Rebajan aranceles de autopartes para abaratar los costos de la producción de autos

Fuente: AP
19 de julio de 2018  • 11:13

Luego de alcanzar un consenso con la industria, en el marco de llamado Plan Un Millón, y tras las medidas tomadas por Brasil, el Gobierno decidió rebajar aranceles para la importación de autopartes con el objetivo de mejorar la competitividad de la producción de automóviles.

La decisión del Ministerio de Producción fue reducir al 2% los aranceles para unas 130 posiciones arancelarias de autopartes destinadas a la producción (no a la reposición). El arancel previo para esos insumos, contaron en el Gobierno, va entre el 8% y el 18%. La decisión fue publicada hoy en una resolución de la Secretaría de Industria en el Boletín Oficial.

En el Ministerio de Producción, que maneja Dante Sica, sostuvieron que la condición es que tengan como destino la producción de un vehículo y que el objetivo es "la mejora de competitividad de las terminales y autopartistas principalmente, también de buses y camiones".

Advirtieron que se trata de una medida que se venía trabajando con ADEFA (terminales de producción local) y con AFAC (autopartistas) en el marco del Plan Un Millón. "Es un listado de autopartes no producidas localmente que se usan sólo para producción y que ayudan a bajar costos", dijeron desde las terminales a LA NACION. "Es un régimen similar al de no producidos en Brasil. Está bueno y una vez por año o año y medio se van incluyendo nuevas autopartes consensuada mente con el autopartismo", contaron.

"Seguiremos trabajando en distintas medidas para mejorar la competitividad de la industria con asistencia técnica, financiamiento y la baja de costos impositivos, logísticos y laborales no salariales, especialmente con la cadena de valor autopartista", afirmó el secretario de Industria, Fernando Grasso en un comunicado oficial enviado a los medios.

Agregó: "Queremos fortalecer aún más el proceso de inversión, la producción y la exportación, sobre la base de una agenda de trabajo que incorpore el desarrollo de nuevas motorizaciones eléctricas e híbridas y la internalización de las tecnologías 4.0 en toda la industria".

La Política Común Automotriz que firmaron Argentina y Brasil, vigente hasta junio de 2020, permite a los Estados implementar reducciones arancelarias hasta un 2% para autopartes no producidas. Recientemente, el Estado brasileño anunció una serie de incentivos para la industria local, motivo por el que el Sica viajó el 9 de julio a Brasilia. El ministro le manifestó allí a su par brasileño, Marcos Jorge, la inquietud de la Argentina por la normativa sancionada, que incluye beneficios para la importación de autopartes no producidas en Brasil.

TEMAS EN ESTA NOTA