El efecto Gustavo Alfaro: los pasos de un técnico-gerente que puso de pie a Huracán

Gustavo Alfaro armó un equipo que cotizó a los jugadores del club y generó que otros tuvieran ganas de sumarse
Gustavo Alfaro armó un equipo que cotizó a los jugadores del club y generó que otros tuvieran ganas de sumarse Fuente: LA NACION
Alberto Cantore
(0)
20 de julio de 2018  • 23:59

Desde Saransk, una de las once ciudades sedes que tuvo la Copa del Mundo de Rusia, llegó el mensaje que ofreció alivio y satisfacción. Un video, la vía para que el simpatizante de Huracán renueve las expectativas. El protagonista, el director técnico Gustavo Alfaro, destacaba el acuerdo para extender el vínculo que venció el 30 de junio, por un nuevo año. "Acaba de terminar el partido en el que Japón le ganó 2-1 a Colombia, pero no les quiero hablar de esto. Nada que ver. Quería confirmarles que vamos a seguir con este lindo desafío en Huracán. Es un motivo de orgullo para mí y para mi cuerpo técnico", señaló el entrenador, que se desempeñó como comentarista de la cadena Caracol de Colombia. La continuidad del rafaelino, que mantuvo charlas informales con Belgrano y también apareció en el radar de Peñarol, de Uruguay, es un dato relevante. Su participación en la estructura es globalizadora, es un gerente dentro de una institución que poco más de un años atrás, después de perder el clásico con San Lorenzo, no se presentó a los entrenamientos, debido a los atrasos en los pagos de los sueldos. La crisis era preocupante. Hoy, el Globo, modificó aquel clima hostil, de incertidumbre, se oxigenó en lo deportivo y encontró un respiro en su atribulado andar económico y financiero. La clasificación para disputar la Copa Libertadores 2019 y su participación en el mercado de pases expone este cambio de estatus.

"Es un cuerpo técnico confiable, atractivo para los jugadores. Eso facilita las cosas en la competencia y también durante el libro de pases. Ahora los jugadores quieren estar en Huracán", no se cansa de repetir el presidente Alejandro Nadur. La frase del dirigente tiene sustento y se revela en Ignacio Pussetto. El santafecino, de 22 años, se incorporó al Globo en 2016, procedente de Atlético de Rafaela por US$1.400.000 por el 80 por ciento del pase. Pussetto resultó una de las figuras: jugó los 27 partidos y anotó 9 goles, siendo el artillero del equipo. Su juego provocó el interés de Udinese, que pagó US$8 millones. La revalorización de los futbolistas está atada a las campañas y la tarea de Alfaro hace de socio silencioso. Pussetto había llegado como delantero a Huracán, pero Alfaro lo potenció ubicándolo como volante por afuera.

El DT también influyó para que Hugo Nervo revirtiera su imagen y la relación con los hinchas son productos del ciclo Alfaro. El defensor, un año atrás, le comunicó a los dirigentes el deseo de dejar el club, después de ser blanco de insultos de parte del público, tiempo en que el Globo hacía equilibrio para mantenerse en la categoría, meta que alcanzó en la última fecha del campeonato de 2016/17, al empatar con Belgrano en el palacio Ducó. El 4to. puesto de Huracán en la Superliga revalorizó al zaguero, que fue transferido en 1.600.000 dólares a Santos Laguna (México). Alfaro también fue clave para convencer a Marcos Díaz que siga en el plantel, cuando (como Nervo) solo pensaba en marcharse. Y el arquero terminó siendo una de las columnas vertebrales por experiencia y atajadas decisivas.

El objetivo de terminar entre los cinco primeros de la Superliga se cumplió y ahora es el tiempo de trazar nuevas metas. Los futbolistas dejaron de mirar a Huracán como un club de conflictos, el Globo pasó a ser una plaza de interés. Juanfi Garro fue una de las figuras del subcampeón Godoy Cruz; el socio perfecto para el uruguayo Santiago Morro García, el goleador de la Superliga. El desempeño del tunuyanino, de 25 años, fue una vidriera para un posible pase al exterior, pero el atacante fue seducido por Huracán, que pagó 1.800.000 dólares por el 80% del pase y le firmó un contrato por cuatro años con una cláusula de rescisión de ¡US$15 millones! Al igual que Garro, Lucas Gamba, estandarte junto con Franco Soldano de Unión, que se clasificó para la Copa Sudamericana 2019, prefirió el Globo a las restantes ofertas. Con el pase en su poder, el mendocino, de 31 años, también acordó un vínculo por cuatro años. Con ellos, el plantel se refuerza para lastimar a los rivales y para abastecer a Andrés Chávez, que abiertamente manifestó que fue Alfaro quien lo motivó de firmar en Huracán, que le compró la mitad del pase a Boca. También Israel Damonte eligió incorporarse hace un año, después de quedar libre de Estudiantes; saltense como Chávez, no dudó en enfilar hacia Parque de los Patricios, después que el entonces entrenador del Pincha, Lucas Bernardi, le anunciara que no lo tendría en cuenta.

El paraguayo Saúl Salcedo llegó hace un año a préstamo a Huracán. De 20 años, la experiencia resultó satisfactoria y Alfaro pidió que se hiciera uso de la opción de compra, por US$2.400.000, por el 80 por ciento del pase. También guaraní, de apenas 21 años y con reciente pasado en Gimnasia y Esgrima La Plata, Omar Alderete, es otra cara nueva con proyección que suma el plantel; Cerro Porteño vendió el 80% del pase en US$1.600.000. El volante Iván Rossi, por el que River desembolsó casi 3 millones de dólares a Banfield, pero a quien el DT Gallardo no tiene ahora en sus planes, fue otro que optó por Huracán y jugará un año a préstamo.

Con Alfaro, ese técnico-gerente, Huracán empieza a alejarse de las frustraciones del pasado. En lo deportivo, siendo protagonista, clasificándose a los torneos internacionales y mirando con menos preocupación la tabla de los promedios, pero también en lo económico y estructural: el club tiene patrimonio, abandonó la política de incorporar a préstamo y ejecutó ventas que alivian la tesorería y permiten proyectar: en los últimos cuatro años embolsó 28.700.000 dólares del mercado de pases.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.