Suscriptor digital

Mejoraron el sistema de suplementos salariales

Se redujo el peso de las bonificaciones no remunerativas y los retirados superan el 70% del haber de los agentes en actividad
Daniel Gallo
(0)
22 de julio de 2018  

Durante años las fuerzas federales de seguridad arrastraron un conflicto interno que preocupó a todos los uniformados: los suplementos no remunerativos. Se trata de un pago adicional que, por diferentes tareas, tonifica cada mes el salario de bolsillo de los oficiales y suboficiales. Los funcionarios de todos los gobiernos que sucedieron a Carlos Menem, momento en que se generalizó esa bonificación, consideraron que ese "pago en negro" era un error del Estado y decenas de miles de gendarmes y prefectos iniciaron juicios contra su empleador. Es que los suplementos no remunerativos influyen en el momento de cobrar el haber de retiro. Hasta 2015 los retirados solo recibían el 36 % del haber correspondiente a la jerarquía alcanzada en actividad. En el Ministerio de Seguridad confían en revertir esa situación. Hoy la relación del pago recibido por retirados alcanza en promedio al 71%.

"Ocuparnos de los problemas salariales es una forma de reconocer el trabajo de las fuerzas", comentó un funcionario del equipo encabezado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

La iniciativa oficial apunta a que los suplementos no remunerativos pierdan peso en el salario real del uniformado, pero al mismo tiempo se busca que la eliminación de esas bonificaciones no implique restar capacidad adquisitiva a los integrantes de las fuerzas.

La importancia que tenían los suplementos no remunerativos dentro de las fuerzas federales quedó expuesta en 2012. En septiembre de ese año se buscó anular una serie de bonificaciones adicionales, pero el impacto de ese plus en los salarios resultaba tan fuerte que llevó por primera vez a protestar en las calles a integrantes de la Prefectura y de la Gendarmería. Se dio entonces marcha atrás con las modificaciones en suplementos no remunerativos por responsabilidad de cargo, cumplimiento de tareas específicas de seguridad y mayor exigencia de servicio. Las quejas volvieron a quedar dentro de las guarniciones, sin que el tema estuviese resuelto.

"Hoy todos los suplementos que quedan son remunerativos", señalaron funcionarios del Ministerio de Seguridad.

Más allá de la ingeniería financiera que demanda la salida del esquema de suplementos no remunerativos -diseñado en los años 90 para dar aumentos que permitiesen al Estado evitar costos en aguinaldos y jubilaciones-, en el Ministerio de Seguridad se alcanzó este año un incremento salarial del 21,3%, en promedio, para los integrantes en actividad de la Gendarmería y de la Prefectura.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?