni para qué es un verdadero y bienvenido llamado de atención y una toma de conciencia de los verdaderos valores, esenciales.

Esta obra deja claro que no se necesita volumen fuerte ni muchos estímulos juntos ni demasiadas estridencias para conmover, para captar la atención de los más chicos (y de los más grandes también). Demuestra que un buen cuento, una buena narración si es con precisión y prolijidad puede más que una superproducción recargada.

TEMAS EN ESTA NOTA