Suscriptor digital

El fixture de la Superliga: una computadora puede estar hasta un día evaluando todas las variables posibles

Guillermo Durán
Guillermo Durán
Alejandro Casar González
(0)
19 de julio de 2018  • 17:51

"Generamos 40 fixtures diferentes", dice Guillermo Durán. A los 53 años recién cumplidos, este matemático del Instituto del Cálculo (Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, de la UBA) encabezó el grupo que modeló el programa de partidos de la máxima categoría del fútbol argentino. Durán y los suyos ya habían trabajado para la Liga Nacional de Básquetbol y la liga de fútbol de Chile, además de encargarse del cronograma de las últimas eliminatorias sudamericanas para la Conmebol. A fines del año pasado, Enrique Sacco, encargado de torneos de la Superliga , llamó a Durán y su grupo. Los quería para la Superliga. El grupo de matemáticos, programadores científicos e ingenieros industriales diseñó el fixture del último semestre de la Superliga pasada. Fue la primera prueba, que superaron. Entonces, se firmó un contrato de un año con la UBA, que incluía el premio mayor: la creación del fixture de la Superliga 2018-2019, presentado hoy en Puerto Madero.

"Nosotros compilamos la información que nos dio la Superliga, y que previamente les había pedido a los clubes", relata Durán a LA NACION. Y agrega: "La Superliga funciona como intermediaria: nosotros no recibimos ningún llamado de los clubes, y está bien que así sea". A principios de junio, los matemáticos recibieron todas las condiciones que debía cumplir el fixture (cantidad de kilómetros recorridos, localías, fechas y más). Esa era la materia prima para que una computadora se encargara de "producir" el cronograma de partidos a partir de un modelo matemático que tuviera en cuenta todas las variables impuestas por la Superliga.

"El proceso fue iterativo. Una versión...otra versión...Hasta que hace algunos días le presentamos a la Superliga cinco versiones finales diferentes. Ellos eligieron la versión que se presentó", relata Durán. La única condición -cuenta Durán- que recibieron fue por parte de la televisión: hace dos semanas se consensuó con Fox y Turner que el partido entre River y Boca se jugara en la Bombonera el 23 de septiembre (sexta fecha).

"Una ejecución del modelo con todas las condiciones impuestas puede demorar hasta un día", relata Durán. Y añade: "Computacionalmente, este fixture de 26 equipos es un problema de muy difícil resolución". Además, cuenta que dos de los integrantes del grupo son chilenos. Uno de ellos estaba en Noruega mientras acá modelaban los emparejamientos entre los equipos. Y aprovechaba que sus computadoras eran más poderosas para hacer "corridas" (ejecuciones del modelo) en simultáneo con Argentina para ganar tiempo.

Lo que la computadora hace es parecido a un rénder de arquitectura: pone en práctica cientos de variables con condiciones predeterminadas. "Cada una de esas condiciones se escribe como una ecuación matemática. La pericia de los modeladores, o sea nosotros, es entregarle a la computadora algo que no le demande demasiado tiempo para simular", explica Durán con la misma didáctica con la que explica en las aulas de Ciudad Universitaria.

A veces, la Superliga lo llamaba y le pedía una "prueba del fixture" para el día siguiente. La respuesta de Durán (formado en ciencias exactas) era sencilla: "No lo puedo garantizar". Claro, dependía de la velocidad con la que la computadora entregara los resultados finales. Es decir, los emparejamientos de los partidos. "Fue un proceso estresante y divertido", reflexiona Durán.

En total, unas ocho personas trabajaron para modelar el fixture que la Superliga acaba de presentar. "Creo que quedó un modelo equitativo. Es muy difícil satisfacer a todos", añade Durán. Y resalta que tanto él como su grupo pudieron trabajar "con absoluta libertad". En este sentido, destaca tanto a Enrique Sacco como a Juan Pablo Paterniti, quienes trabajan en la Superliga. Futbolero hasta la médula, la próxima vez que vaya a la cancha a ver a su equipo de toda la vida, Durán podrá decir que él fue uno de los responsables de programarlo en esa fecha.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?