Una familia pide testigos que ayuden a esclarecer la muerte de un joven

Jesús Dos Santos fue atropellado en 2017 en el kilómetro 59 de la Panamericana y sospechan de policías
Belisario Sangiorgio
(0)
21 de julio de 2018  

La familia de Jesús Dos Santos reclama justicia desde el 24 de febrero de 2017. Ese día murió atropellado el joven de 20 años en la localidad bonaerense de Loma Verde, en Escobar. Los peritajes de la Gendarmería Nacional confirman que la víctima fue embestida por un automóvil cuando regresaba a su hogar luego de una entrevista laboral. Y los familiares de Dos Santos señalan como responsables a policías que no se detuvieron a ayudar al joven

En diálogo con LA NACION, la familia de Jesús indicó que el fiscal Gonzalo Ferreiros investiga como principales sospechosos a tres agentes bonaerenses, porque un dispositivo de geolocalización señaló que -a la misma hora y en el mismo lugar del accidente un vehículo policial redujo bruscamente su velocidad y de inmediato desapareció de la escena.

"Pasé dos meses recolectando pruebas. De tanto buscar, finalmente encontré datos. Y los presenté ante la Justicia. Entonces, la Gendarmería Nacional comenzó a investigar. Gracias a una testigo que declaró, sabemos que luego del choque el Volkswagen Gol llegó a su destino con el parabrisas roto y el frente abollado", dijo Gastón Dos Santos, uno de los hermanos del técnico electromecánico que perdió la vida en el kilómetro 59 de la autopista Panamericana.

Y agregó: "Los registros policiales, que indican los horarios de entrada y salida de los agentes en su puesto de trabajo, habrían sido alterados intencionalmente. Entre los policías investigados hay una mujer".

La familia Dos Santos vivió siempre en ese lugar, sobre ese camino de tierra y en la misma casa de la calle 119, donde dos estatuillas de la Virgen de Luján y de San Jorge custodian interminables minutos de silencio estremecedor que solo son interrumpidos por los ladridos de un perro blanco y viejo.

Verónica no puede hablar acerca de su hijo sin llorar. Toca un rosario que lleva en el cuello, y comenta: "¿Por qué esos policías jamás declararon ante el fiscal? Después del choque, la Justicia le hizo estudios toxicológicos a mi hijo, que era un pibe hermoso y venía de una entrevista de trabajo. Pero a los sospechosos no les hicieron ni un análisis de sangre. El jueves 23 de febrero al mediodía, yo estaba acá, cocinando para mi hijo... pero él ya estaba muerto sobre la Panamericana. Nos arruinaron la vida. La abuela de Jesús murió porque no pudo soportar tanto dolor".

Los familiares de la víctima aún esperan que los posibles testigos se presenten ante la Justicia.

"Aún no aparece ningún testigo que haya presenciado el momento del impacto. Nadie quiere hablar. Tienen miedo. La Justicia demoró mucho tiempo en pedir las cámaras de seguridad. Se aprovecharon de nosotros", dijo Verónica.

"Jesús no era un maleante, sino que era muy estudioso. Hubo momentos en los que nuestra situación económica no fue buena y él iba a la escuela con las zapatillas rotas. Se despertaba a las seis de la mañana y volvía de noche. Jamás lo escuché quejarse. Solamente me besaba, y decía que me amaba. Yo dormía la siesta apoyada en su brazo", recordó la madre.

Jesús Dos Santos era un fanático de los camiones. Su padre, Aníbal, trabaja como herrero, y se encargó de educar a sus hijos entre herramientas y metales retorcidos. En el fondo de la casa, bajo techo y cubierta con un plástico negro, aún está la moto que manejaba el joven cuando fue embestido, porque la familia decidió asumir la custodia de esa evidencia. Mientras observan los fierros desgastados de un vehículo que nadie volvió a tocar, los familiares de Jesús miran en un celular uno de los pocos videos del joven que conservan como recuerdo y esperan por justicia.

Un accidente sin cámaras

  • Jesús Dos Santos vivía en la localidad bonaerense de Loma Verde, en Escobar, y falleció a los 20 años al ser atropellado en el kilómetros 59 de la Panamericana. El joven regresaba de una entrevista laboral.
  • La causa judicial avanzó lentamente por la ausencia de testigos y la familia sospecha que un vehículo policial estuvo involucrado en la muerte de Dos Santos. Aseguran que no se revisaron las cámaras de seguridad ubicadas en la autopista.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?