10 cosas gratis que podés hacer en Barcelona

Foto: VideoBlocks
Foto: VideoBlocks
(0)
19 de julio de 2018  • 13:30

Si estás viajando a Europa y querés buscar un destino gasolero, Barcelona es tu lugar. La ciudad catalana tiene planes increíbles para las y los viajeros que no se pueden dar grandes lujos, pero igual quieren aprovechar al máximo su estadía. En Barcelona, el presupuesto acotado no es un impedimento. Si querés ahorrar en paseos, hay muchas actividades que podés hacer sin gastar un euro.

Foto: Guía Barcelona.
Foto: Guía Barcelona.

1) Perderse en el Parque del Laberint d'Horta

Este jardín histórico es el más antiguo de la ciudad. El Laberinto de Horta tiene cientos de esculturas, estanques, cascadas, fuentes y un canal que recorre el recinto superior. Es el lugar ideal para escaparse un rato del ruido del tránsito y desconectar en algún rincón discreto y tranquilo.

Foto: Alberto Masnovo.
Foto: Alberto Masnovo.

2) Alucinarse con La Sagrada Familia (desde afuera)

La entrada a la catedral emblemática de Barcelona es cara si estás planeando un viaje barato. Hay formas de conseguir descuentos para las entradas si tenés un carnet de estudiante, sos menor de 30 años o si estás en un contingente de más de 10 personas. Si no, la que queda es apreciar la belleza arquitectónica de esta mole que estará lista para 2026 desde afuera.

Foto: Stock.
Foto: Stock.

3) Visitar las históricas iglesias y la Catedral

En el corazón del Barrio Gótico, la colosal Catedral es tan impresionante por fuera como por dentro. Las entradas libres a la mañana hacen que valga la pena madrugar para admirar los altísimos techos abovedados, pilares y los claustros con un patio de palmeras y naranjos. El patio está lleno de gansos blancos, ideal para el verano. No te lo pierdas si te gusta la arquitectura gótica.

Foto: José Alejandro.
Foto: José Alejandro.

4) Ver el espectáculo de la Fuente Mágica de Montjuïc

Construido para la Exposición Mundial de 1929 en Barcelona, este espectáculo de luz, sonido y agua sigue atrayendo turistas fascinados por el show. Claro que la fuente es un poco kitsch y cursi, pero ¿qué tiene de malo alucinarse con chorros de agua multicolor que se sincronizan con los hits de los 80? Consultá los días y horarios de los espectáculos acá.

Foto: Stock.
Foto: Stock.

5) Conocer el reformado Hospital de Sant Pau, ícono modernista

Vayas a donde vayas, edificio tras edificio, Barcelona fue construida para volarte la cabeza y dejarte sin aliento. El Hospital de Sant Pau no se queda atrás. Las reformas de este enorme complejo, que data de 1400, lo pusieron en valor y permitió abrir sus puertas a los curiosos para conocer un ícono modernista que no podés dejar de visitar si vas a la ciudad catalana. Eso sí, llevá la cámara y anotate a las visitas guiadas gratuitas.

6) Visitar el Museo Picasso un jueves por la tarde

Andá con paciencia porque explota, pero vale la pena. Para aprovechar los días gratuitos, tenés que planificar tu visita con, mínimo, cuatro días de antelación en la misma página del Museo Picasso. Pasá por la tienda de regalos y llevate un lindo imán o postal para tu heladera.

Foto: TripAdvisor.
Foto: TripAdvisor.

7) Disfrutar de las vistas de las terrazas del MNAC

El Museo Nacional de Arte de Cataluña tiene entradas gratuitas los sábados a partir de las 15 y todos los primeros domingos de cada mes. Si querés conocer más sobre el arte catalán, aprovechá estos días y andá al MNAC. Pero si la historia artística de Cataluña no es de tu interés, subí derecho a las terrazas y disfrutá de una vista privilegiada de todo Barcelona.

Foto: David Cortés.
Foto: David Cortés.

8) Subir al mirador de los Bunkers del Carmel

Hasta hace poco, este mirador no era muy conocido por la gente. Los Bunkers están en la cima del Turó de la Rovira, en el barrio del Carmel. Este lugar funcionó como la barricada del ejército que resistió día y noche el avance del fascismo. Aunque los cañones ya fueron destruidos después de la Guerra Civil Española, algunos restos de las baterías antiaéreas todavía quedan y forman parte del paisaje del mirador.

Foto: Deposit Photos.
Foto: Deposit Photos.

9) Caminar de Plaza Catalunya a Colón por La Rambla

No importa a la hora que vayas, seguro vas a encontrar grupos de gente (o multitudes) caminando por La Rambla. Es que en un poco más de un kilómetro se despliega toda la esencia de la ciudad. Los jóvenes que toman cerveza en cada cantero que encuentran, los puestos de flores, la Boquería que invita a pasar y a babearse con el espectáculo culinario (y comprar algún bocadillo, por qué no), todo para terminar al pie de mar. Y volver a subir.

Foto: Guía Barcelona.
Foto: Guía Barcelona.

10) El yacimiento del Born Centre Cultural

El Born guarda una memoria colectiva dolorosa pero reparadora para los catalanes. En el viejo mercado está el yacimiento arqueológico de las casas que eran parte del barrio de la Ribera de la Barcelona en el siglo XVIII. Esas casas fueron destruidas por las tropas de Felipe V durante la Guerra de Sucesión, en la que buscaron eliminar la cultura catalana. Ahora son parte de este centro cultural que nos recuerda que Barcelona es una de las ciudades europeas en las que el tiempo parece no haber pasado y la historia respira desde sus cimientos.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.