No tienen paz

Graciela Guadalupe
Graciela Guadalupe LA NACION
(0)
22 de julio de 2018  

"Te lo contesto más adelante".

(De Mauricio Macri, cuando le preguntaron si le gustaba ser presidente)

Una senadora kirchnerista y un activista social filokirchnerista presentaron una denuncia contra Cambiemos por aportantes truchos y por afiliaciones de prepo en la última campaña bonaerense.

El hijo de una expresidenta propuso transparentar los gastos de las campañas electorales y que el Estado provea más dinero en el caso de que haya ballottage presidencial.

La gobernadora bonaerense echó a la contadora del distrito, recién asumida, por haber manejado económicamente la campaña del supuesto truchaje con la bandera de la transparencia.

El Gobierno acusó al kirchnerismo de frenar leyes para transparentar la política y presentó anteayer, sin más demora, su demorado proyecto para transparentarla.

"Nosotros no vamos a apañar a nadie", dijo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, sobre la denuncia kirchnerista.

El objetivo "es democratizar el sistema, con una participación activa del Estado", afirma el proyecto de Kirchner junior, cuya madre, según investiga la Justicia, habría financiado parte de su campaña presidencial con dinero del narcotráfico.

María Teresa García, autora de la denuncia contra Cambiemos junto con Gustavo Vera, y escriba hace un tiempito de una carta abierta a Mauricio Macri en la que lo trataba de patrón de estancia y de crear cargos absurdos como el de secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional (ah, no, ese lo inventó Cristina para Ricardo Forster), parece haber exonerado a Héctor Capaccioli, enviado a juicio oral por peculado y también procesado por los aportes de campaña como cajero del kirchnerismo.

Todo junto, como en botica. Todos mezclados, como en "Cambalache": los noveles cambiantes, sin memoria, y los cambiantes del copyright, sin paz.

"Estaré acá para acompañar el cambio todo el tiempo que ustedes decidan" fue la respuesta de Macri a la pregunta de un seguidor en Instagram. "¿Te gusta ser presidente?", le preguntó otro. "Te lo contesto más adelante". No dijo sí, pero tampoco "me quiero ir", como Lorenzino cuando la periodista griega le preguntó por la inflación.

¿Alguna sorpresa? Poca cosa para el argentino curtido. Porque, como bien decía César Fernández Moreno, en nuestro país "los timbres de alarma solo suenan cuando se descomponen; entonces, de todos modos, nadie se alarma".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?