Una travesía a pie por el Camino del Inca jujeño

Crédito: Gentileza Walter Reinaga
Es uno de los circuitos más atractivos para recorrer en la zona
Soledad Vallejos
(0)
22 de julio de 2018  

Es uno de los circuitos más atractivos que se pueden recorrer desde el pueblo de Santa Ana, comunidad rural jujeña del departamento de Valle Grande, ubicada a 3333 metros de altura. Ya sea a pie o a caballo, el punto de partida es la Quebrada Grande, en dirección sur por la ruta provincial 73. Allí comienza un recorrido por el Camino del Inca, en uno de los tramos mejor conservados, hasta llegar al Valle Colorado. El Qhapaq Ñan, o camino principal andino, es un sistema vial que constituye la obra tecnológica más importante de la América prehispánica.

En su apogeo, recorrió unos 23.000 kilómetros, aunque hoy solo quedan algunos vestigios, de los cuales, 690 kilómetros forman parte de la presentación realizada por seis países latinoamericanos, incluida la Argentina, y por la que fue reconocido como patrimonio mundial por la Unesco, en 2014.

En el país, el camino atraviesa unas siete provincias: Jujuy, Salta, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza y Tucumán. En unos 118 kilómetros de extensión mantiene su estructura original de empedrados, con sus pisos enlajados, sus muros, sus pendientes y sistemas de desagües.

También se registraron 32 sitios arqueológicos y 18 comunidades asociadas. Entre ellas, Santa Ana y el camino que lleva hasta Las Escaleras, un recorrido de unos 2,5 kilómetros que se convierte en una posibilidad para generar iniciativas de desarrollo local, que contribuyan a la conservación del bien patrimonial y a la mejora de las comunidades involucradas.

Crédito: Gentileza Walter Reinaga

"Aunque hace cuatro años se inscribió el bien en la Unesco, estamos viviendo ahora un período posnominación, en que el objetivo es diseñar un plan de gestión de conservación y de uso público junto con la comunidad -explica la antropóloga Mónica Montenegro, de la Dirección de Patrimonio provincial-. Son procesos muy lentos, y todos aquí participan. La idea es que dentro del programa de uso público se involucren aspectos educativos, culturales y turísticos".

Este tramo es actualmente transitado por los pobladores de ambas localidades, entre Santa Ana y Valle Colorado, y está rodeado de un paisaje que fusiona la selva, la aridez, la vegetación de altura y la humedad: una transición rápida entre la quebrada y las yungas. Solo se puede acceder a pie, a través de caminos que recorren las laderas cercanas.

"En Caspalá también hay un tramo del sistema vial andino, pero no entró en la nominación, lo cual, visto desde un punto de vista arqueológico, es un disparate", sentencia Montenegro.

En cuanto a la declaración del bien, desde el Ministerio de Cultura y Turismo resaltan que la noticia generó en su momento una gran expectativa, porque el tramo que se encuentra en la provincia une dos sitios también reconocidos por la Unesco: la Biósfera de las Yungas y la Quebrada de Humahuaca.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?