A 30 años de Ilarié, la canción que transformó a Xuxa en una estrella internacional

La historia de la canción que la convirtió en la reina de los bajitos
La historia de la canción que la convirtió en la reina de los bajitos
Tomás Balmaceda
(0)
20 de agosto de 2018  • 00:09

Es una de las canciones infantiles más populares de todo el globo y la sola mención de su título hace que millones de personas comiencen a tararear su melodía. Pero también fue el vehículo perfecto para que una sensual rubia revolucionara la televisión y se convirtiera en un ícono para varias generaciones. A 30 años de su lanzamiento, es hora de revisitar por qué Ilarié de Xuxa se volvió un himno sin fronteras y qué rol jugaron los planes económicos de Alfonsín y Menem en su despliegue internacional.

Maria da Graça Meneghel nació en Santa Rosa, en el estado de Río Grande do Sul, en 1963 y cuando cumplió 7 años se mudó a Río de Janeiro, en donde ya desde chica deslumbraba con su energía y belleza. Así que a nadie le sorprendió que debutara como modelo en la tapa de una revista en 1980, con sólo 16 años, dando inicio a una carrera en el modelaje y llamando la atención nada menos que de Pelé , con quien se puso de novia dos años más tarde.

En 1984 firmó un inédito contrato para una brasileña con la agencia Ford y comenzó a ser protagonista de sesiones de fotos para grandes marcas en Nueva York pero su destino cambiaría cuando el director del canal Rede Manchete le ofreció ser la conductora de un ciclo infantil, Clube da Criança. Durante un año mantuvo los viajes a los Estados Unidos y las grabaciones, pero terminó apostando por la televisión.

El esfuerzo rindió sus frutos, porque pronto fue contratada por la gigantesca cadena Rede Globo, quien le armó el Xou da Xuxa, un ciclo absolutamente revolucionario para la época, con una estética pop y chillona, vestuario de vanguardia de algunos de los diseñadores más irreverentes de Brasil y una línea de merchandising inédita.

Además de muñecas, sandalias y juguetes, la base del éxito de Xuxa eran sus discos, producidos por jóvenes músicos ansiosos por las grandes regalías que prometían los hits infantiles. Según los productores Michael Sullivan y Paulo Massadas, ellos llegaron a recibir 300 composiciones de todo el país para ser seleccionadas por la diva para alguna de sus placas.

En julio de 1988 lanzó Xou da Xuxa 3, considerado uno de los álbumes infantiles más exitosos de todo el mundo y el segundo más vendido en la historia de Brasil, con casi cuatro millones de copias. El suceso fue tal que, gracias a una medida judicial, Maria da Graça Meneghel logró sumarle "Xuxa" a su documento de identidad.

Si bien se trató de un fenómeno que no puede reducirse fácilmente a un sólo factor, el boom creado por Xou de Xuxa 3 podría explicarse por Ilarié. Se trata de una composición alegre y pegadiza firmada por el cantautor Cid Guerreiro, quien la escribió por pedido de la mano derecha de Xuxa, su representante e íntima amiga Marlene Mattos. Según Guerreiro, la palabra "Ilarié" fue un invento inspirado en el adjetivo portugués "hilária", "hilarante" en español, que era lo que él veía en la conductora.

Una de las primeras presentaciones en vivo de Ilarié, en 1988 - Fuente: YouTube

4:36
Video

Así, a finales de la década del 80 era imposible estar en tierras brasileñas y no escuchar Ilarié al menos una vez por día. Mientras esto sucedía, la Argentina se acomodaba al regreso de la democracia y muchos tenían sus primeras vacaciones en el exterior. Como la bonanza era frágil, las playas del sur del vecino país se volvieron un destino popular. Y ahí muchos conocieron a esa rubia exótica de canciones pegadizas.

