Los mapuches rechazaron una inspección que ordenó la Justicia

El Ministerio de Seguridad dijo que personal judicial y del organismo fue atacado con piedras y bombas molotov
El Ministerio de Seguridad dijo que personal judicial y del organismo fue atacado con piedras y bombas molotov Crédito: Marcelo Martínez
Laureana Fuentes
(0)
20 de julio de 2018  

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Cuando parecía que se abría un nuevo canal de diálogo entre los integrantes de la comunidad mapuche del lof Lafken Winkul Mapu y la Administración de Parques Nacionales, un nuevo enfrentamiento aleja a las partes.

Las fuerzas policiales, a través del Ministerio de Seguridad, denunciaron que fueron agredidas ayer con piedras y bombas molotov cuando la Justicia Federal, a través de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), intentaba realizar una inspección ocular en el hotel deshabitado de Villa Mascardi.

Según el ministerio, la fiscal Silvia Little encabezaba una inspección ocular para verificar la presunta ocupación en el hotel, denunciada la semana pasada por Parques Nacionales. El edificio es lindero al terreno que la comunidad reivindica como propio desde noviembre de 2017. Por esta misma denuncia, integrantes de la comunidad cortaron el martes la ruta 40 y tomaron la sede de Parques para exigir una desmentida y una apertura de diálogo.

En ese contexto, el Gobierno denunció que personal judicial, de Parques Nacionales y las fuerzas federales fueron recibidos "con piedras y bombas molotov" por miembros de la comunidad mapuche. Por ese motivo la fiscal Little suspendió inmediatamente la medida. En la retirada, precisaron que se desplegó un "dispositivo de seguridad para proteger a las autoridades" y "tiraron balas de goma" en su defensa.

Referentes mapuches, en cambio, aseguraron que fueron "reprimidos" y que la PSA "ingresó al territorio" lindero, ocupado por ellos, sin orden judicial. "Tuvieron que irse para arriba del monte, porque se metieron bastante adentro, aunque no lo reconozcan", aseguró a LA NACION una fuente de las organizaciones de derechos humanos que trabajan con la comunidad. Incluso advirtieron que había mujeres embarazadas y con niños. Fuentes de la Administración de Parques precisaron que el objetivo era "tomar posesión del edificio y empezar con la restauración". Descartaron por completo que hubiera intención alguna de ingresar al territorio. Tras lo ocurrido, se torna incierto el encuentro previsto para el próximo miércoles.

Temor en la comunidad

María Nahuel, tía de Rafael Nahuel -asesinado por una bala policial el 25 de noviembre pasado durante un operativo de desalojo-, aseguró a LA NACION que hubo dos personas lastimadas con balas de goma. "Son heridas superficiales, pero tienen las marcas en la espalda y en la boca. Estamos muy preocupados por una de las jóvenes, que está a punto de dar a luz y, al asustarse, huyó a la montaña. Esperemos que no le pase nada, si no, el Estado, la fiscal y la policía serán los responsables", advirtió.

La comunidad informó que si bien las fuerzas se retiraron del lugar se mantienen puestos de control a pocos metros. "Tenemos miedo de lo pueda pasar a la noche", afirmaron. En el Juzgado Federal se informó que no existe orden alguna para el desalojo y desmintieron que ese fuera el objetivo de la inspección.

Según fuentes oficiales, la Justicia pretendía que alguna fuerza de seguridad "se hiciera cargo de la custodia" del hotel de Villa Mascardi. En tanto, en el gobierno nacional se rechazó tal pedido, ya que consideran que "hasta no tener la zona alta asegurada estos cruces se van a repetir".

El Ministerio de Seguridad, en tanto, informó que se desplegó a la Delegación Bariloche de la Policía Federal hasta la sede de la municipalidad local para "prevenir cualquier eventualidad".

En medio de esta tensión, el Centro Cívico se veía ayer repleto de turistas que disfrutan sus vacaciones de invierno, ajenos a un conflicto que parece no tener fin en la Patagonia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.