Murió Kive Staiff, sinónimo de Teatro San Martín

(0)
18 de julio de 2018  • 22:28

Kive Staiff, personalidad destacada de la cultura, periodista y productor teatral, murió ayer a los 90 años. Oscar Barney Finn, guionista y director de cine y teatro argentino cercano a la familia confirmó la noticia.

Staiff fue parte de la historia del Teatro San Martín . En noviembre de 1971, durante la presidencia de facto de Alejandro Agustín Lanusse, asumió por primera vez la dirección general del teatro. Reemplazado durante el período peronista, retomó su puesto en 1976 y lo conservó durante toda la dictadura militar y bajo la presidencia de Raúl Alfonsín. Después pasó por la Cancillería y por la dirección del Teatro Colón , pero en 2000 regresó al San Martín y fue su director hasta noviembre de 2010.

Staiff, que de joven había estado a un año de recibirse de contador en la Universidad de Buenos Aires, ejerció el periodismo especializándose en temas culturales y fue crítico teatral en los diarios La Opinión, Correo de la tarde y de la revista Confirmado, entre otros medios de la década del 70. Así mismo, fue autor de ensayos teatrales sobre la obra de August Strindberg y Armando Discépolo entre otros trabajos.

Si bien nunca ejerció como contador, sus conocimientos los considero luego fundamentales en su trabajo como productor teatral.

El velatorio será hoy en Córdoba 3677. El entierro partirá desde la casa velatoria hacia Colinas del Tiempo en Pilar.

Los recuerdos de una gran aprendiz

Josefina Delgado, gestora cultural, escritora, quien compartió con Kive Staiff tiempo de trabajo y amistad, escribió esta despedida a pedido de LA NACION.

"Nos conocimos muy de lejos, cuando el dirigía Cultura del diario La Opinión. Yo era una chica, comentaba libros o hacía alguna entrevista y lo miraba desde lejos. Años después nos cruzamos en la gestión de la ciudad: yo bibliotecas, él su extraordinaria e incuestionable gestión como director del Teatro San Martín.

Como director de asuntos culturales de la Cancillería, me propuso como invitada a los 70 años de José Donoso en Chile. Siempre desde lo formal, nunca buscando más agradecimiento que el propio de personas que viven la cultura como una pasión real.

Y finalmente en 2003, cuando yo había dejado la Subdirección de la Biblioteca Nacional, me lo crucé en una esquina y me dijo: "Llamáme, quiero que trabajes conmigo".

Y a esto le siguieron los años más inolvidables de mi carrera como gestora cultural: la creación del Centro de Documentación de Teatro, Música y Danza, con libertad, con respeto, con diálogo, con su apoyo total.

Imágenes inolvidables: Kive supervisando hasta los menores detalles de un estreno, mezclado entre la gente, llamando a su lado a sus colaboradores. Y luego: su finura para la elección de las obras de la temporada, su respeto por sus colaboradores.

Un modelo de gestor, un modelo de intelectual, un caballero en tiempos en los que hay que recuperar esta palabra".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.