Mitos y verdades sobre las pastillas anticonceptivas

Dos ginecólogos esclarecen las dudas más frecuentes acerca de estos métodos para prevenir embarazos Fuente: Télam
26 de julio de 2018  • 00:19

"Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir". El lema feminista -estampado en banderas, remeras y carteles y multiplicado en redes sociales- es uno de los más repetidos en el escenario público desde que se instauró el debate sobre la despenalización del aborto .

Pero todavía hay un largo camino por recorrer en materia de educación sexual: circulan decenas de mitos alrededor de las pastillas anticonceptivas y de la pastilla "del día después" que generan incertidumbre en las mujeres al momento de prevenir embarazos no deseados.

La pastilla "del día después"

Efectividad: baja

Según una ginecóloga del departamento de Planificación Reproductiva de Halitus Instituto Médico, María Elisa Moltoni, para aumentar la efectividad, es conveniente tomarla lo antes posible y "no esperar al día después". Y enfatiza: "No logra evitar todos los embarazos. Si la mujer ya ovuló y tiene relaciones sin protección, a veces no hace efecto".

Es abortiva y puede dañar al feto: falso

Moltoni sostiene que este método "intenta frenar la ovulación y transformar el moco de la entrada del útero en un moco impenetrable para los espermatozoides" y aclara que, si ya se produjo el embarazo, "no aumenta la tasa de aborto ni produce ningún tipo de malformación en el feto".

Se puede tomar solo una vez al año: falso (con observación)

La ginecóloga advierte: "Si bien frena la ovulación, el óvulo 'que no salió' puede hacerlo más tarde ese mes. Por lo tanto, si la mujer tiene otra relación sin protección, aunque sea al día siguiente, tiene que volver a tomarla". De todos modos, ambos expertos recomiendan no tomarla con frecuencia, si bien no hay un máximo de veces para hacerlo.

Las pastillas anticonceptivas

Efectividad: 99,9%

Consultado por LA NACION, el médico ginecólogo y coordinador del área de Cirugía Ginecológica en el Sanatorio Otamendi Miroli, Fernando Gorosito indica que este método alcanza su máximo grado de efectividad al mes de la toma de los anticonceptivos. Agrega: "Si se empieza el primer día de menstruación, la eficacia [durante ese primer mes] es del 90% aproximadamente".

De todos modos, hay ciertas cosas que la mujer que utiliza este método debe tener en cuenta:

Ambos coinciden en que, si bien la efectividad de las pastillas anticonceptivas es alta, se debe complementar este método con el uso del preservativo para evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual Fuente: Archivo
Reducen la fertilidad: falso

Según destaca el ginecólogo del Sanatorio Otamendi, "de ninguna manera" afectan la fertilidad de la mujer. El médico dice que "no es necesario" dejar de tomarlas por determinados períodos para que descanse el cuerpo y que "no pasa nada" con los óvulos que "no salen", aunque aclara: "Eso no quiere decir que tengan un efecto protector del envejecimiento de los óvulos, o sea que si una mujer toma anticoncetivos desde los 20 hasta los 40, sus óvulos van a ser los de una paciente de 40 cuando comience su búsqueda".

El ginecólogo cuenta que, en el mercado, existe una serie de pastillas que "generan amenorrea" y añade que eso quiere decir que la mujer "no menstruaría durante el tiempo que dure la toma de anticonceptivos sin que eso genere ningún tipo de inconveniente".

Efectos secundarios: enfermedades, aumento de peso y problemas en la piel

El médico Gorosito indica a LA NACION que están contraindicadas en aquellos pacientes que tengan antecedentes de enfermedades trombo embólicas, en quienes padezcan enfermedades cardiovasculares o colesterol elevado y en las mujeres que sean fumadoras mayores a 40 años.

A continuación, señala que, además de spotting, los efectos adversos más frecuentes son los dolores de cabeza y la disminución de la libido porque algunas quitan el deseo sexual. En algunos pacientes pueden, también, afectar los estados de ánimo o favorecer la producción de celulitis o varices.

Son cancerígenas: depende el caso

Moltoni cita un estudio publicado en 2017 del Royal College of General Practitioners del Reino Unido que abarcó a más de 40000 mujeres usuarias en su juventud que ahora son mayores y explica: "Los anticonceptivos hormonales demostraron disminuir el riesgo de cáncer de ovario y de endometrio, con un efecto beneficioso que dura varios años postsuspensión del anticonceptivo. También, disminuyen los tumores malignos de colon y recto".

En el caso del cáncer de mama -similar a lo que sucede con el cáncer de cuello de útero-, la médica dice que "se observó que casi no aumenta durante el uso de pastillas o en gente que las usó hace poco". Y agrega: "Este mínimo efecto parece diluirse en el tiempo, sin observarse influencia sobre este tumor si el uso de pastillas fue hace más de 5 años". Sin embargo, no aconseja que aquellas mujeres que hayan tenido cáncer de mama en el pasado, utilicen estas hormonas como método.

Sobre este punto, destaca que no se ha observado una influencia en otros tumores como el cáncer de piel o pulmón. Y resalta: "Las dosis hormonales que contienen hoy, son mucho menores de las que se usaron en el pasado. La eficacia se mantiene a pesar de la menor dosis, sin embargo, los efectos adversos han bajado".

Producen trombosis o incrementan la posibilidad de sufrir un accidente cerebrovascular (ACV): verdadero

El uso de las pastillas anticonceptivas aumenta el riesgo de problemas relacionados a trombosis y ACV dado que, en especial las que contienen estrógenos, modifican algunas proteínas que intervienen en la coagulación de la sangre. Así lo explica Moltoni, quien agrega que esto se potencia en fumadoras, obesas, en aquellas que tienen trombofilias y en personas de edad avanzada.

De todos modos, destaca que "si bien el riesgo de trombosis aumenta, el aumento en cuanto a una posibilidad real de que ocurra es bajo". Para justificar esta conclusión, sostiene: "La posibilidad de que ocurra una trombosis en mujeres en edad reproductiva es de 5 casos cada 10.000, mientras que con el uso de anticonceptivos es de 8 a 9 cada 10.000 usuarias".

Y agrega: "En el embarazo, el riesgo de trombosis es de 29 cada 10.000 mujeres y mayor aún en el período postparto, riesgos mucho mayores a los observados con las pastillas".

Engordan: depende el caso

Tal como informa Gorosito, "pueden generar retenciones de líquidos y aumento momentáneo del peso corporal". De todos modos, Moltoni destaca que "no se observa un incremento de peso significativo" y que este efecto se producía más en el pasado cuando las dosis hormonales eran mayores.

Profesionales consultados