Pro recibió $155 millones de grandes firmas y empresarios en 2017

Son las donaciones que obtuvo el partido de Mauricio Macri durante 2017, por fuera de la campaña electoral; el campo, el gran aportante Fuente: Archivo
21 de julio de 2018  

Los números de la última campaña de Cambiemos quedaron bajo la lupa por los falsos aportantes, pero la mayor cantidad de fondos que manejó el oficialismo durante 2017 no pasaron por el balance electoral. El Pro -como partido político- recibió aportes por $155 millones, más del doble de lo recaudado para las campaña en la provincia de Buenos Aires .

¿Quiénes apoyaron en 2017 al partido fundado por Mauricio Macri ? El campo y la agroindustria se posicionaron como los grandes aportantes del oficialismo: el sector desembolsó un tercio del dinero recaudado por Pro, según un análisis realizado por LA NACION Data sobre la base de la contabilidad oficial que el partido entregó a la Justicia.

La lista de aportantes del Pro combina a 100 grandes empresarios y compañías que aportaron entre $500.000 y $3 millones (el tope que fijó el partido) y que suman la mayor cantidad de aportes: $130 millones. Además aparecen otros 1400 donantes, más pequeños, que suman $20 millones, integrados por funcionarios, empleados públicos, personas en relación de dependencia, monotributistas y hasta algunos jubilados.

En muchos casos, figuran dos o más ejecutivos de una misma empresa, aunque en los papeles aparecen como donaciones a título personal.

Las actividades vinculadas al campo (frigoríficos, emprendimientos agropecuarios y aceiteras) aportaron más de $51 millones. Aceitera General Deheza, Molino Cañuelas, Oleaginosa Moreno, la planta agroindustrial Renova y Vicentín donaron el máximo de $3 millones. También se suman una docena de frigoríficos (con donaciones de entre $250.000 y $1 millón). No es casual: los recaudadores del Pro se enfocaron en la cámara que agrupa a esa actividad y sumaron casi $16 millones, según fuentes oficiales.

Otros rubros

La actividad del retail (supermercados y electrodomésticos), la construcción y las finanzas aportaron unos $10 millones cada uno.

Las empresas que aportaron el máximo de $3 millones, además de las compañías del sector agroindustrial, fueron Aluar (familia Madanes), Banco Galicia, San Martín de Tours SA (una empresa de Eduardo Costantini), Cencosud, Sicma SA, Ángel Estrada y Cía., Logística Neuquén y Minerar SA.

Entre los donantes también aparecen ejecutivos vinculados a Farmacity, la red de farmacias que fundó el vicejefe de Gabinete Mario Quintana . El presidente de la empresa, Alejandro Gorodisch, y otro ejecutivo aportaron a título personal, en total, $1 millón al Pro.

Según reconstruyó LA NACION, hubo otros altos ejecutivos que donaron varios millones al partido Pro. Pero, según fuentes oficiales, esas transferencias se ejecutaron en los primeros meses de 2018 y no ingresaron en la contabilidad del ejercicio cerrado ante la Justicia.

Las donaciones de compañías están permitidas para el desarrollo institucional de los partidos, pero están prohibidas en campañas electorales, aunque la línea suele ser difusa. La Justicia determinó el año pasado que los aportes registrados por el Pro durante 2015 habían sido utilizados para la campaña presidencial de Mauricio Macri, uno de los motivos de la jueza María Servini para no aprobar las cuentas electorales de Cambiemos.

Respecto de los números de 2017, desde el Pro señalaron que "las donaciones están hoy en una cuenta bancaria", aunque reconocieron que hubo fondos del partido que se destinaron a encuestas, focus groups y pago de asesores que se "socializaron" con las distintas campañas locales que se desplegaron el año pasado.

Proveedores del Estado

Los proveedores del Estado ingresan en una zona gris. Dentro de la Justicia hay opiniones dispares sobre las donaciones de estas empresas, pero desde Pro aclararon que intentaron evitar recibir dinero de esas empresas. Incluso, desde el partido relataron que devolvieron un aporte de una empresa proveedora del Estado.

Un caso es el de la firma International Health Services, que aportó $1.5 millones al partido de Macri en 2017. El Gobierno le adjudicó ese año seis contratos desde distintos ministerios y participó de otros siete concursos, de acuerdo a los registros oficiales.

Hay más aportantes con contratos públicos. La empresa La Luna Parques y Jardines, que aportó casi medio millón de pesos, tiene disponible una adjudicación para mantener espacios verdes.

Por fuera del esquema público también aparecen otros aportantes como la familia Maccarone, dueña de la constructora Coinsa, también apoyó a Macri: Teresa Zampino desembolsó $1 millón, según los registros partidarios. Coinsa es una firma que comparte edificio con Axis, el fondo de inversión que fundó el ministro Luis Caputo.

Los famosos "unicornios", los emprendedores de compañías web y startups, también figuran entre los empresarios que apoyan al Presidente. Alejandro Oxenford, CEO de OLX, aportó $1.2 millones, y Marcos Galperín, fundador de Mercado Libre, otro $1 millón. También aparecen personas vinculadas a Despegar.com y Globant SA.

Con la colaboración de Bianca Pallaro y Romina Colman (LN DATA)