En 1989, en una movida arriesgada de Mattos, Xuxa grabó sus canciones populares en español, en un compilado que se distribuyó discretamente en la Argentina, Uruguay, Perú y Paraguay. Pronto "Dulce Miel", "Juguemos a los indios" y "La danza de Xuxa" comenzaron a escucharse en sitios como calesitas y cumpleaños infantiles mientras la hiperinflación avanzaba.

Fue así que en 1990 llegó a los videoclubes un VHS con fragmentos del show original y canciones en español, que hizo crecer el mito de Xuxa, que tenía nombre de diosa del Amazonas y aspecto de modelo internacional. En un país donde los ciclos infantiles estaban desexualizados, la bomba brasileña era un revolución.

De hecho, la ex Miss Argentina Patricia Lage se inspiró en ella para su El clan de Patsy -ella asegura que compró el formato, otros en el mundo de la televisión ponen la versión en duda- pero la paz momentánea que trajo la convertibilidad animó a Gustavo Yankelevich a traer el producto original.

El 6 de mayo de 1990 a las 17 debutó El show de Xuxa, con una escenografía traída en cinco camiones del vecino país y con Ilarié, en la versión en español como bandera:

Xuxa canta Ilarié en español - Fuente: YouTube

5:09
Video

De la mano del plan de convertibilidad su amigo y fanático confeso, Carlos Menem , Xuxa encontró en el país el espacio ideal para lanzarse a todo el continente. Según publicaciones de la época, cobraba 1 millón de dólares por temporada en Telefe.

Como la rubia seguía al aire en Brasil, y con el tiempo sumaría una versión para España, grababa entre el viernes y el sábado cinco programas en tiempo récord y frente a más de 100 niños, que eran sorteados en una lista de miles, deseosos de tener la oportunidad de estar cerca de su ídola.

Junto a ella estaba una suerte de ejército femenino llamado Paquitas, que tenía como representantes argentinas a Nancy Rivero y Julieta Cardinali. Al año siguiente se hizo el concurso "Súper Paquita" para elegir una nueva integrante. La ganadora fue una tímida uruguaya de 15 años llamada Natalia Oreiro . Ella misma recordó en una entrevista con LA NACION cómo fue ese momento:

¿Cómo era esa chica de 15 años que se anotó en Uruguay en un concurso para ser paquita de Xuxa?

2:44
Video

El rating pronto explotó y Canal 9 captó a Flavia Palmiero , quien se había quedado sin pantalla en Telefe, y llevó su ciclo infantil La ola está de fiesta renombrándolo como Flavia está de fiesta pero no logró la repercusión esperada. Lo de la brasileña era un verdadero vendaval que arrasaba con todo. A seis meses de haber debutado en TV, llenó un estadio de Vélez en noviembre, inaugurando una tradición de recitales infantiles que perfeccionaría tiempo después Cris Morena.

De hecho, el nivel de éxito que logró fue tan grande e inédito que comenzaron a tejerse hipótesis descabelladas a su alrededor, como que la rubia había hecho un pacto con Satanás para lograr la fama. Aquellos que vivieron en los 90 recordarán el frenesí por pasar sus temas al revés y escuchar la supuesta frase "el diablo es un magnífico". La leyenda urbana creció tanto que ella misma tuvo que salir a despejar las dudas y negar todo.

En 1993 después llegaría la oportunidad de desembarcar en los Estados Unidos, esta vez con menos sensualidad y un vestuario que le cubría de cuello a tobillo, y una versión de Ilarié en inglés:

La versión de Ilarié en inglés que grabó Xuxa - Fuente: YouTube

2:32
Video

Y aunque hayan pasado 30 años, el encanto de Ilarié no cesó. Y no se trata sólo de aquellos que lo escucharon de chicos y hoy lo bailan en casamientos, sino también en las nuevas generaciones. Y cada vez hay más versiones, como la que hizo el trío chino ING:

El trío chino ING grabó su versión de Ilarié - Fuente: YouTube

3:22
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.